<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 04.10.2022
vox
 

Tenemos que hacernos una pregunta. ¿Cómo hemos llegado a esta situación política, con el protagonismo creciente de un partido de extrema derecha, como Vox? Hay muchas razones. Han sido ya estudiadas algunas como el desencanto político en muchos ciudadanos por las sucesivas crisis del 2008 y de la pandemia; el Procés, que propició la reacción de un nacionalismo español extremista y excluyente. Quiero detenerme en el papel de la escuela, de los medios y de la política, que han contribuido a ese protagonismo de Vox. 

En cuanto a la escuela acaba de llegarme un artículo publicado en diario Sur de Málaga de 4 de diciembre de 2018, del profesor de instituto de la disciplina de Historia, Juan Naranjo, titulado Los Cachorros de la Reconquista.  Si era preocupante en ese año, en 2022 lo es más todavía. Es un artículo bastante extenso y de profundo calado.  Muestra su desolación por los resultados en las elecciones autonómicas de Andalucía del 2 de diciembre de 2018, en las cuales Vox alcanzó casi 400.000 votos. A mí personalmente como profesor y además de Historia me ha servido de profunda reflexión. Expongo algunos fragmentos, los más significativos:

Yo soy profesor de instituto. No llevo muchos años, pero ya hay estudiantes a los que les di clase en la ESO que ahora están terminando la carrera. Antes de poder volver a Málaga he viajado por toda Andalucía dando clase de Historia en institutos muy distintos entre sí. Soy un gran aficionado a Twitter y a YouTube; Instagram no me gusta, pero hace unos años un grupo de alumnos me animó a que me inscribiera en esa red social… Con miedo a lo que pudiera encontrarme, entré a la cuenta de Instagram de Vox e hice clic en la pestaña donde puedes ver qué amigos comunes compartes con esa página. Nueve. Nueve de mis chicos seguían esa página y, a juzgar por las biografías de sus propios perfiles y la simbología que envolvía sus cuentas, ninguno lo hacía precisamente con una finalidad antropológica. Nueve chicos perfectamente normales, de familias de clase trabajadora. Para siete de ellos esta era la primera vez en la que podían votar y, si se animaron a hacerlo, me temo que su voto fue para un partido que quiere destruir la democracia en la que ellos se han criado. Tratando de desahogarme hice un hilo en twitter. En él contaba mi sorpresa sobre cómo no me entra en la cabeza que unos chicos tan jóvenes apoyen un partido que añora el franquismo. Y es que no todos los votantes de Vox son esas momias vivientes que vemos cada año en las misas del 20 de noviembre en memoria de Franco. Estos chicos no pueden añorar a un dictador que no conocieron, pero se han visto seducidos por una retórica que les ha convencido de que su estreno en las urnas sirva para dar alas al fascismo. Como profesor de Historia me siento parte responsable de esto: en los nueve meses que pasaron conmigo no fui capaz de transmitirles la importancia de los valores democráticos y los Derechos Humanos. Y está claro que tampoco les expliqué bien los horrores de los fascismos europeos: por supuesto que no se los expliqué bien… si se lo hubiera explicado bien no habrían votado a un partido fascista.

 Acierta de pleno el profesor de Málaga. Hoy estamos observando que bastantes jóvenes -no sé cuántos, pero no son pocos- son partidarios de Vox. Todos ellos han cursado la asignatura de Historia de España en 2º de Bachillerato y la Historia en 4º de la ESO, y cabe pensar que sus profesores les habrán explicado la dictadura de Franco, con sus correspondientes secuelas de represión, muerte, exilio, eliminación de las libertades y de los derechos humanos. La conclusión es que algo está fallando en nuestro sistema educativo, que justifica la queja del profesor de Málaga.

Quizá sea, porque hoy son las redes sociales el punto de referencia de la juventud y no las clases presenciales de un profesor de instituto. Las primeras son mucho más atractivas que las segundas. Vox utiliza muy bien las redes sociales. Al respecto resulta muy interesante el artículo de Joan M. Oleaque, de la Universidad de Valencia, El discurso en positivo de VOX: los medios difundidos en Twitter por la extrema derecha. Señala que Vox utiliza la red social Twitter de manera combativa frente a informaciones contrarias, pero también tuitea mensajes de medios que considera correctos y positivos. Los resultados indican que, con esta difusión, Vox expande algunas de sus posturas más agresivas y radicales, y se aleja de una comunicación constructiva que sí exige en cambio a los periodistas. Sobre un conjunto de tuits difundido por Vox, predominan las siguientes dimensiones: dimensión del nativismo; dimensión del anti-elitismo; dimensión del autoritarismo; y dimensión del conservadurismo. La primera relaciona un nacionalismo/patriotismo exaltado con un nativismo y un anti-pluralismo, como justificación de que la única sociedad con sentido es aquella en la que prevalecen unos (imaginados) verdaderos ciudadanos nacionales. La segunda, hace referencia a un anti-elitismo transversal, contrario al pensamiento crítico, pero también al establishment político tradicional y a sus representantes, que son entendidos como traidores a los ciudadanos nativos. En tercer lugar, destaca una dimensión discursiva marcada por el autoritarismo como solución a los problemas nacionales, y que se concentra en la invocación de un liderazgo entre paternal y severo. En cuarto lugar, se encuentra la dimensión del conservadurismo, que venera roles, costumbres y tradiciones de la patria, y al pasado histórico como esencia de la nación.

Y en este protagonismo creciente de Vox han contribuido extraordinariamente también los medios, tanto digitales como tradicionales. Lo explican Ana Mancera Rueda y Paz Villar-Hernández, profesoras de la Universidad de Valencia, en su artículo Análisis de las estrategias de encuadre discursivo en la cobertura electoral sobre Vox en los titulares de la prensa española. Nos dicen que varios estudios han señalado la especial presencia que Vox adquirió en la prensa española tras el mitin del 7 de octubre de 2018, en  el Palacio de Vistalegre, en Madrid; una presencia que podría considerarse como injustificada si nos atenemos a su representatividad electoral hasta ese momento y si esos datos se comparan con los de otros partidos con similar porcentaje de votos en los anteriores comicios; así la presencia mediática que adquirió desde ese momento, solo era comparable con las grandes formaciones políticas. Además en el artículo hacen un análisis de 413 titulares que encabezaron los textos informativos de ocho diarios españoles, durante la cobertura electoral sobre Vox, en el transcurso de los comicios generales celebrados en España en abril de 2019. Los medios son: ABC, El Confidencial, El Español, Ok Diario, El Mundo, El País, La Vanguardia y El Diario. Los medios que ofrecieron una mayor cobertura electoral fueron OK Diario y El Español, dos medios digitales. Las referencias a Vox fueron constantes en medios con diferentes sensibilidades políticas –bien a la izquierda o a la derecha del espectro político–, mayoritariamente a la hora de informar sobre temas vinculados con los propios comicios electorales–; es decir que, pese a su escasa representación política en esos momentos, logró una considerable visibilidad en los diarios a lo largo de todo el período analizado. Pueden servir de muestra algunos titulares de OK Diario (20-4-2019) “Llenazo de Santiago Abascal en Albacete: “Vox no llama a la izquierda o a la derecha, llama a la España entera”. El País (12-4-2019) “Abascal lanza desde Covadonga su cruzada contra separatistas y “progres”. El Confidencial (15-4-2019) “La felicitación más cariñosa y personal a Santiago Abascal por su 43 cumpleaños”, por parte de su esposa.

Fuera de este trabajo de Ana Mancera y Paz Villar, podemos constatar que, en otros medios, especialmente en grandes periódicos, cadenas de radio y de televisión, Vox ha recibido y sigue recibiendo una excesiva atención mediática, que ha contribuido a su lanzamiento y crecimiento político. Las entrevistas de Ana Rosa Quintana en la Telecinco, que han sido realmente empalagosas, pueden servir de paradigma. Pero es lo mismo con Susana Griso o Carlos Herrera, el del lenguaje comedido.  Tanto apoyo mediático, se explica si tenemos en cuenta quiénes son los propietarios de estos medios. Es difícil hacer que un hombre entienda algo, cuando su salario depende de que no lo entienda. (Upton Sinclair)

Además, debemos considerar en el protagonismo de Vox la condescendencia de partidos políticos, como El Partido Popular, que no ha tenido inconveniente en pactar con él para llegar a instituciones municipales y autonómicas, con lo cual han contribuido a normalizarlo y blanquearlo. Al principio, parece que tenían cierta cautela a este pacto. Una prueba. En El Periódico de Aragón de 30 de mayo de 2019 apareció la siguiente noticia titulada Las consecuencias del 26-M señalando que El PP llamó a los medios para dejar constancia de esa primera reunión con su futuro grupo municipal, en la que impulsaba ese proyecto basado en el centroderecha, en la mayoría que salió de las urnas. Jorge Azcón hasta en veintiuna ocasiones se refirió así a una mayoría en la que entraría Vox, para él «ese partido que ustedes mencionan», respondía, o al que «la izquierda le gusta poner etiquetas», que a él no le gustan. Ni una sola vez dijo su nombre. Hoy ya no tienen los populares cautela alguna, ahí tenemos a Jorge Azcón en el Ayuntamiento de Zaragoza, Moreno Bonilla en Andalucía e Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida en las instituciones madrileñas. El poder es el poder. Podré equivocarme, pero finalmente en Castilla-León habrá un pacto PP-Vox, bien en un gobierno en coalición o con apoyo parlamentario del segundo.

La democracia entiendo que en España está en peligro, si sigue creciendo Vox. Para salvaguardarla es clave la reacción de la sociedad en su conjunto desde la escuela y los medios, pero, sobre todo, desde los partidos políticos. La escuela, los medios y los partidos en Alemania han reaccionado. Aquí, no, como acabo de mostrar. En esa salvaguarda, lo primero es reconocer a los partidos de extrema derecha, que camuflan sus verdaderas intenciones. No viene mal recordar la conferencia de Adorno en la Universidad de Viena en 1967 y hoy rescatada del olvido:”

Lo característico de estos movimientos (de extrema derecha) es su extraordinaria perfección de los medios, y concretamente, en primer lugar, los medios propagandísticos en el sentido más amplio, combinada con una ceguera, con una oscuridad impenetrable de los fines que persiguen. Hay una constelación de medios racionales y de fines irracionales… Si los medios vienen a sustituir en una medida cada vez mayor a los fines, puede casi decirse que en los movimientos de extrema derecha la propaganda constituye de por sí la sustancia misma de la política”.

Avisados estamos. No nos vaya a ocurrir como señala el Evangelio de San Mateo: “y los (nos) arrojarán al horno encendido, donde habrá llanto y rechinar de dientes”.

Algunas reflexiones en torno a las causas del extraordinario protagonismo de Vox