LA JUSTICIA AVALA LA SUSPENSIÓN CAUTELAR DE PRIVATIZACIÓN

Freno a la privatización sanitaria en Madrid

El Gobierno madrileño ha sufrido un nuevo varapalo judicial en su intento por privatizar seis hospitales públicos de la región. El TSJM ha acordado por mayoría devolver los recursos interpuestos contra la externalización sanitaria a sus secciones de origen que ya acordaron la paralización cautelar de la privatización sanitaria. Oposición y asociaciones en defensa de la sanidad pública han valorado muy positivamente esta decisión.

Al Gobierno de la Comunidad de Madrid se le está complicando cada vez más su intento por privatizar la sanidad pública. Los 43 magistrados que han integrado la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (se han ausentado siete alegando motivos de salud) que delibera sobre los recursos que afectan a la externalización sanitaria han acordado por mayoría devolver los asuntos objeto de la convocatoria a las secciones de origen lo que supone en la práctica avalar la suspensión cautelar de la privatización de seis hospitales de la región.

En concreto, todos los asuntos se devolverán a sus secciones, la tercera y octava. La sección tercera, que lleva un total de seis recursos, acordó suspender el procedimiento a solicitud de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) y será la que resuelva sobre si levanta o no la medida de suspensión cautelar que pesa sobre el proceso desde el pasado mes de septiembre. Esta decisión supone que se vuelve al punto de partida del procedimiento.

"Estamos muy contentos porque nos parece que esta decisión es una demostración del respeto a la justicia. En España la justicia te asigna un juez y es el que debe continuar con el procedimiento. Con esta decisión, se ha respetado enormemente a la justicia, que es lo que pedíamos", ha apuntado una de las portavoces, Fátima Brañas, portavoz de AFEM, quien además espera que el próximo pronunciamiento de la sala tercera vaya en la misma dirección.

La decisión se ha adoptado en tan solo dos horas y va contra el criterio del expresidente de la Sala Gerardo Martínez Tristán que resolvió el pasado octubre aunar todos los recursos para que no hubiera resoluciones contradictorias. El PSM acordó impugnar esta decisión, pero el TSJM acordó seguir adelante. El asunto derivó en una trifulca en el seno del PSOE cuando el secretario general del PSM, Tomás Gómez, renunció a su escaño en el Senado después de que la dirección federal de su partido acordara con el PP la lista de vocales para el Consejo General del Poder Judicial, entre los que se encontraba el propio Martínez Tristan, recusado por los socialistas madrileños.

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández- Lasquetty, ha afirmado que respeta la decisión del pleno de la Sala del TSJM pero ha mostrado el deseo del Gobierno regional de que los recursos "se resuelvan con rapidez" para "disipar la incertidumbre".