Frente a la estrategia del Ministerio de Sanidad y de algunas Comunidades Autónomas gobernadas por el Partido Popular (y otros partidos de ideología neoliberal) desde diferentes Plataformas y organizaciones defensoras de la Sanidad Pública, hemos constituido una RED por la derogación de todas las fórmulas de colaboración Público Privada para financiar, construir y gestionar centros sanitarios.

Desde el mismo momento de la puesta en práctica de las fórmulas de privatización sanitaria, diseñadas por las organizaciones internacionales al servicio de la economía neoliberal y de los grupos de presión de las multinacionales, bancos, fondos de inversión, etc.  (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Organización Mundial del Comercio, Comisión Europea), la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública y otras organizaciones que luchamos contra la privatización sanitaria, hemos impulsado la constitución de Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública que han dado cuerpo organizativo y funcional a una gran alianza socio profesional.

Esta alianza,  que  integra a organizaciones sociales como las federaciones vecinales, asociaciones de pacientes y de usuarios de la sanidad, ONGs, sindicatos, asociaciones profesionales, organizaciones políticas, etc., responde al modelo de Redes Sociales que son estructuras organizativas de naturaleza no jerárquica integradas por organizaciones que mantienen su independencia política y organizativa y que  trabajan en alianza por la consecución de objetivos consensados previamente por sus integrantes.  

Las Plataformas, que gozan de total autonomía e independencia política,  han adoptado una gran variedad de modalidades en cuanto a su estructura, composición y denominación (Plataformas, Mareas Blancas, Foros, Mesas, etc. en Defensa de la Sanidad Pública), y llevan años organizando grandes movilizaciones contra la privatización de hospitales y centros de salud en Valencia, Madrid, Vigo, Burgos, Toledo, Santander, Alcañiz, Zaragoza, Baleares, etc., han conseguido frenar parte de las mismas y alertado a la opinión pública y profesional de las graves consecuencias de estas estrategias privatizadoras para la población (recorte de recursos, prestaciones y calidad de la atención ), los sistemas de salud (multiplican sus costes,  condicionan al resto de los servicios y abandonan las estrategias de promoción y prevención de salud) y los trabajadores sanitarios (precarizan sus condiciones laborales).

Como consecuencia de estas luchas algunos de los nuevos gobiernos progresistas, constituidos tras las últimas elecciones, se han comprometido a auditar y reintegrar al sistema sanitario estos centros (Valencia, Aragón, Castilla la Mancha…) e incluso algunos de los que siguen en manos del PP han reconocido los graves problemas que presentan y anunciado su voluntad de renunciar a este modelo en el futuro (Burgos, Alcañiz o Valencia antes de perder el poder). La sola mención a la puesta en práctica de estas medidas ha desencadenado una respuesta furibunda y amenazante de los grupos de presión que respaldan la CPP (Asociaciones de Gerentes, revistas medicas financiadas por la industria farmacéutica, Concesionarias, etc,) como se han podido ver en el caso de la recuperación del Hospital de Alzira por la Generalitat Valencia, Concesión que expira este próximo año

Esto anuncia que la reintegración de los servicios privatizados al sistema público no va a estar ausente de conflictos y controversias, dados los fuertes intereses económicos y profesionales en juego, y hay que preparase para presionar para que las recuperaciones de los centros privatizados se lleven a cabo.

Cómo hacer frente a esta situación

Parece lógico que para hacer frente a una estrategia privatizadora común en todo el Estado de los Gobiernos neoliberales (tanto central como autonómicos) basada en ceder a concesionarias privadas la financiación y gestión de los nuevos centros sanitarios, es necesario articular alianzas más amplias que las actuales  circunscritas al marco territorial de una ciudad o Comunidad Autónoma.

La RED de Plataformas por la Derogación de la Colaboración Público Privada se basa en:

1.- El pleno respeto a la autonomía y la idiosincrasia de cada una de las Plataformas integrantes, basado en el modelo organizativo y funcional de RED no jerárquica independiente de cualquier partido o ideología, abierta a todas las organizaciones y plataformas interesadas en integrarse.

2.- Un funcionamiento basado en el consenso la independencia, la trasparencia y el respeto a las realidades nacionales del Estado y la derogación de la Ley 15/97 de Nuevas Formas de Gestión.

2.- Unos objetivos claros y explícitos como los que  están recogidos en el Manifiesto por la Recuperación de los Centros Sanitarios privatizados (Manifiesto por la recuperación de los Centros Sanitarios Privatizados).

Por eso es importante que todas las entidades constituidas en el Estado para hacer frente a la privatización se integren en esta Red, porque hay que acabar con esta política de recortes, deterioro y privatizaciones del sistema sanitario que nos está llevando al desastre. Nos estamos jugando el mejor sistema sanitario que ha tenido este país, uno de los mejores del mundo, y por supuesto la salud de la población.