SEGÚN ANUNCIAN LOS SINDICATOS MAYORITARIOS

“El próximo otoño será un otoño de movilizaciones"

Los sindicatos han presentado las Marchas de pensionistas, que recorrerán todo el país del 30 de septiembre al 9 de octubre, para defender pensiones dignas y el sistema público de pensiones.

El próximo otoño será un “otoño caliente”, según ha anunciado esta mañana en rueda de prensa Carlos Bravo, secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO. “Este otoño será un otoño de movilizaciones”, movilizaciones que comenzarán con las Marchas de los pensionistas para reclamar unas pensiones dignas y para exigir revertir los efectos de la reforma de las pensiones de 2013, y que, según declaró, se desarrollarán también en torno a la negociación colectiva, tras la negativa empresarial a firmar un acuerdo salarial, y los Presupuestos Generales del Estado 2018.

En la rueda de prensa, en la que han intervenido también la secretaria de Políticas Sociales de UGT, Mari Carmen Barrera, y los secretarios generales de las Federaciones de Pensionistas y Jubilados de CCOO y de UGT, los sindicatos han presentado las Marchas de pensionistas, que recorrerán todo el país del 30 de septiembre al 9 de octubre, para defender pensiones dignas y del sistema público de pensiones.

El objetivo de las Marchas es garantizar financiación suficiente para garantizar las pensiones y su poder adquisitivo, aumentando tanto los recursos procedentes de las cotizaciones como las aportaciones de los Presupuestos Generales del Estado. Con esta movilización, CCOO y UGT pretenden también “revertir o corregir la reforma de las pensiones que aprobó unilateralmente el Gobierno del PP en 2013, que como primer efecto está suponiendo ya una considerable pérdida de poder adquisitivo de las pensiones”, explicó Carlos Bravo.

Las movilizaciones para “garantizar las pensiones de hoy y de mañana”, en palabras de Julián Gutiérrez, secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, no serán las únicas que se desarrollarán el próximo otoño. Así lo aseguró, el secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, que manifestó que la negativa de la patronal CEOE y CEPYME a firmar un acuerdo salarial para este año, va a provocar la conflictividad en los sectores y empresas donde está pendiente la negociación colectiva, con el objetivo de que los convenios garanticen subidas que supongan recuperación del poder adquisitivo de los salarios. La elaboración de los Presupuestos Generales del Estado del próximo año, señaló también, constituirá otro ámbito de movilización, con objeto de que respondan a las necesidades de la mayoría de la sociedad, reforzando la creación de empleo y la protección social.