TORMENTAS SOLARES

Creciente expectación entre la comunidad científica internacional ante las tormentas solares

¿Traerá este nuevo 2012 que comienza un nuevo repunte de actividad solar similar al 2011, o nos traerá una corrección hacia cotas más moderadas?, esta es la cuestión.

Los datos de cierre de la actividad solar de 2011 actualizados a 2 de enero de 2012 han confirmado un dato inquietante que ya venía siendo observado mes a mes: el actual ciclo solar 24 continuaría confirmando en su progresión el modelo del ciclo solar 10, que tuvo lugar entre diciembre de 1855 y marzo de 1867. Ciclo solar más conocido como el ciclo solar del Evento Carrington, la mayor tormenta solar desde el inicio de nuestras mediciones occidentales en 1755 (http://www.nuevatribuna.es/articulo/medio-ambiente/2011-12-02/hace-mas-de-mil-anos-que-se-estudian-las-manchas-solares/2011120210105900533.html).

El dato sorprende más aún cuando hace tan solo dos años, a mediados de 2009, todavía se pensaba que este ciclo podía batir records de otro tipo: por su baja actividad.

Pero el fuerte incremento de la actividad solar de febrero de 2011 (la denominada "tormenta solar de San Valentín"), y el fuerte incremento de actividad de los meses sucesivos, en especial tras agosto, pronto pusieron a los estudiosos del clima espacial tras la pista de otros ciclos "de inicio retardado" o "slow starter", y entre ellos, el más conocido de todos, el ciclo solar número 10. Ciclo que dió lugar a varias de las tormentas solares más intensas de las que se tiene constancia, como el temido "evento carrington" de septiembre de 1859 o la reseñable tormenta solar de la batalla de Fredericksburg, en diciembre de 1862, durante la guerra de secesión americana, presenciada en directo por los miles de soldados atrincherados en los campos de Virginia, en el sur de los EEUU.

Si bien estos datos "aún no pueden ser considerados concluyentes", ha señalado el Observatorio del Clima Espacial (http://www.facebook.com/pages/Observatorio-del-Clima-Espacial/120382228061675), que ha reconocido que la evolución del ciclo solar en los próximos meses será determinante para terminar de ubicarnos.

Así, la concordancia sostenida entre los ciclos 24 y 10 es real, señalan, pero también cabe formular varias reservas, en primer lugar que las últimas semanas de diciembre han aportado un repunte a la baja que también podría llevarnos a una corrección y a un ciclo más cercano al 12 o al 14". "Sabemos que es la propia NASA la que en una de sus últimas comunicaciones del 2011 acaba de reconocer lo contrario: que lejos de una moderación cabe esperar un 2012 "excitante" con un repunte al alza tanto en la actividad como en la energía de las eyecciones y las llamaradas solares que nos vendrán, - es decir más en la estela del modelo del ciclo 10 antes que el modelo del ciclo 12 o el 14 - ( http://www.space.com/14060-2011-restless-sun-solar-activity-review.html), pero esto tambien es sólo una previsión. Hay que esperar".

"De otro lado no podemos olvidar que, haya repunte o haya corrección en los primeros meses de 2012, ello tampoco excluye la posibilidad de eventos solares de envergadura, como nos demuestran otros episodios solares reseñables como el de 1921 o, sin ir tan lejos, la sorprendente tormenta solar de San Valentín, de febrero de 2011, justo antes de dar inicio a la actual subida y cuando todavía sonaban las previsiones de mínimos de 2009".

"De hecho Kathryn Sullivan y otros responsables de la Casa Blanca de Obama ( http://www.nuevatribuna.es/articulo/medio-ambiente/2011-11-13/la-astronauta-kathryn-sullivan-confirma-amplios-preparativos-de-prevencion-de-la-casa-blanca/2011111311053100633.html ) son los primeros que han destacado esto mismo y han reconocido que el actual momento de máximo solar les servirá para tomar impulso en una serie de políticas preventivas que, simplemente, deberán contemplarse con carácter permanente de ahora en adelante: ya no son ninguna opción para ningún Estado simplemente dada nuestra creciente dependencia y vulnerabilidad tecnológica (http://www.nuevatribuna.es/articulo/medio-ambiente/2011-07-10/tormentas-solares-gran-peligro-potencial/2011071017560900495.html).

¿Traerá este nuevo 2012 que comienza un nuevo repunte de actividad solar similar al 2011, o nos traerá una corrección hacia cotas más moderadas?, esta es la cuestión que todos los observatorios y centros del clima espacial del planeta se afanan en responder en este mismo momento. Por el momento de seguir confirmándose el modelo del ciclo 10 parece que los picos de actividad, y cierto riesgo estadístico de algún tipo de evento inducido para nuestros satélites o redes eléctricas, podrían llegar en los primeros meses de 2013.