<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 06.10.2022

El gasto bruto por empleado descendió una media de 2,1% el año pasado, hasta los 31.150 euros.

Si se restan las subvenciones y deducciones que se recibieron de las Administraciones Públicas, se obtiene un coste neto de 30.966 euros, lo que también supone un descenso anual del 2,1%.

Por su parte, el coste salarial representó el 73,3% del coste laboral, con 22.837,59 euros.

Por comunidades autónomas, Islas Baleares fue la que vivió una mayor bajada de los costes laborales netos con una caída del 11,5%, hasta los 27.003 euros, transformándose así en la tercera autonomía con los menores gastos por empleado. Extremadura, con 25.051 euros, y Canarias (la segunda comunidad donde más cayeron los costes, con una bajada del 10,7%) con 24.062 euros, fueron las dos regiones más baratas. Por el contrario, las comunidades autónomas con un mayor coste por trabajador fueron Madrid (37.125 euros), País Vasco (36.867) y Navarra (34.508).

En cuanto a los salarios, Madrid es comunidad que presentó la media de sueldos más alta con 27.775 euros anuales. País Vasco es la segunda con 26.958 euros. Extremadura y Canarias fueron las autonomías donde se pagaron los peores salarios, con una media anual de 18.483 y 17.301 euros, respectivamente.

En relación a las ayudas y subvenciones vinculadas al empleo y a la formación, las empresas de Extremadura y de Baleares fueron las más beneficiadas, con una media de 308 euros y 252 euros por trabajador. Las que menos ayudas percibieron fueron La Rioja y Canarias, con una media por empleado de 152 y 128 euros, respectivamente. La media nacional fue de 184 euros.

El estudio del INE señala a su vez, que el 94,7% de las empresas (en las que trabaja el 86% de la masa laboral) estuvieron regulados por un convenio colectivo en 2020, siendo el ámbito con mayor proporción el inferior al estatal (es decir, los convenios sectoriales autonómicos y provinciales).

Del total de trabajadores con convenio, un 3,3% vieron modificadas sus condiciones de trabajo respecto a lo que se establecía en el convenio colectivo de referencia.

La pandemia ha desplomado los costes laborales en la hostelería. El gasto bruto por empleado para las empresas de este sector se redujo un 31,4% en 2020, hasta los 13.323 euros. Así, la hostelería fue, con mucha diferencia, la actividad con el menor coste laboral del ejercicio pasado.

En contraposición, el suministro de energía, gas, vapor y aire acondicionado, fue el sector que mayores sueldos pagó a sus trabajadores, con un coste bruto por empleado de 79.544 euros. Los grandes beneficios de las eléctricas y los elevados precios del coste de la luz tienen un claro reflejo en los niveles salariales de los trabajadores de ese sector.

31.150 euros es el coste medio de un trabajador en España