TRAS LAS PALABRAS DE LA MINISTRA TEJERINA EN ABC

“Si la regulación del Tajo-Segura es el ejemplo, nos espera un futuro muy negro a todos los españoles”

Entrepeñas y Buendía están a punto de secarse definitivamente, con menos de un diez por ciento embalsado sin tener en cuenta los lodos.

Preguntada por el reciente trasvase ilegal, camuflado de cesión entre particulares, la ministra de Agricultura se escapa por los cerros de Úbeda y no contesta. “No jugamos a confundir a nadie, luchamos por el abastecimiento de nuestras poblaciones y por el sustento de nuestros vecinos”, lamenta el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Francisco Pérez Torrecilla.

Con Entrepeñas y Buendía a punto de secarse definitivamente, con menos de un 10% embalsado sin tener en cuenta los lodos, leer a la ministra de Agricultura defender las bondades de un Memorándum que sólo ha servido para dar la puntilla al Tajo, suena a "broma macabra". Pero basta comprobar como "esquiva cínicamente" la pregunta sobre el trasvase ilegal perpetrado hace poco más de una semana, para hacerse a la idea de que la cosa va en serio.

“Resulta inconcebible que ponga como ejemplo el Memorándum cuando acaban de saltárselo a la torera, ¿de qué sirve hablar de 400 Hm3, si por debajo también trasvasamos? Pues sirve para saber que todo lo que supere esa cantidad será automáticamente enviado a Murcia, con el patrocinio de todos los españoles, que somos quienes les subvencionamos el agua”, explica Pérez Torrecilla, alcalde también de Sacedón, municipio que está a punto de tener problemas de abastecimiento para uso humano.

“Es inquietante leer como defiende el agua para abastecimiento de la población, cuando estos últimos veranos hemos visto como varios de los municipios que pertenecen a nuestra asociación han necesitado de camiones cisterna para traer agua a sus vecinos; una medida de emergencia, por cierto, nada barata, porque nosotros sí pagamos el agua a su precio”.

“Nos habla de solidaridad, pero cuando es el rico quien se nutre del pobre, a eso se le llama robo”, añade el presidente. “Habla de inversiones y de planes futuros, pero no aporta soluciones para nuestra comarca ni cumple con lo prometido, llevamos más de un lustro esperando las obras de la red de Morillejo para garantizar el abastecimiento de agua”.