CONTRA LOS POLICÍAS QUE INSULTARON A CARMENA

El juez decide mantener la investigación por el ‘caso del chat policial’

El magistrado considera que existen indicios de la supuesta comisión de un delito de odio y otro de injurias.

Foto: Público
Foto: Público

El Magistrado titular del Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid ha acordado este martes continuar las diligencias previas con relación al denominado ‘caso del chat policial’, iniciadas por una denuncia por amenazas presentada en el Juzgado de Guardia.

El magistrado considera, tras tomar declaración el lunes a los tres policías municipales denunciados por proferir amenazas en un chat de WhatsApp integrado por agentes locales del Ayuntamiento de Madrid, que existen indicios de la supuesta comisión de un delito de odio y otro de injurias.

No obstante, el magistrado entiende que no se dan las condiciones para acordar la medida cautelar de orden de protección solicitada por el denunciante. Hay que recordar que el Ayuntamiento ya procedió a la retirada de las armas de fuego de los agentes.

CCOO destaca en una nota de prensa que los hechos denunciados, los mensajes enviados “de contenido racista, violento, intolerante y amenazador han sido considerados auténticos”, si bien en la declaración de los policías, dos de ellos adujeron no recordar empleando excusas como que era un chat privado, que se trataba de bromas y similares.

El abogado de CCOO solicitó al juez que la Unidad de Delitos informáticos de la Policía Nacional o Guardia Civil, según corresponda, investigue la procedencia de los mensajes y también acredite definitivamente los contenidos. A esta petición se sumó la Fiscalía.

Para CCOO, en la sesión del lunes quedaron indiciariamente acreditados hasta tres delitos: odio, injurias y amenazas.