Tras casi veinte días vuelvo a ponerme frente al ordenador. He estado durante estos días disfrutando de mis primeras vacaciones como jubilado y he logrado cumplir mi compromiso de alejarme por unos días de este aparato. Y lo he conseguido, y ello pese a que estas fechas han estado llenas de acontecimientos políticos, sociales y económicos de gran trascendencia a los que no he permanecido ajeno.

Por ejemplo, se llegó a un acuerdo importante y sobre algo reclamado y demandado por todos, como eran los presupuestos de Castilla-La Mancha, que además nos han aportado un hecho importante y significativo: PODEMOS ha aceptado el reto de  entrar a gobernar con el PSOE en CLM. No seré yo el quien critique esta decisión, sino al contrario que recibe mi apoyo. Lo veo de gran trascendencia política presente y futura. Hoy ya han tomado posesión como miembros del Gobierno tanto Molina como Inmaculada Herranz. Espero no equivocarme, y por la reacción que fuera de tono, simplista e irracional ha tenido Tirado y el PP de CLM creo que no.

Francisco Tierraseca, Francho, ha anunciado su candidatura para dirigir la agrupación socialista de la ciudad de Albacete. Me parece una buena decisión y aun mejor opción.

En otro orden de cosas, se rompió la posibilidad de un acuerdo para la negociación colectiva entre CC.OO y UGT con la Patronal. La actitud cicatera, egoísta y cortoplacista de la CEOE lo han hecho inviable. Los resultados de la recuperación los quieren para ellos solos, para sus bolsillos. !Malas gentes!. Espero que los sindicatos y los trabajadores sepan responder con fuerza y eficacia a esta provocación y se la hagan pagar cara.

A los empleados públicos, tras varios años de congelación de sus retribuciones, y de pérdidas importantes de su poder adquisitivo, este mes !POR FIN les, nos han subido el sueldo! Nada más y nada menos que un UNO por ciento! Dan ganas de decirle al Sr. Rajoy: métaselo donde le quepa.

El problema catalán sigue su camino. Los trenes de los dos nacionalismos –el de Rajoy y el de Mas, si el de Mas- siguen circulando a gran velocidad por la misma vía y en dirección contraria, con lo que el choque está prácticamente garantizado y el resultado será un desastre para todos. ¡Cuando la irresponsabilidad y la irracionalidad gobiernan juntas, suelen pasar estas y otras cosas.

El PP de Rajoy sigue gobernando y con él la corrupción y los corruptos siguen campando a sus anchas. Y nadie pone fin a todo ello.

Aparece un nuevo fenómeno de la mano de sectores radicalizados de partidos supuestamente llamados de izquierda, que no sé donde nos llevará: LA TURISMOFOBIA. En cualquier caso pienso que a ningún buen sitio, aunque si dejo constancia de que es necesario ordenar, de alguna forma el turismo de masas e impedir que la vida ordinaria y normal de las ciudades se colapse, pero además no habrá ordenación mientras las condiciones laborales y salariales de los trabajadores del sector no se dignifiquen.

Y por último, como no Venezuela y Maduro. Seguro que lo está haciendo no solo mal, sino muy mal. No seré yo quien diga lo contrario, pero de ahí a afirmar que Pinochet respetaba más los derechos humanos que Maduro, me parecen unas declaraciones de tal desatino, que no puedo por menos que rechazarlas, vengan de quien vengan. Cada cosa en su sitio.

Espero que, ya de vuelta, empiece a ordenar cosas e ideas, y sobre todo a intentar seguir activo y que columnas como AL HILO DE LA SEMANA, sigan vivas y desde ellas seguir dando mi opinión, reflexionando y aportando ideas y propuestas en la línea con las que he mantenido a lo largo de toda mi vida.

PD. Y todo ello sin olvidar el tremendo, doloroso y lamentable incendio de Yeste, hoy por fin ya extinguido. Mi agradecimiento y felicitaciones a todos los que han intervenido, incluso jugándose la vida, en los trabajos extinción. Su esfuerzo y sacrificio es digno admirar y de reconocer. Y ahora toca investigar las causas del mismo, y tomar las medidas necesarias para evitar estos hechos en el futuro. Y si ha sido intencionado, como parece, localizar al autor o autores y que caiga sobre ellos todo el peso de la Ley.