PESTICIDA FABRICADO POR MONSANTO

Equo presenta la Iniciativa Ciudadana Europea para prohibir el glifosato

El glifosato es un pesticida de uso generalizado, que se encuentra desde en la comida hasta en los jardines, que ha sido catalogado por la OMS como “probablemente carcinógeno”.

Si se reúne 1 millón de firmas, la Comisión Europea está obligada legalmente a escuchar las demandas que reclaman su prohibición

La Fundación EQUO y el partido EQUO presentan el día 4 de mayo en Madrid la Iniciativa Ciudadana Europea para prohibir el glifosato, un pesticida fabricado por Monsanto, muy nocivo para las plantas y los animales, aprovechando que hay abierto un proceso de revisión de la autorización de su uso en la Unión Europea.

El glifosato es un pesticida de uso generalizado, que se encuentra desde la comida hasta en los jardines, que ha sido catalogado por la OMS como “probablemente carcinógeno” y cuyos efectos en la salud son nefastos.

El pasado verano, después de una larga campaña impulsada por cientos de miles de europeos, la Comisión Europea no consiguió renovar por 15 años la licencia al glifosato y tuvo que conformarse con una breve renovación de 18 meses. Todo un gran logro, teniendo en cuenta la intensa actividad de los grupos de presión de la industria química.

No_al_glifosato_full

Un producto carcinógeno no debería ser empleado en nuestros campos y en nuestros barrios

Pero los grandes fabricantes de herbicidas, como Monsanto, siguen presionando para proteger sus beneficios y pagan “estudios” y opiniones “de expertos” para demostrar que su producto es seguro.

Desde Equo Madrid y la Fundación Equo consideran que "un producto carcinógeno no debería ser empleado en nuestros campos y en nuestros barrios. Ahora tenemos la oportunidad de alzar la voz mediante la única vía legal que nos permite la UE:  la Iniciativa Ciudadana Europea.

La Iniciativa Ciudadana Europea es el instrumento más poderoso que tenemos los ciudadanos europeos para dirigirnos a la Comisión Europea. Si se reúne un millón de firmas (en toda la UE) la Comisión estará obligada legalmente a escuchar nuestras demandas".