UNO DE LOS CAMPEONATOS MÁS PRESTIGIOSOS DEL MUNDO

El español Fernando Pons consiguió la 9ª posición en el Mundial de Poker en Las Vegas

Fernando Pons logró el noveno puesto en el World Series of Poker (WSOP) de Las Vegas.

Fernando Pons logró el noveno puesto en el World Series of Poker (WSOP) de Las Vegas, uno de los campeonatos más prestigiosos del mundo. El mallorquín, jugador de póker, no sólo en torneos presenciales, sino también en póker online, se colocó entre los diez mejores, siendo el primer representante español que se presenta como jugador amateur, ya que hasta el momento todos los que habían competido en el mundial eran profesionales. Con este dato, si hay que hacer balance de la actuación de España, se puede considerar verdaderamente satisfactoria puesto que se trata de la mejor participación española en la historia de este torneo. Un factor importante a tener en cuenta es la creciente afición al póker que se está produciendo en España, sobre todo en plataformas de póker online, donde el número de jugadores cada vez es mayor. 

Pons solo pudo jugar 16 manos en la mesa final del WSOP y según los críticos que analizan las situaciones “viendo las cartas que recibió no tuvo muchas oportunidades de hacer mucho más”. Cuando se sentó a la mesa, Pons contaba con la oportunidad de jugar cuatro manos tranquilas hasta que le llegasen las ciegas, pero ninguna era lo bastante buena como para dar un paso al frente. En cierta ocasión se encontró con un as de rombos (A), pero acompañado de un 7 del mismo palo perdía su validez de cara a las apuestas. También se cruzó con un rey (K) con el que tampoco tuvo mucha suerte puesto que iba acompañado de un 8 del mismo color, pero sin nada más en la mesa que pudiese servir. 

En el momento que llegó la ciega grande, el belga Hallaert subió la apuesta y Benger la pagó, pero las cartas del mallorquín no acompañaron como para seguir apostando. En la mano siguiente, la ciega grande pasó al segundo jugador con más puntos y la ciega pequeña le tocaba a Fernando, que recibió un as de tréboles (A) y un 10 de rombos. Todos se habían tirado y él tenía que estimar la mano que tenía Josephy, pero no terminó convencido de jugar. Por tanto, tuvo que retirarse y seguir esperando porque las siguientes tres manos fueron directamente al mazo de cartas descartadas. 

Justo cuando se había dado una vuelta entera, en la décima mano, el jugador español consiguió buenas cartas. Todos fueron al centro esperando a ver si alguien doblaba, pero no fue así. Por tanto, Pons se tuvo que conformar con lo que había y las ciegas. Esta jugada le subió bastante la moral, pero las malas cartas no frenaron, llevando a las tres siguientes manos a ser descartadas.  

En la ciega grande el que finalmente resultó ganador del torneo, Nguyen, subió. Puede que no tuviese nada, pero a poco que fuese podía fácilmente ser mejor que lo que llevaba Fernando (6 de rombos y 5 de corazones). Por tanto, no hubo suerte y llegó la ciega pequeña. Rey de picas (K) y 5 de corazones, perfecto para subir lo que habían pagado los cuatro anteriores, pero la subida no sería suficiente y la mano tampoco era demasiado segura. 

Llegó la mano final, la dieciseisava: as de rombos (A) y 6 de tréboles. Eran buenas cartas, podía llevarse las ciegas o quedar en una realmente buena posición si alguien pagaba. El único inconveniente fue que el flop no acompañó. Era el fin de Fernando en la mesa de juego. Por tanto, la mala suerte podría considerarse el mejor resumen sobre la actuación de Fernando Pons en la mesa final del WSOP 2016

Sin embargo, el resultado no decepcionó para nada al jugador, ya que se mostró satisfecho de tu paso por el torneo: “He disfrutado muchísimo estos meses, he podido cumplir un sueño y ha sido increíble”, aseveró el jugador en una entrevista. Además, Pons no fue el único que se despidió en la primera jornada del November Nine; otros tres jugadores también cayeron eliminados, diciendo adiós a la posibilidad de convertirse en campeones del mundo, al menos por ahora. 

Hasta el momento de jugar en el mundial de Las Vegas, el jugador español jugaba al póker online en torneos de diferentes plataformas como modelo de ocio o diversión, hasta que un día consiguió un puesto para participar en la WSOP de este año 2016 con otros 6756 jugadores más, provenientes de países de todo el mundo. Mirando a esta cantidad se puede observar el gran logro que ha conseguido Fernando Pons quedando noveno, entre tantos participantes. Además, su premio de participación asciende a la reseñable cantidad de un millón de euros, por haber logrado clasificarse.  

Después del mencionado vietnamita, Qui Nguyen que se colgó el brazalete de campeón del mundo de póker, se clasificaron Cliff Josephy, Vojtech Ruzicka, Gordon Vayo y Michael Ruane, Ruzicka, Benger y Wong. La única mala noticia para todos estos jugadores es que gran parte de sus ganancias se desvanecerán en impuestos. De los 25 millones de dólares que se han repartido, el 39,73% irá destinado a los entes estatales de recaudación de los diferentes países respectivos. Fernando Pons tendrá que pagar un 45% en España. El ganador del torneo no llegará a llevarse ni 5 millones de más de 8 que ha conseguido.