CONDENADO A CINCO AÑOS DE CÁRCEL

IU denuncia ante la comisaria de Justicia de la UE irregularidades en el juicio a ‘Alfon’

Marina Albiol solicita una entrevista con la comisaria de Justicia Vera Jourová, ante la “criminalización sin precedentes de la protesta social” que lleva a cabo el Gobierno del PP.

'Alfon' (dcha.) saliendo de los juzgados.
'Alfon' (dcha.) saliendo de los juzgados.

Izquierda Unida ha trasladado a la comisaria de Justicia de la Unión Europea, Vera Jourová, el caso de Alfonso Fernández, ‘Alfon’, a través de una carta en la que la portavoz en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, denuncia irregularidades en el juicio al joven y la “criminalización sin precedentes de la protesta social” que está haciendo el Gobierno del Partido Popular en el Estado español.

En su misiva, enviada este martes, Albiol relata a Jourová que ‘Alfon’ fue detenido durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012 y pasó 56 días sin ser juzgado y sin un informe policial que justificara ese arresto. Esto, según explica la eurodiputada, incumpliría la Directiva 2012/13/UE relativa a la información en los procesos penales.

“Ahora –prosigue Albiol- ha sido condenado a cuatro años de cárcel por tenencia de explosivos y a un año por un delito de resistencia, produciéndose la irregularidad de que las pruebas aportadas estuvieron todo el tiempo bajo custodia de la brigada que le detuvo, por lo que existe una fuerte sospecha de manipulación”.

La portavoz de IU en Bruselas resalta, además, que la Policía manejara información sobre el activismo político de ‘Alfon’ desde 2009 y que “durante el tiempo que estuvo detenido se le sometió a interrogatorios en los que se le preguntaba de manera constante sobre su actividad política”.

Albiol cita también como ejemplos de persecución de la protesta los casos de la secretaria general de Comisiones Obreras en Ballears, Katiana Vicens, condenada por participar en un piquete informativo durante otra huelga, y al de los ocho trabajadores de Airbus en Getafe, quienes se enfrentan en total a 64 años de cárcel por ejercer su derecho a huelga.

Todos estos ejemplos, sentencia Albiol, son “un ataque directo a la libertad de expresión y de manifestación, así como una agresión al derecho a huelga, unos derechos y libertades que consideramos fundamentales para el correcto funcionamiento de la democracia”.