EN MENOS DE 24 HORAS

Puertas giratorias para el consejero reprobado de Cifuentes

El recién cesado Jesús Sánchez Martos cobrará 82.000 euros como nuevo director de la Fundación para el Conocimiento Madri+d.

Sánchez Martos y Cifuentes en una imagen de archivo.
Sánchez Martos y Cifuentes en una imagen de archivo.

En menos de 24 horas tras su cese como consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, ya tiene un nuevo despacho donde ubicarse. Será como director de la Fundación para el Conocimiento Madrid+d.

El lunes 25 de septiembre, en una reunión urgente del Patronato de la Fundación Madrid+d, se informó de la dimisión del actual director, Federico Morán, y se aprobó el nombramiento como nuevo director de Sánchez Martos, que pasará a cobrar 82.000 euros anuales según informa la Cadena Ser.

El ya exconsejero, sustituido por Enrique Ruiz Escudero, fue reprobado por mayoría del pleno de la Asamblea de Madrid el pasado mes de junio que rechazó su trabajo al frente de la consejería de Sanidad.

Según informa en una nota CCOO, la Fundación Madrid+d, fundada en 2002, tiene un importante papel en el Espacio Madrileño de Educación Superior (EMES). Por una parte, se encarga de la evaluación y verificación de importantes apartados del sistema universitario madrileño. Por ejemplo, verifica los programas de evaluación del desempeño docente en las universidades madrileñas, verifica y acredita los títulos oficiales, y evalúa la actividad investigadora de profesores y centros. Por otra parte, realiza actividades de divulgación científica, apoya a empresas de base tecnológica y participa en diversos proyectos de investigación nacionales e internacionales.

Por todo ello, CCOO considera que el sistema universitario madrileño “no se merece este nombramiento” y pide “que se nombre un director menos polémico y con más apoyo institucional”.

CCOO ha denunciado varias veces la labor de Jesús Sánchez Martos, tanto por sus “lamentables declaraciones” (ante la pasada ola de calor, recomendó que los estudiantes hiciesen abanicos de papel) como por la gestión de la propia Consejería. “Los criterios de idoneidad para este nombramiento no han sido claramente explicados, y más parece que estamos ante la concreción de un acuerdo interno para buscar un acomodo adecuado al exconsejero”, denuncia el sindicato.