Descomposición que hiede

Si hay una cosa normal en democracia es votar, votar cada cuatro años o votar cada dos meses si las circunstancias así lo aconsejan.

El TTIP o el fin de la democracia europea

Las políticas económicas propiciadas por la derecha mundial que imponen la austeridad, la deslocalización industrial y la esclavitud laboral sólo han servido para extender la pobreza.

Un partido nocivo para la salud

Pese a la bondad del momento para tanto bloguero, abusador, mediocre, analfabeto, fascista y granuja, es otra la realidad que sufren la mayoría de los habitantes de esta nación de naciones.

Una máquina de destruir derechos

Oigo a De Guindos –el hombre de Lehman Brothers- decir que no conoce otra manera de disminuir el paro que la creación de empleo.

El mito de las dos Españas

Hoy, como ayer, existe una España que quiere progresar y vivir en paz, y una minoría privilegiada dispuesta a quitarnos el sueño con sus mentiras y provocaciones.

Rajoy te ama

Después de oír parcialmente la entrevista que le practicó Jordi Évole ha cambiado mi percepción sobre Mariano Rajoy.

Semana Santa, semana de pasión

Los católicos llaman a estos días semana de pasión y para conmemorarla sacan a cientos de santos que invaden las calles durante horas, durante días.

Partido Socialista, en la lucha final

Al dejar de ser un partido de masas por la represión franquista, el Partido Socialista se fue transformado en aquello que tanto había criticado su fundador.

Cuando fuimos refugiados: la Europa del miedo

El exilio republicano español que comenzó en 1936 supuso una verdadera hecatombe humanitaria. Un ejemplo de lo que no debemos olvidar para que no se repita en la Europa de hoy.

El pacto PSOE-C's o el esperpento peripatético

El Partido Socialista ha intentado reírse de los demás partidos de izquierda al formalizar su primer pacto con Ciudadanos y enseñar por dónde van sus verdaderas intenciones.

La hora final

Decía Ignacio de Loyola en sus Anotaciones que era conveniente “no hacer mudanza en tiempo de desolación”.

Soy un sectario

Yo soy un sectario porque defiendo radicalmente que nadie puede ir a la cárcel por representar una obra de guiñol.

Acoso ultra a una historiadora: Mirta Nuñez

El trabajo de Mirta Núñez y sus cinco compañeros, sólo merece nuestro elogio y nuestra más alta consideración, como historiadores, como demócratas, como seres humanos.

Así funciona la mafia: Estación AVE Alicante

Durante las últimas décadas se han hecho miles de obras con dinero público que no tenían más finalidad que engordar las cuentas corrientes de quienes eran agraciados con el proyecto.

El paro dejará de ser un problema

Hace tres siglos, el genial escritor irlandés Jonathan Swift escribió una de sus obras más celebradas. Se llamaba así: Una modesta proposición.