17-O | DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA POBREZA

84.000 nuevas personas pobres en Madrid en solo un año

El número de personas bajo el umbral de la pobreza crece, afectando hoy al 21,7% de la población madrileña, denuncia CCOO de Madrid.

Esta realidad es para CCOO de Madrid califica una “auténtica tragedia” y exige su inmediato tratamiento para corregir las consecuencias actuales y futuras de una sociedad cada vez más dual y fragmentada. Un dato que lejos de descender ha crecido más de un punto en el último año, pasando de una tasa de riesgo de pobreza en la Comunidad de Madrid del 20,5% al 21,7% actual. Por otra parte y, según el INE, el Área Urbana Funcional de Madrid, compuesta por la propia capital y su área metropolitana de influencia, encabeza la renta media de los hogares españoles, con unos ingresos medios de 35.286 euros, seguido de Donostia, Bilbao, Barcelona ó Vitoria- Gasteiz.

La situación es de clara emergencia social si se analiza el impacto en las edades más tempranas. Más de 280.000 niños y niñas pobres, el 27,9% de los menores de 16 años, más de cuatro puntos de crecimiento respecto al año anterior. Una realidad que de no corregirse anticipa un futuro dramático e insostenible para varias generaciones. 

Para la Secretaria de Política Social y Diversidad de CCOO de Madrid, Ana González, la propia caída de la tasa de riesgo de pobreza que hoy se sitúa en contar con unos ingresos inferiores a 17.238 euros para un hogar con dos adultos y dos niños, frente a los 18.641 euros de 2009, indica en sí misma el empobrecimiento de las familias. Una pobreza que castiga especialmente a los hogares monoparentales, aquellos sostenidos por una persona adulta, mayoritariamente mujeres, en los que el riesgo de ser pobre alcanza al 52,4% de los mismas, 140.000 familias, un incremento de casi nueve puntos con respecto al año anterior.

Un escenario que muestra evidentes signos de empeoramiento, en opinión de la responsable sindical. Para Ana González “es necesario que desterremos hoy de nuestro imaginario social la asociación de pobreza con situaciones de desestructuración personal y familiar. Hoy la pobreza convive de forma cotidiana y corremos el riesgo de que se asuma como “algo normal”. La sindicalista soporta su argumento, entre otras cuestiones, en el aumento del riesgo de pobreza entre las personas ocupadas, las que trabajan, 383.000 trabajadores y trabajadoras, el 13,2% de la población ocupada. Así mismo, llama la atención sobre el importante crecimiento de los hogares con baja intensidad de trabajo que se han multiplicado por tres, entre 2008 y 2016, al pasar de un 3,5% a un 10,4%.

Para CCOO, a la situación de pobreza estructural que ya en 2007, momentos previos a la crisis, se situaba en el 16%, se suman las consecuencias de la misma y los recortes aplicados, reduciendo drásticamente los mecanismos de protección. Ejemplo de ello, es el descenso en la tasa de cobertura del desempleo en la Comunidad de Madrid que desde el año 2010 ha sufrido una bajada de 17 puntos, del 41,2% al 24,2% actual.

Por ello y ante esta situación que el sindicato califica “de fácil entrada y de muy difícil retorno” considera que no se puede aplazar más la toma de medidas inmediatas, tanto de contención como de prevención, y reclama un paquete de actuaciones englobadas en un Pacto Social contra el Empobrecimiento y el Desequilibrio Social en la Comunidad de Madrid, que desde una perspectiva integral, participada y consensuada supere el entramado de “estrategias” parciales hoy en funcionamiento.