ASOCIACIÓN RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA

Víctimas del franquismo critican al Rey por celebrar aniversarios de hitos de la dictadura

Felipe de Borbón conmemoró el lunes la refundación de la Academia General Militar de Zaragoza, hace 75 años, en 1942.

La ministra Cospedal saluda al rey en el acto celebrado en la Academia General Militar.
La ministra Cospedal saluda al rey en el acto celebrado en la Academia General Militar.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) considera que la jefatura del Estado no debería participar en actos que conmemoren hitos de la dictadura franquista. Ayer, como se cuenta en la página web de la Casa Real: “Don Felipe presidió el acto que se ha celebrado en la Academia General Militar para conmemorar el 75 aniversario de la tercera época de la institución. La primera época tuvo lugar entre los años 1882 y 1893; la segunda, entre 1927 y 1931, y la tercera, desde 1942”. 

Junto a Felipe de Borbón participaron en el acto la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; el del jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, general de ejército Jaime Domínguez; el presidente de Aragón, Francisco Javier Lambán.Todos ellos conmemoraron la refundación que hizo la dictadura del general Franco del gran centro de formación de mandos del ejército, que tras la guerra franquista estuvo destinado a formar los mandos de unas fuerzas armadas cuyo principal objetivo era mantener las leyes represivas, participar y proteger a quienes cometían violaciones de derechos humanos y mantener el uso de la fuerza para que continuara secuestrada la democracia.

En su pasado discurso navideño, el monarca se refirió a los conflictos de la sociedad española con el pasado de la dictadura: “…son tiempos para profundizar en una España de brazos abiertos y manos tendidas, donde nadie agite viejos rencores o abra heridas cerradas…”. Para la ARMH, “parece poco coherente con esa afirmación la conmemoración de un hito de la dictadura franquista, agravado por llevarse a cabo en un país en el que todavía hay 114.226 personas civiles asesinadas por la represión orquestada por el general Franco, que permanecen desaparecidas en fosas comunes y caminos”.

Para esta asociación que representa a miles de víctimas de la dictadura franquista, “sería mucho más honroso desde un punto de vista democrático que dentro de la Academia Militar de Zaragoza se instalara un monumento dedicado a todos los militares que murieron defendiendo el Gobierno elegido democráticamente, contra el que los franquistas iniciaron una terrible guerra”.