GUÍA DE AUTOPROTECCIÓN PARA TERRORISMO NUCLEAR

¿Cómo actuar en caso de ataque terrorista por "bomba sucia" en tu ciudad?

El Parlamento Europeo elaboró un informe en el que alertaba del "riesgo genuino" de un nuevo tipo de ataque terrorista químico, biológico, radiológico o nuclear contra ciudades europeas.

El pasado mes de diciembre el servicio de estudios del Parlamento Europeo elaboró un informe en el que, basándose en previas estimaciones de la OTAN y de distintos expertos, alertaba del "riesgo genuino" de un nuevo tipo de ataque terrorista químico, biológico, radiológico o nuclear contra ciudades europeas.

En el mismo sentido, y tal y como ya había informado Nuevatribuna, la Protección Civil del Reino Unido ya había alertado de lo mismo desde marzo del mismo año, con la actualización 2015 de su "National Risk Register of Civil Emergencies", sosteniendo que entre los nuevos riesgos que debían ser atendidos con "alta prioridad", se incluía el de "ataque terrorista catastrófico", de tipo biológico, radiológico o nuclear.

55761e15c46188d67f8b45b9

El hecho de que DAESH u otros grupos terroristas similares estén intentando en estos momentos conseguir ese tipo de materiales para dar un salto cualitativo en el terror -un nuevo "golpe de efecto" mundial similar al 11 S- en alguna ciudad europea o de EEUU inquieta a las autoridades y especialistas, habiendo llegado a ser recientemente reconocido por altos funcionarios de la administración Obama que el "terrorismo nuclear" representa en estos momentos la principal amenaza de seguridad para Estados Unidos.

Y el primero de todos los candidatos en estos momentos es un ataque terrorista mediante "bomba sucia" radiológica en alguna de nuestras ciudades, con alguna capital europea dotada de especial simbolismo como Berlín, Londres o Roma en primera línea de las hipótesis.

Es en este contexto que la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial, el EMP y los fenómenos Black Swan (AEPCCE) ha recordado a través de su página de divulgación unas pautas básicas de autoprotección ante una temática que es todavía muy desconocida entre nosotros, y ante la que la mayoría de la población "ni tan siquiera sabría todavía de qué se trata exactamente cuando se habla de 'bomba sucia', ni cómo podrían tomar unas sencillas medidas a su alcance en tal escenario, pero que llegado el caso podrían ser de gran importancia", han señalado.

¿Qué es una bomba sucia?

Una bomba sucia es un dispositivo de "dispersión" de material radiactivo, no de "fisión". 

Es decir, la bomba sucia se limita a "mezclar" explosivo convencional con fuentes radiactivas de más alto o más bajo nivel a modo de "metralla". Su letalidad es incomparablemente menor que la de una bomba nuclear propiamente dicha, pero también lo es su complejidad y esto último es, precisamente, lo que la convierte en algo al alcance de determinados grupos terroristas con un cierto grado de organización y capacidad en un mundo con serios problemas de control efectivo de tales fuentes radiactivas en numerosos países y de lucha contar su compra-venta en el mercado negro internacional.

¿Qué efectos tendría una "bomba sucia"?

El grado de devastación en una bomba sucia continuaría dependiendo de la propia explosión, de la cantidad, el tipo y la disposición de los explosivos convencionales empleados. 

Si bien los componentes radiológicos añadidos potenciarían significativamente la gravedad de sus consecuencias y el tipo de éstas. 

1) En primer lugar más allá de los propios fallecidos provocados por la explosión, los propios heridos se encontrarían en una situación de mucha mayor gravedad e incertidumbre por la propia entrada en contacto de las fuentes radiactivas con su piel, torrente sanguíneo y órganos internos como parte de las heridas causadas con la explosión, así como mediante la inhalación de partículas. Estos además precisarían de medidas específicas de evacuación y descontaminación que habrían de ser aplicadas lo antes posible.

2) Si nos encontramos directamente en la nube de polvo en suspensión en la calle nos será muy difícil orientarnos para desplazarnos en la dirección correcta; por ello si no constatamos indicios de ningún incendio lo que será prioritario en ese caso es tomar refugio en algún edificio lo mas cercano posible pero no afectado por la explosión, ni directamente adyacente. Cada minuto en esa nube cuenta, y para mal. Hay que pasar a un recinto cerrado y si podemos precintar puertas y ventanas con cinta de embalaje o similar. 

Se trata de reducir todo lo posible nuestras exposición a ésta, pero sin colocarnos en nuevas situación de riesgo (incendios, derrumbes, etc.). En lo posible evitaremos desplazarnos por el centro de la calzada, dónde será mayor.

En segundo lugar la propia zona afectada quedaría "contaminada" con mayor o menor gravedad dependiendo del tipo y la cantidad de las fuentes radiactivas empleadas, lo que también supondría la peligrosa exposición del personal de emergencias y sanitario. La radiactividad es indetectable a simple vista. Una intervención de los servicios de emergencia ante lo que podría aparentar ser un escenario terrorista tradicional sin un protocolo que marque la práctica de mediciones de la radiactividad, o el empleo por defecto siquiera de sistemas de medición pasiva tipo rad sticker, impediría de raíz la adopción de sencillas medidas para dicho personal como el uso de mascarillas que las dotasen de una mínima protección (por ejemplo sencillas FFP 3, mientras que las FFP 1 o 2 no lo son) que impidiesen la inhalación, o su inmediata y subsiguiente descontaminación en vez de continuar todavía durante horas con dicha misma ropa. O la toma en consideración de todo ello para la ubicación en una zona suficientemente segura desde el punto de vista radiológico del puesto médico avanzado y zona de triage, consideraciones estas distintas al escenario tradicional.

3) Evacuados los heridos con la máxima urgencia, también tendría que serlo toda la propia zona afectada en si por la dispersión y depósito de las partículas radiológicas - lo que podría variar enormemente en función de la estructura arquitectónica de un lugar a otro de la detonación, potencia del explosivo, viento en ese momento y dispersión aérea, etc, etc - debería ser delimitada con precisión primero (no sin complejidad), y mantenida en cuarentena y ser sometido a trabajos de descontaminación, después, probablemente durante semanas o meses, inaccesible e intransitable al resto de la población de forma prolongada con el consiguiente impacto económico también de ver una parte de una gran ciudad objeto de descontaminación radiológica.

¿Qué medidas de auto protección deberíamos adoptar en las inmediaciones de una detonación de una "bomba sucia"?

  • 1- Si nos encontramos en las inmediaciones de la detonación de una bomba sucia lo primero que tenemos hacer con un rápido gesto es proteger nuestras vías respiratorias y cerrar la boca; el mero hecho de taparnos con cualquier tipo de tela que tengamos a mano ya puede ser de ayuda (es mejor que nada) y si ademas disponemos de agua u otro líquido para empaparlo previamente será más efectivo. Intentaremos exponer la menor parte de nuestro cuerpo, podemos ponernos esos guantes que llevábamos en los bolsillos, cubrirnos como podamos el pelo y la cara, etc.

    Hay que pensar que este gesto preventivo debería ser automático, no podemos esperar a que se confirme la existencia o no de fuentes radiactivas y además siempre será una buena medida de protección respecto otro tipo de agentes contaminantes que se encuentren en suspensión en el aire en este tipo de situación.bomba-sucia1

  • 2- Si nos encontramos directamente en la nube de polvo en la calle y no vemos signos de ningún incendio, nos será muy difícil orientarnos lo que es prioritario en ese caso será tomar refugio en algún edificio lo mas cercano posible, peto no afectado por la explosión, ni directamente adyacente a éste. Se trata de reducir todo lo posible nuestras exposición a la nube, pero sin colocarnos en nuevas situación de riesgo (incendios, derrumbes, etc). Cada segundo en esa nube cuenta, y para mal. Hay que pasar a un recinto cerrado.bomba-sucia2
  • 3- En cuanto entremos y hayamos cerrado la puerta intentaremos deshacernos de toda la ropa posible allí mismo (contaminada y potencialmente muy peligrosa) hasta quedar en ropa interior, manteniendo todavía la protección de las vías respiratorias (que en cuanto podamos, después, sustituiremos también por otra distinta, deshaciéndonos igualmente de la anterior). 
  • 4- Pasaremos al interior y si podemos conseguir agua nos terminaremos de descontaminar con abundante agua del tiempo, y sin frotar nuestra piel en ningún caso, que el agua arrastre por si sola las partículas. Si es posible y con cuidado de no causarnos heridas cortaremos de un par de rápidos cortes nuestro pelo si es largo.
  • 5- En ese momento intentaremos dirigirnos al subsuelo del edificio, si lo tiene (zona de parking, sótanos, etc) o a los pisos superiores como segunda opción, si bien situándonos siempre y en todo caso en un punto opuesto del edificio al de la explosión, en el que tengamos toda la masa interpuesta posible (tabiques, etc) entre esta y nosotros), y asegurándonos una por una que donde estemos todas las ventanas al exterior estén cerradas y con el aire acondicionado apagado.
  • bomba-sucia5
  • 6- Nos mantendremos alejados de la parte del edificio más cercana a la explosión, prestaremos atención a cualquier indicio de incendio en la zona, y nos conectaremos a través de cualquier dispositivo que podamos llevar (móvil, tablet, o similar) a radio/internet. Evitaremos realizar llamadas, y trataremos de enviar uno o varios sms en los que, con el menor número de palabras posibles hagamos saber (por ejemplo a nuestro contacto automático AA) el lugar exacto donde estamos, incluido planta o sótano, número de personas con las que estamos y si existen heridos y su gravedad aparente, para que ellos, con más medios a disposición avisen a los servicios de emergencia.
  • 7- En cambio, si nos encontramos fuera de la nube de polvo de la explosión nos alejaremos de ésta caminando a buen paso, sin detenernos y conservando la calma, a ser posible en dirección perpendicular a la dirección del viento (mientras caminamos podemos observar, por ejemplo, hacia donde ondean banderas en edificios oficiales, observar trozos de papel en el suelo o similar). Esa es la prioridad. bomba-sucia7

Sólo si excepcionalmente tuviésemos una salida clara y segura en vehículo sin necesidad de maniobrar nos alejaríamos en él cerrando las ventanillas y el aire acondicionado; pero en una situación así esto último es realmente difícil de imaginar, lo más previsible será que las calles adyacentes queden automáticamente cortadas y/o colapsadas, y que se produzcan nuevos accidentes en los que nos podríamos ver envueltos con nuevo riesgo para nuestra seguridad, o que quedemos atrapados en los atascos subsiguientes a un distancia todavía insuficiente y el viento pudiese cambiar.

¿Qué medidas de autoprotección debería adoptar el resto de la población de la ciudad afectada?

Lo más prudente que puede hacer el resto de la población de esa misma ciudad a la vista de la confirmación de que efectivamente se ha tratado de una bomba sucia, es confinarse con calma y paciencia allí donde se encuentren cerrando puertas y ventanas y apagando aparatos de aire acondicionado y alejandose/parapetándose tras masa interpuesta del exterior (lo ya señalado: sótanos, pisos elevados o al menos parte central del edificio), así como conectar rápidamente la radio/internet a la espera de indicaciones de Protección Civil acerca del exacto alcance geográfico y tipo de contaminación, así como su desplazamiento por el viento.

En ese sentido hay que recordar que la contaminación radiactiva es inolora e invisible, no es detectable sin la equipación adecuada, presumir que una zona se encuentra o no afectada y arriesgarse con la sola base de esa presunción, es un error.

Entrar en pánico e intentar salir todos a la vez de la ciudad colapsará con certeza las salidas, y al final un mal golpe de viento nos puede exponer a tal contaminación atrapados en un atasco en alguna calle, amen del claro incremento del riesgo de verse envuelto en un accidente de tráfico."