“Propaganda” de Cifuentes con la política fiscal

CCOO de Madrid denuncia que las últimas deducciones anunciadas por la presidenta madrileña ya existían en el sistema tributario madrileño.

El 52% de las madres que no hacen declaración de IRPF no se benefician en nada, precisamente aquellas cuyos ingresos son tan bajos que no están obligadas a presentar la declaración

La presidenta Cifuentes ha anunciado una ampliación de las deducciones en el IRPF autonómico, por maternidad (durante tres años) y para jóvenes de menos de 35 años que alquilen vivienda. La presidenta, aunque no ha detallado el porcentaje de reducción en las deducciones, también anunciaba que ambas medidas beneficiarían a un gran número de familias y jóvenes madrileños.

Para CCOO de Madrid, “se trata una vez más de medidas fiscales de carácter propagandístico”. Y es que ambas deducciones ya existían en el sistema tributario madrileño, y según los últimos datos publicados del año 2015 por la Agencia Tributaria, de las deducciones por Maternidad se habrían beneficiado 30.180 mujeres, el 0,9% de los contribuyentes, con una reducción media de 393 anuales, es decir 1,07 euros diarios.

Por otra parte, explica el sindicato en un comunicado, de estas deducciones no se benefician todas las madres, recuerda el sindicato, dado que, según los datos de nacimientos del año 2015 del INE, hubo 64.200 en la Comunidad. Por tanto, el 52% de las madres que no hacen declaración de IRPF no se benefician en nada, precisamente aquellas cuyos ingresos son tan bajos que no están obligadas a presentar la declaración.

Las deducciones al alquiler para los menores de 35 años beneficiaron en 2015 a 75.376 jóvenes, el 2,3% de los contribuyentes, con una reducción media de 741 euros, es decir 2 euros diarios, una ayuda totalmente insuficiente cuando la mayoría de jóvenes madrileños están desempleados o tienen empleos precarios y temporales, con salarios inferiores a los 800 euros mensuales, mientras el alquiler medio en Madrid en términos interanuales había crecido un 9,5%.

COMUNIDAD DE MADRID, UN AUTÉNTICO "PARAÍSO FISCAL"

Estas cifras contrastan con lo que supone tener bonificado el 100% del Impuesto de Patrimonio por decisión del Gobierno regional, que sólo beneficia a una minoría, 15.790 contribuyentes, el 0,45% (con un patrimonio medio superior a los 8,3 millones), que se benefician de un ahorro medio de 50.461 euros anuales, 140 euros diarios. Esto supone un quebranto para las arcas regionales de más de 797 millones de euros anuales.

Además, “el propio Gobierno regional se jacta de dejar de ingresar 3.000 millones de euros” en exenciones y bonificaciones en los impuestos de Sucesiones y Donaciones, Transmisión Patrimonial y Actos Jurídicos Documentados.

Esta pérdida de ingresos se ha compensado con un incremento brutal de la deuda pública, que ha pasado de 10.000 millones de euros en 2007 a algo más de 30.000 millones de euros cuando finalice el 2017. Es decir, “los regalos fiscales los paga el conjunto de la ciudanía”, denuncia CCOO.

El sindicato advierte de que la Comunidad de Madrid “se ha convertido en un auténtico paraíso fiscal en España para los más ricos, lo que conlleva que sea la penúltima región en gasto sanitario por habitante o la tercera por la cola en gasto educativo; que 21.309 personas dependientes, con el derecho reconocido, sigan sin ser atendidas o que la Renta Mínima de Inserción siga sin llegar a las 87.000 familias que la necesitan”.