CONSTRUCCIONES | ¿CUÁLES TE GUSTAN MÁS?

Las once escaleras más increíbles alrededor del mundo

Las escaleras pueden molar y ser interesantes: suponen pasatiempos, pueden llevarte a buenas vistas o son auténticos desafíos.

-"¿Escaleras?" -"Uff no..." 
-"¿Escaleras o ascensor?"-  "Ascensor, ascensor".
-"Vivo en un quinto sin ascensor".

Expresiones como estas nos hacen temer y odiar las escaleras. Pero no, no las odiemos. Las escaleras también pueden molar y ser interesantes: suponen pasatiempos, pueden llevarte a buenas vistas o son auténticos desafíos.

En el mundo hay una larguísima lista de escaleras por el mundo que reúnen estas y otras características. Además de increíbles, os presentamos las que más nos han gustado y las que pensamos merecería la pena subir. ¿Bajas a la lista para ver cuáles te gustan más?

1. ¿Montaña rusa o escalera?

Escalera. Se diseñó como atracción, y quizá también para dar una oportunidad a aquellos nunca se subirían a una montaña rusa. Se llama “El tigre y la tortuga” y está en la localidad alemana de Duisburgo. ¿A qué se debe su nombre? Dicen que a forma de montaña rusa representa la aceleración y velocidad de un tigre, pero hay que recorrerla a paso de tortuga.

esc11

2. Las escaleras de Chand Baori: lo complicado es llegar arriba

Chand Baorí (Rajastán, India) o el templo de los mil escalones, es un aljibe en el que se construyó una imponente escalera para llegar a sus aguas . Nada más y nada menos que 3.500 escalones distribuidos en 13 niveles. Y eso que el pozo no tiene más de 20 metros de profundidad.

Perfecta para practicar no un poco, sino mucho ejercicio, y también para hacer unas fotos espectaculares; desde los escalones el efecto óptico es que en las paredes no hay escalera alguna y las personas parecen estar suspendidas en el aire.

esc2

3. La escalera que no lleva a ningún lado

La llaman la “escalera infinita” y realmente lo es porque se puede estar subiéndola y bajándola una y otra vez sin dejar de pisar sus peldaños. ¿Cómo es posible? Sus extremos están conectados. 

Con forma de espiral y 9 metros de altura, se trata de una obra del artista danés Olafur Eliasson. Evidentemente no es nada práctica, pero lo cierto es que da un valor añadido a un edificio bastante convencional, el de las oficinas de KPGM en Múnich.

esc7

4. City Hall de Londres: escaleras con luz y diseño

La escalera del ayuntamiento de Londres parece entretenida y también agotadora, ya que tiene una longitud de nada menos que 500 metros.

Además, tiene una forma bastante peculiar. No guarda simetría, de manera que la visión desde algunos puntos de vista es realmente asombrosa. Un diseño futurista de Norman Foster que combina acero y cristal y que lleva al mirador que hay en lo alto del edificio londinense.

esc1

5. La escalera de la libería Lello e Irmão: 3.000 visitas diarias

Esta libería del centro histórico de Oporto, considerada como una de las más bellas del mundo, tiene una llamativa y decorativa escalera para el acceso a las plantas superiores. Sus formas sinuosas y su elaborado trabajo de marquetería, unido al encanto neogótico del establecimiento, hacen pura magia en las mentes de aquellos que pisan sus escalones. 

Tienen algo especial y de hecho, surgió el rumor de que la escritora J. K. Rowling visitó la librería para inspirarse en la saga de Harry Potter. Desde la popularización de la saga, los dueños empezaron a recibir una avalancha de turistas y los mismos acabaron por prohibir las fotos.

esc9

6. La casa de la Ópera de Harbin: unas escaleras muy “naturales”

Otros de los peldaños más espectaculares que podemos encontrar están en el nuevo Teatro de la Ópera de Harbin (China). Subir las escaleras es como hacerlo por el interior de un gigantesco árbol y tiene su explicación: el diseño del edificio busca una simbiosis con la naturaleza. Por eso todo el conjunto parece esculpido en un enorme tronco y por eso estas sinuosas y nada modestas escaleras están forradas por toneladas de paneles de madera de fresno. También lo están las terrazas y los palcos.

esc6

7. Tienda Armani NYC: lujo hasta en la escalera

Comprar en la lujosa tienda neoyorquina de la quinta avenida no está al alcance de muchos, pero sí que lo está subir tranquilamente cual estrella de cine por su escalera... y gratis. No estamos del todo convencidos de si la escalera le hace la competencia a la ropa o viceversa. En cualquier caso queremos compartir el buen gusto por lo moderno.

esc5

8. Una escalera con una puerta al cielo

999 escalones, 6 kilómetros y 30 minutos es lo que cuesta llegar a esta puerta natural entre dos de los picos de la montaña de Tianmen, China. Conocida como la Puerta al Cielo, alcanzar las nubes que hay tras el agujero parece que requiere de algo de forma física. ¿Te animarías a hacer este recorrido?

esc8

9. Una escalera reformada: arte en San Francisco

Lo que tiene esta escalera es que mientras se suben sus peldaños se contempla una llamativa obra de arte. En otras palabras, que a pesar de que es larga, es entretenida. Y es que tiene 163 escalones recubiertos por coloridos mosaicos, exactamente por 2.000 azulejos y 75.000 fragmentos de espejo, vidrio y cerámica.

Una obra de arte en la que se aprecian cielos estrellados, mares surcados por olas, animales, plantas y un sinfín de escenas de lo más evocador. Más de dos años tardaron Aileen Barr y Colette Crutcher en hacer esta reforma solamente apreciable desde niveles inferiores a los peldaños. ¿Dónde encontrarla? En la 16ª avenida de San Francisco.

esc10

10. La escalera de acceso de los Museos Vaticanos: la más fotografíada

Todo aquel que visita los Museos Vaticanos pasa por esta escalera. Pasa, se para y hace unas cuantas fotografías. Perfectamente comprensible, ya que es magnífica desde cualquier punto de vista. Pero magnífica a la par que engañosa... ¿Por qué? No ha cumplido aún un siglo de antigüedad y claramente el contraste con el edificio es notable.

esc4

11. Castillo de Chambord (Francia): una escalera para no cruzarse con nadie

Una escalera de doble hélice atribuida a todo un genio, Leonardo da Vinci. Pero, ¿por qué este tipo de escalera en la torre central de un castillo gigante? Sencillo: para evitar que el rey se cruzara con la servidumbre, ya que cada cual usaba una de las hélices para subir o bajar. 

Nada más divertido que hacer la prueba con otra persona y comprobar cómo no hay posibilidad de encuentro.

esc3


Fuente: Habitissimo