La Sierra de Ávila se levanta contra las minas de feldespato

Las tres plataformas contra las minas reúnen a 5.000 personas en una manifestación sin precedentes.

minas2La manifestación convocada este fin de semana en Ávila por las plataformas “No a la mina en la Sierra de Ávila”, “No a la mina en la Sierra de Yemas” y “No a la mina en el Valle del Corneja” ha movilizado a unas 5.000 personas, en una reivindicación sin precedentes.

Los vecinos afectados exigieron a la Junta de Castilla y León, que ponga fin a los proyectos por los que se ceden las tierras a las empresas mineras. Según denunciaron, las empresas “Antonio y Javi S.L” y “Transportes, excavaciones y hormigones Sonsoles S.L.” pretenden abrir minas de feldespato a cielo abierto “haciendo peligrar el medio de vida de miles de personas dedicadas a la ganadería, la agricultura o el turismo rural”. Algo que en un futuro podría verse agravado ya que, si de momento son cuatro los proyectos mineros que han salido a la luz, faltan otros 29 hasta completar los 33 que están previstos, según un desactualizado catastro minero.

Todo ello se vería agravado al considerar las empresas mineras que estas zonas serían de fácil explotación al contar con una escasa población, además de envejecida, a la que han llegado a denominar como “analfabeta”.

A la manifestación también acudieron representantes de la plataforma “Stop Uranio” de Retortillo, (Salamanca), a quienes las plataformas contra las minas de feldespato a cielo abierto mostraron su apoyo.  Apoyo que Stop Uranio devolvió en el escenario, recordando que todos los lugares con proyectos mineros tienen que caminar juntos para poder detener explotaciones que más que beneficiar, perjudican.

Desde las tres plataformas quieren agradecer a ayuntamientos como los de Becedillas, Navaescurial, Tórtoles, Gemuño o Balbarda su apoyo en contra de los proyectos mineros, al estar presentes en la manifestación, y por supuesto a todos los asistentes a la concentración. Al tiempo que recuerdan que seguirán coreando lemas como “Ávila despierta, la mina está en la puerta”, “La sierra se defiende, la sierra no se vende”, “no a las minas ni a quien las legitima” o “uno, dos y tres: si no nos hacen caso, volvemos otra vez”, en clara alusión a que no pararán hasta que su voz sea escuchada y quede patente ante políticos y administraciones.

minas1