domingo 07.06.2020
Actualidad

CCOO alerta de “caos” en el IFEMA por la desprotección de los profesionales

Profesionales de todas las categorías, desde facultativos del SUMMA 112, médicos de Familia, personal de Enfermería, celadores/as y personal administrativo que han sido reclutados, entre voluntarios y plantillas de la Atención Primaria desmantelada en los últimos días para disponer de efectivos en el hospital de campaña habilitado en el IFEMA para pacientes contagiados por COVID19, están haciendo llegar multitud de quejas a CCOO Sanidad Madrid en las que denuncian las "pésimas condiciones de seguridad a las que se enfrentan en ese recinto gestionado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, dónde se incumplen los protocolos de protección individual en vigor para profesionales". 

CCOO ha advertido que "no permitirá amenazas a los y las profesionales por negarse a trabajar sin equipos de protección individual adecuados en espacios con COVID19".

Los profesionales advierten de que el hacinamiento en las zonas en las que esperan a pasar de zonas de equipamiento a los recintos de hospitalización o en los vestuarios incumplen todas las medidas de seguridad para evitar contagios y expansión del virus.

Hasta ahora se había reclutado a numeroso personal voluntario pero muchos estudian negarse a continuar trabajando en esas condiciones y negarse a regresar a IFEMA. Este domingo, repartían bolsas de basura, en lugar de gorros para proteger el cuero cabelludo y con batas verdes que no son de protección a las que se añade un delantal de plástico blanco.

“Nos hacinan en zonas de espera o vestuarios con el pijama, los gorros y los equipos de protección individual que hemos estado usando previamente para atender a pacientes contagiados. No hay ni un metro de distancia entre una persona y otra”, señalan las personas afectadas. 

Otro testimonio de una enfermera del SUMMA 112 también destinada en IFEMA agotada: “Son tres noches seguidas y donde yo estoy no hay relevos, somos muy pocos en el SUMMA y los pacientes están muy malitos. Sobre todo las fiebres les deja agotados, las diarreas por la Kaletra y una tristeza indescriptible. Lo duro es no tener tiempo para charlar mínimamente con ellos. Hay casos desoladores como el de una paciente de 30 años que falleció su padre el sábado pasado por COVID19. Ella está fatal y así un montón de casos más”.

Y añade: “No paramos porque somos dos enfermeras para 50 pacientes y es la tercera noche seguida que trabajamos sin descanso”. A la presión emocional se suma la presión asistencial, la excesiva carga de trabajo por la falta de personal, la carencia de material de protección adecuado y la exposición permanente a un riesgo muy elevado de contagio.

CCOO reclama responsabilidad a los gestores de esta crisis porque señala que la realidad de los primeros días de asistencia a los enfermos/as de coronavirus en IFEMA dista mucho de la propaganda que se distribuye desde las Administraciones en los medios de comunicación. Los pacientes seguirán estando atendidos de forma excelente por los profesionales que lo están dando todo en esta crisis pero insiste en que “si se diezman las plantillas y no se protege a los equipos que atienden, estos equipos se convertirán en nuevos pacientes, habrá bajas masivas y no conseguiremos parar la curva”.

Mayor número de contagios profesionales

Los datos recogidos por CCOO Sanidad Madrid a fecha 27 de marzo indicaban que, a falta de los datos de 12 hospitales de la Comunidad de Madrid y de Atención Primaria, en la región hay un total de 4371 profesionales de baja, unos por haber dado positivo en COVID19 y otros por contacto con pacientes infectados.

El total de personas contagiadas en Madrid es de 22.677 de los 78.797 que hay en toda España. El último dato facilitado por el Ministerio de Sanidad de profesionales contagiados en todo el territorio nacional era de 9.444, lo que indica que la mayor parte de los contagiados o aislados están en Madrid.

CCOO denuncia que estamos en esta situación porque no se están cumpliendo las medidas de protección, organización y seguridad adecuadas que evitarían gran parte de estos contagios y el mantenimiento de un mayor número de profesionales activos en las plantillas de todos los centros para evitar el colapso asistencial.

Los protocolos de Sanidad y de Salud Pública de la Comunidad de Madrid señalan que debe reducirse al mínimo posible el número de trabajadores y trabajadoras sanitarios y no sanitarios en contacto directo con pacientes con sospecha o enfermedad por SARS-CoV-2.

Además, los contactos ocurridos dentro de una institución sanitaria y, en particular, los trabajadores y trabajadoras sanitarios y no sanitarios dedicados a la atención de estos pacientes o expuestos a entornos probablemente contaminados por el virus, deben recibir información, formación y entrenamiento adecuado y suficiente, basados en todos los datos disponibles. 

Ello incluirá el conocimiento del modo de transmisión, los riesgos potenciales para la salud, las instrucciones sobre las precauciones que deberá tomar en relación a los mismos, las disposiciones en materia de higiene, particularmente la observación de las medidas de protección respiratoria e higiene de manos en todo momento, la utilización y empleo de ropa y equipos de protección individual, y las medidas que deberán adoptar en el caso de incidentes y para la prevención de estos, así como el control y reconocimiento de los síntomas asociados a la infección para la puesta en marcha de medidas dirigidas a evitar la transmisión de la infección.

Imágenes facilitadas por CCOO de Madrid.

Comentarios
CCOO alerta de “caos” en el IFEMA por la desprotección de los profesionales