FILTRACIONES A LA FARMACÉUTICA ALEMANA

Boehringer, nuevamente en la picota

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía investiga un presunto caso de revelación de secretos y derechos fundamentales a la intimidad de datos personales y de salud que afectan a numerosos pacientes.

Imagen de un pantallazo filtrado a la farmacéutica Boehringer, con datos de un paciente.
Imagen de un pantallazo filtrado a la farmacéutica Boehringer, con datos de un paciente.

Ya ha salido la noticia en varios medios de comunicación. También a través del correo de la web de Audita Sanidad nos ha llegado información de un ex-trabajador lobista de la empresa Boehringer Ingelheim, con sede en Sant Cugat del Valles (Barcelona) a quien se le enviaba toda la documentación para ejercer su labor de lobby favorable a los fármacos de la empresa farmacéutica, hechos que pueden ser constitutivos de diversos delitos y prácticas irregulares por parte de la empresa y de funcionarios de los Sistemas Sanitarios de Andalucía y Extremadura.

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y la Agencia Española de Protección de Datos han iniciado investigaciones de oficio por tales hechos denunciados por la Asociación Defensor del Paciente en el mes de marzo del 2017.

Conviene también recordar que en Estados Unidos se presentaron, en 2014, unas 2.000 demandas contra la empresa Boehringer Ingelheim por su fármaco Pradaxa1, tras haber ocultado datos importantes sobre seguridad y evidencia científica del producto (2).

Presuntos hechos actuales:

Descubrimiento y revelación de secretos de Salud sin consentimiento de los propietarios  de ficheros, con presunta coacción y abuso confianza a funcionario público como facilitador.  La empresa como persona Jurídica sería además responsable por existir conocimiento de los hechos por parte de Directivos y Administradores de la misma.

La empresa alemana habría recabado documentación médica con datos de salud y de gestión sanitaria, documentos internos de gestión clínica, sin consentimiento de los propietarios de los ficheros y con presunta coacción y abuso de confianza a funcionario público como facilitador. Asimismo, funcionarios y personal de los Servicios Sanitarios Públicos de la Comunidad Autónoma de Andalucía y Extremadura estarían implicados.

Señalamos algunos ejemplos:

-Extracción ilícita y posterior difusión de pantallazos de terminales informáticos (ejemplo en la imagen) extraídos de los programas informáticos de gestión clínica de los Servicios Andaluz y Extremeño de Salud, conteniendo nombre del paciente, patología que padece, medicación prescrita, nombre del médico prescriptor, etc.

-Extracción ilícita y posterior difusión interna a Boehringer España de pantallazo de terminal informático, con imagen de control de anticoagulación “INR”, figurando medico prescriptor, nombre paciente y control numérico de INR.

-Extracción ilícita y posterior difusión interna en la Empresa de Recetas con nombres de pacientes, DNI, medicación prescrita, etc., facilitadas por funcionarios públicos (coacción y abuso confianza).

-Extracción ilícita y posterior difusión de fotos de visados de medicamentos de alto riesgo (ACO) prescritos, con el nombre del paciente, del médico prescriptor, diagnóstico, etc.

-Numerosa extracción supuestamente ilícita y posterior difusión interna de envíos oficiales, con sellos de registro salida y entrada, procedentes de Directivos, Gerentes y demás responsables sanitarios y dirigidos internamente a los profesionales sanitarios de Unidades Gestión Clínica, Centros de Salud, Áreas y Distritos Sanitarios, etc., con información interna de gestión clínica de patologías.

-Extracción ilícita y posterior difusión en BIESA de envíos internos de algoritmos de manejo  de fármacos recomendados por distritos sanitarios de primaria, en base a criterios de seguridad y eficiencia, que envían las Áreas Sanitarias de Servicios Autonómicos de Salud a toda la organización de profesionales sanitarios.

-Extracción ilícita y posterior difusión de emails internos del SAS, emitidos por Farmacéuticos/as de Atención Primaria a todo el colectivo de centros de salud

Violación de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD)

Calificada en su máximo nivel 3 de gravedad por un informe de la Consultoría PRODAT: datos de salud y personales de numerosos pacientes y funcionarios de Andalucía y Extremadura  que suponen grave incumplimiento del derecho fundamental de la intimidad de los datos personales.

No es la primera vez que informes clínicos y datos de pacientes han sido presuntamente transmitidos desde el sistema sanitario público a empresas privadas, sean clínicas, farmacéuticas, etc.

Desde Audita Sanidad consideramos urgente e imprescindible que se refuerce la actual legislación de protección de datos y, sobre todo, la vigilancia de su cumplimiento.

Acoso laboral

Además, señalamos el acoso laboral sufrido por el trabajador “Alentador” tras comunicar internamente los hechos a los directivos de la empresa alemana que le ha conducido a padecer un síndrome de estrés postraumático precisando tratamiento intensivo y baja laboral, y que ha conducido a una extinción de su contrato laboral por lo que el caso está actualmente ante la Justicia vía lo social.

Ya ha ocurrido en numerosos casos de denuncia de corrupción en los últimos años: que el que denuncia termina siendo acosado y “denunciado”. Desde Audita Sanidad consideramos urgente la promulgación de una ley que proteja a los “alentadores” tal y como ocurre en numerosos países de nuestro entorno europeo.

¿Prácticas irregulares habituales?

En síntesis, nos parece que estos hechos señalan prácticas irregulares de esta empresa farmacéutica como posiblemente de otras muchas que rompen los códigos éticos que Farmaindustria tiene, con el objetivo de obtener y manejar información privilegiada de gestión clínica y gasto farmacéutico, con ánimo de lucro y de posición de privilegio en el mercado farmacéutico. Creemos urgente el replantear la política farmacéutica existente en su conjunto para frenar el poder cada vez más influyente del Lobby Farmacéutico.

Por último, Audita Sanidad apuesta e insiste una vez más en la realización de auditorías ciudadanas de la sanidad pública, al margen de lo que la Justicia pueda decidir.


1: http://uk.reuters.com/article/us-boehringer-pradaxa-idUKBREA1C0PW20140213

2: http://www.bmj.com/content/349/bmj.g4670 (British Medical Journal)