21 DE MAYO, DÍA MUNDIAL DE LA DIVERSIDAD CULTURAL

UGT reclama políticas que fomenten la diversidad cultural y frenen los fanatismos

Tanto la UE como España siguen sin cumplir los compromisos de reubicación y reasentamiento de solicitantes de protección internacional, en el caso de algunos Estados, amparándose en el rechazo a la diversidad cultural.

Con motivo del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, que se celebra mañana 21 de mayo, la Unión General de Trabajadores reclama políticas adecuadas para resaltar los valores y principios que fomentan el acercamiento y la solidaridad, frente a las manifestaciones de extremismo y fanatismo. En este sentido, el sindicato recuerda que tanto la Unión Europea como España siguen sin cumplir los compromisos de reubicación y reasentamiento de solicitantes de protección internacional, en el caso de algunos Estados, amparándose en el rechazo a la diversidad cultural. Por ello, UGT demanda medidas para proteger a las víctimas de los conflictos y no permitir que la diversidad cultural sea utilizada como excusa para no cumplir con las obligaciones internacionales.

Para UGT, la diversidad cultural es un motor de desarrollo a todos los niveles y el rechazo a manifestaciones culturales consideradas diferentes es uno de los orígenes de conflictos en todo el mundo. Respetar y amparar la diversidad implica también responder con responsabilidad a situaciones generadas por estos conflictos.

Por ello, UGT recuerda que la Unión Europea y sus Estados miembros siguen cumplir los compromisos de reubicación y reasentamiento. En el caso de algunos países, gobiernos y partidos políticos, estos alientan el rechazo a los solicitantes de protección internacional y a los migrantes en general, presentando la diversidad cultural como una amenaza

El duodécimo informe de la Comisión Europea sobre los datos reubicación y reasentamiento, a fecha 12 de marzo de 2017, señala que desde Grecia e Italia han sido reubicadas 18.418 personas (el 11,5%) de las 160.000 comprometidas. Es preciso tener en cuenta que Hungría renunció a que se reubicaran desde su territorio 54.000 personas y que esta cifra no ha sido reasignada a otro estado miembro. Por otra parte, los compromisos totales fueron reubicar a 40.000 personas desde Italia y Grecia y, posteriormente, en septiembre de 2015, se añadieron 120.000 personas más. A España han llegado un total de 886 personas, el 9,5%, de las 9.323 comprometidas a reubicar desde Grecia e Italia que corresponden solo a lo acordado en septiembre de 2015.

El programa de reubicación termina el 26 de septiembre de 2017 y, a este ritmo, no va a ser posible dar cumplimiento a los compromisos. Por ello, la Unión General de Trabajadores quiere recordar, en este día, que el respeto a la diversidad incluye adoptar las medidas necesarias para proteger a las personas víctimas de los conflictos, y no permitir que la diversidad cultural sea utilizada como excusa para no cumplir obligaciones internacionales, como el derecho a solicitar asilo.