Se pone en marcha la elección popular de magistrados en Bolivia

La elección que se celebrará el próximo 16 de octubre será clave para decidir sobre la reelección de Evo Morales en 2014.

| 13 Junio 2011 - 11:12 h.
El presidente de Bolivia, Evo Morales.
El presidente de Bolivia, Evo Morales.

Para el gobierno de Evo Morales estas elecciones contribuirán a profundizar la democraciaEste domingo se cerró el plazo para inscribir a los candidatos a autoridades del poder judicial boliviano, que serán elegidos mediante voto directo de los ciudadanos el próximo 16 de octubre. De esta manera se elegirán los miembros del Tribunal Supremo, el Consejo de la Magistratura, el Tribunal Constitucional y el Tribunal Agroambiental.

Para el gobierno de Evo Morales estas elecciones contribuirán a profundizar la democracia y se abandonan viejas prácticas, cuando los partidos políticos tradicionales se repartían los cargos o “se loteaban los espacios en la administración de justicia”, en palabras del vicepresidente, Álvaro García Linera.

Según el presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, hay cinco males que aquejan a la actual justicia boliviana y que podrán erradicados a partir de ahora: “falta de independencia y transparencia, la retardación de justicia, la deshumanización y la ausencia de protección a los intereses del Estado”. 

La oposición, incluida la poderosa Central Obrera Boliviana (COB), considera sin embargo que el gobierno pretende copar el poder judicial para allanar el camino a la reelección de Evo Morales en 2014. La lista de 450 aspirantes será examinada por la Asamblea Legislativa Plurinacional, donde el gobierno tiene mayoría absoluta. Del total de aspirantes el Congreso debe preseleccionar 125 candidatos, para 56 cargos. La mitad de ellos deben ser mujeres y tiene que haber al menos un representante de origen indígena por cada uno de los tribunales. No solo la oposición desconfía, una encuesta divulgada el domingo por el diario Página Siete, el 73 % de los consultados considera que estos comicios no serán limpios.

Otras críticas surgidas al proceso, sin antecedentes en ningún país del mundo, se refieren a la prohibición de que los candidatos hagan campaña o aparezcan en los medios de comunicación tres meses antes de la votación. Cabe preguntarse entonces qué criterios tendrá el ciudadano para decidir su voto, teniendo en cuenta las características de un país como Bolivia.

“Mi gran sueño es que con la elección de las nuevas autoridades judiciales y las nuevas normas, seamos referentes mundiales de una nueva justicia", dijo MoralesA los candidatos se les exigió presentar una declaración jurada que garantice, entre otras cosas, que no cometieron delitos económicos contra el Estado, que no pertenecen a ningún partido político, que no ocuparon ningún cargo directivo en empresas extranjeras que tengan contratos con el Estado, que no han patrocinado a condenados por narcotráfico (se exceptúa a los defensores de oficio), ni tampoco a personas que atentaron contra la unidad del Estado, participaron en gobiernos de facto o fueron condenados por enajenación de recursos naturales o del patrimonio nacional.

El presidente, Evo Morales, ya anticipó su deseo de ir a la re-reelección, siguiendo los ejemplos de otros mandatarios de la región, como el venezolano Hugo Chávez y el ecuatoriano Rafael Correa y como también pretende el nicaragüense Daniel Ortega. Pero tendrá que pronunciarse el futuro Tribunal Constitucional, ya que la Constitución dice que el presidente solo puede ser reelecto por una sola vez de manera continua y que los mandatos anteriores a la nueva constitución de 2009 serán tomados en cuenta. El gobierno sostiene que al haber un nuevo estado Plurinacional, con nueva Constitución (2009), su primer mandato, que inició en 2006, no cuenta.

Estas elecciones son un paso más en la refundación de Bolivia, emprendida por el presidente Evo Morales. Y que en el caso de la Justicia se verá complementada con un nuevo Código Penal, nuevo Código de Familia y nueva Ley de Procedimiento Constitucional, entre otras normas fundamentales. Una comisión integrada por representantes de los tres poderes será la encargada de elaborar los nuevos códigos, bajo la consigna del gobierno de acompañar la implementación de la nueva Constitución. “Mi gran sueño es que con la elección de las nuevas autoridades (judiciales) y las nuevas normas, seamos referentes mundiales de una nueva justicia, porque hay una nueva sociedad, nuevas necesidades, nuevos problemas, como el tema de los derechos de la Madre Tierra”, dijo Morales.

Vota esta noticia:
Más acciones: