AMORTIZA 344 MILLONES DE EUROS

El Ayuntamiento de Madrid podría acabar el año con un 32% menos de deuda

De junio de 2015 hasta finales de este año 2016, con el gobierno de Manuela Carmena, la deuda habrá bajado en 1.793 millones.

La deuda continuará reduciéndose en los ejercicios siguientes hasta situarse en 2019 en el nivel de 2.729 millones de euros

La Junta de Gobierno ha dado luz verde este jueves a la amortización anticipada de 344 millones de euros de deuda, que se consigue en base al remanente de tesorería del Ayuntamiento de Madrid y 10 millones procedentes del remanente generado en el ejercicio anterior por los organismos autónomos municipales, de modo que podría acabar el año con 3.844 millones de deuda.

Esta medida se incluye en el plan de amortizaciones del Gobierno municipal a medio y largo plazo, que con esta actualización sitúa la deuda para el 31 de diciembre de 2016 un 31,80 por ciento por debajo de la encontrada al inicio de la legislatura. Así, de junio de 2015 hasta finales de este año 2016, con el gobierno de Ahora Madrid, la deuda habrá bajado en 1.793 millones.

La deuda continuará reduciéndose en los ejercicios siguientes hasta situarse en 2019 en el nivel de 2.729 millones de euros. Desde el equipo de Gobierno de Ahora Madrid han apuntado que la cifra de deuda que manejan se sitúa muy por debajo de las proyecciones para 2016 del anterior gobierno, del PP, ya que se llegará a bajar hasta los 3.844 millones frente a los 4.729 que estaban previstos.

Desde el Ejecutivo municipal han remarcado que la decisión de afrontar un pago anticipado se realiza después de dar "máxima prioridad" al gasto social, de ahí que se haya dedicado el remanente de tesorería en primer lugar a las Inversiones Financieramente Sostenibles en el margen que permite la legislación estatal. Se emplea ahora la cantidad de remanente de tesorería no adscrita a inversiones sociales para el pago de deuda.

El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha explicado que la amortización anticipada de 344 millones de euros forma parte del plan del Gobierno municipal de "situar la prioridad en el incremento del gasto social y de las inversiones necesarias para el reequilibrio territorial de la ciudad".

Cumplidas estas actuaciones, el Ayuntamiento destinará el remanente a lo que la legislación obliga, la amortización de la deuda. De este modo y de mano de las acciones hoy autorizadas, Madrid acabará el ejercicio 2016 con una deuda de 3.844 millones, "muy inferior a lo establecido en el plan de reducción de deuda del anterior Ejecutivo".

En él se fijaba la deuda a final de este año en 4.729 millones mientras que con las actuaciones de Ahora Madrid será un 18,71 por ciento menor, 855 millones de euros menos que lo establecido por el Ejecutivo de Ana Botella.