España y la regeneración imposible

La política en España, o su simulacro, se ha convertido en el ruiseñor de Huidobro, que cantaba sobre un cañón. La táctica menuda y el maquiavelismo de aldea han supurado toda su medianía en los intersticios de la vida pública hasta convertirla en una...

España, ¿una sociedad bloqueada?

Marx escribió que la historia se repite dos veces, primero como tragedia y después como farsa. Se trata de esas segundas partes de final de ciclo donde la realidad parece estar reflejada en un espejo cóncavo de feria. La vida pública se convierte en “formas que pesan” como...

La inexistencia de España

El esnobismo, esa pedantería de la mediocridad, es moda que en nuestro país dura ya largo rato para lo que en cualquier otro lugar sería un hartazgo insoportable. La vida como simulacro, como pretexto, como imitación atildada de la propia vida, requiere mucha vulgaridad que la haga...

El patriotismo como último reducto de la canalla

Borges decía que al destino le agradan las repeticiones, las simetrías, pero en el caso de España, más que el destino, es el conservadurismo más recalcitrante, en nuestro país no existe otro, el que durante doscientos años ha paralizado la historia hasta poder...

“Lentamente los muertos avanzan hacia el futuro”

Como en los versos de Seamus Heaney “lentamente los muertos avanzan hacia el futuro.” A falta de un grand récit progresista, la derecha avasalla como el comisario Scalambri de la novela “Todo modo” de Leonardo Sciascia que presumía de ser capaz de doblegar al Papa y al mismo...

Apocalipsis PSOE

La crisis que padece el Partido Socialista no es ajena a esa inercia de sus dirigentes de actuar sobre una teoría interesada de la sociedad y no sobre la realidad social. Se propicia, bajo ese esguince psicológico y estratégico, que el análisis político se escore en exceso a la...

España, del bipartidismo al partido único

Había un estupor y una desconsideración social a los recortes y a las políticas austericidas, un malestar extendido y justificado por el estropicio que infligen a la gente lanzándola a la pobreza, al drama de la insolvencia y la escasez, al desasosiego y el agravio de la desigualdad,...

Moderantismo socialista

Es posible que cuando escuchen a algunos dirigentes socialistas apelar a la moderación, que más que moderantismo es un acercamiento a la derecha, bajo ese chantaje permanente de los conservadores y su aparataje mediático de achacar a la izquierda veleidades radicales, importantes segmentos de...

Un cadáver al pie del obelisco

Durante la dictadura argentina un cadáver apareció al pie del obelisco bonaerense. ¡Un cadáver en el centro de Buenos Aires a la vista de todos!

Pensamiento crítico y esnobismo

La política, como la física, tiene leyes que no se pueden infringir, o al menos, no se pueden infringir impunemente.

La democracia excluyente

Discurre la esgrima de la vida pública entre pronombres políticos que sustancian un voluntarismo excluyente.

¡Allez hop! ¡Titiritero, allez hop!

Noam Chomsky nos advierte que si no creemos en la libertad de expresión para la gente que despreciamos, no creemos en ella para nada.

Los pactos y el momento maquiavélico

El “momento maquiavélico” es definido por el historiador Pocock como el instante de crisis en la relación entre personalidad individual y sociedad, virtud y corrupción.

La perversa unanimidad

La democracia británica descansa en una sana paradoja: “we agree to disagree” (nos ponemos de acuerdo para discutir).

El líder no tiene quien le escriba

Como el viejo coronel, los máximos dirigentes socialistas han bajado al muelle donde llegan las lanchas con la correspondencia para ver si cambiaba su suerte.

La Transición, ¿pacto o complot?

Banalidad y poder configuran una realidad percibida por sus víctimas, por decirlo con palabras de Leibniz, como un escenario donde “todo conspira.

Pactad, pactad, malditos

Rajoy apela a un pacto con los dos partidos que según el criterio del presidente del PP comparten elementos sustantivos de la política nacional.

¿Qué socialismo?

Se ha dejado arrastrar el PSOE por un pobre eclecticismo adaptativo al sistema que le sitúa paradójicamente en contra de su propia historia y de sí mismo.