LA SEXUALIDAD EN LA HISTORIA

La sexualidad romana II

Siguiendo con la segunda parte de la sexualidad romana, tocaremos algunos temas muy conocidos y otros menos.

LOS AFRODIASIACOS

Los romanos siempre buscaban aumentar sus capacidades sexuales, para lo cual no dudaban en emplear afrodisíacos.  Estamos hablando  de productos naturales que presentaban formas sexuales como eran las ostras, el espárrago o los huevos.   Además, se utilizaban ajos, menta, miel, las ortigas, pimientos, piñones……

LAS TERMAS

Las termas era uno de los centros de la sexualidad romana.   Los vapores termales provocaban las pasiones y los amores.   Eran complejos dedicados al bienestar físico y uno de los lugares preferidos para la seducción.   El lugar donde se mantenían relaciones amorosas.    Salvo los muy pobres, todos los demás acudían a las termas y al estar desnudos prácticamente, estaban todos al mismo nivel.

sexo-roma-1

Modelos de sprintia.

Como es sabido, las termas eran fuente de salud, pero también el lugar para practicar la corrupción y el placer.   Era el lugar donde se cuidaba el aspecto físico y se practicaba una cierta cirugía estética.   Los romanos también procuraban eliminar el exceso de grasa del cuerpo y se intentaba dar soluciones a problemas como el bocio, el labio leporino y la reconstrucción de heridas sufridas en las guerras por los soldados como eran las cicatrices.

sexo-roma-2

Fresco que representa una de las posturas sexuales que Ovidio nos menciona.

EL ABORTO

El aborto era una práctica que en la antigüedad no estaba penalizada.   Será ya en el siglo III d. C con la llegada del cristianismo como religión oficial del Imperio, cuando empieza a ser prohibido y penado por las leyes.

La llegada del cristianismo produce un cambio en la moral sexual del mundo romano.   Hasta entonces, las leyes variaban en función del status social y político  de la persona.   El patricio romano tenía una escala de valores y unas obligaciones morales distintas que por ejemplo la del esclavo.

La consolidación del cristianismo produce una mayor igualdad en la moralidad de todos los miembros de la sociedad romana. Roma tuvo en muchos momentos históricos problemas graves de demografía debido a las continuas guerras.   Lo podemos comprobar cuando el dictador Silas en el año 81 a. C prohibió las prácticas abortivas para así poder aumentar la población.

Augusto dictó leyes para que se fomentara la natalidad romana a través de obligar a los jóvenes a casarse.  Por otra parte, se impidió el uso de métodos anticonceptivos, así como el aborto.

sexo-roma-3

El infanticidio.

El principal método anticonceptivo que se empleaba era el uso de agua fría.   Después de copular, rápidamente las mujeres se lavaban con agua fría a esta acción se le llamaba puella lauta.   Otras formas abortivas se realizaban con el empleo de pomadas y ungüentos.   Además algunas mujeres se taponaban el útero y se empleaban amuletos mágicos.

¿Por qué el aborto no tenía una gran extensión en Roma?

Esto es debido, a que el aborto era una práctica que podía poner en peligro la vida de la madre.   Por otro lado, era muy fácil poderse desprender del niño nacido, porque se usaba el infanticidio o el método de abandonarlos, por lo cual aparece la figura del niño expósito. .

El infanticidio se realizaba  muy frecuentemente y era aceptado socialmente.  Esto permitía controlar el número de hijos que se quería tener, dado que los anticonceptivos de la época eran muy poco fiables.

Los sectores sociales que más practicaban el infanticidio eran las esclavas, las familias pobres por su falta de recursos y como es de suponer por  las prostitutas.   El infanticidio en Roma no fue declarado ilegal hasta el año 374 d. C con la llegada del cristianismo.   Sin embargo, a pesar de estar penado se siguió haciendo pero cada vez con menos frecuencia, por el control religioso que empezaba a ejercer la Iglesia.

El abandono de los niños recién nacidos era muy frecuente, es decir, los niños expósitos.   Esto lo realizaban no solamente los pobres sino también los ricos, para que así no se alterase las herencias.   Estos niños abandonados  eran controlados habitualmente por los mercaderes de esclavos.

sexo-roma-4

Trustees of the Brituish Museum.

LAS ORGIAS

Todos hemos oído hablar de las orgías romanas, pero la realidad es que estas se circunscribían a momentos determinados  Para las elites romanas era muy importante proteger  a las matronas romanas para lo cual impusieron una estricta moral sexual, favoreciendo su virtud.

Si nos fijamos en los abundantes cuadros que nos ha dejado Pompeya, es raro ver una mujer completamente desnuda, porque la matrona romana era muy pudorosa.   Incluso, es difícil ver a una prostituta completamente desnuda.   Había actos sexuales que provocaban auténticos tabúes como era la homosexualidad masculina y femenina y el cunnilinguis.

Lo que son más conocidos eran los banquetes, donde si estaban presentes las matronas, era el lugar donde se producían las miradas y coqueteos, pero de ahí no se pasaba.

Muchas de las orgías colectivas tenían que ver con las fiestas religiosas, que tenían como motivo el culto a la fertilidad, como eran las lupercales, pero tampoco era tan exagerado pues aunque había cierta relajación moral nunca se transgredían las formas sexuales vigentes.

sexo-roma-5

Con la llegada de movimientos filosóficos como el epicureísmo se produce una relajación de las costumbres romanas, tan estrictas al principio.   Debemos diferenciar el ámbito público, que estaba todo muy controlado, del ámbito privado donde la gente se movía con una mayor libertad sexual.

Recordemos, que tanto los esclavos como las concubinas y prostitutas no eran consideradas personas y en consecuencia no se regían por las normas sexuales romanas. Este hecho hacía que en el ámbito privado se montaran este tipo de orgías, con las que se satisfacían las necesidades de sus amos, e incluso eran prostituidos abiertamente entre los invitados.

Era así frecuente, que muchos patricios romanos realizasen orgías en sus villas. Esto lo podemos ver en los Epigramas de Marcial, muy interesantes por describir muy bien la moralidad romana y las contradicciones existentes entre el ámbito público y privado.

Estos banquetes eran reuniones de amigos destinados a hablar y comer. Se creaba una gran distensión sexual y no estaban presentes las matronas romanas. Como estamos viendo, el placer forma parte de los romanos y el sexo era considerado positivo y no significa transgredir nada. El sexo romano en esta época no era pecado como sucede en el mundo cristiano.

Normalmente había sexo pero este no era público y era normal, que un invitado que se hubiera fijado en alguna esclava o prostituta, se retiraran a una habitación.

Lo que sí eran muy explícitas eran las orgía imperiales, tanto realizada por los tiranos, los emperadores o por sus esposas e hijas.   El conocido emperador Tiberio se retiró a la conocida isla de Capri y ahí llevó a cabo todo tipo de orgías.   Si seguimos a Suetonio dice “a favor de la soledad y lejos de las miradas de Roma, entregase finalmente sin freno a todos los vicios que hasta entonces , y aunque torpemente, había disimulado”.

sexo-roma-6

Se relata que “un grupo de muchachas, de jóvenes y de disolutos, inventores de placeres monstruosos…..formaban allí entre sí una triple cadena y entrelazados de este mode se prostituían en su presencia para despertar, por medio de este espectáculo, sus depravados deseos”.

Dentro de la depravación del poder romano, deberemos destacar a Mesalina, que fue la tercera esposa de Tiberio Claudio César Augusto Germánico. Claudio era el cuarto emperador de la dinastía Julio-Claudia y sucesor de su sobrino Calígula. Claudio se enamoró de Mesalina cuando tenía quince años y esta era hija y nieta de cónsules.

Mesalina era toda una caja de sorpresas pues le gustaba especialmente practicar sexo. Decían que “tenía fuego en el cuerpo”. Era ninfómana y sus infidelidades a Claudio no se hicieron esperar. Ya en la noche de bodas, mientras su esposo dormía, ella encontró consuelo, y sexo, con un esclavo que estaba cuidando el jardín.

Suetonio es más incisivo e indica que practicó sexo con mil hombres de la guardia petroriana y tuvo varios abortos. Una vez Claudio fue nombrado emperador de Roma los deseos de la emperatriz se hacían irrechazables y dio rienda suelta a su lujuria manteniendo relaciones con soldados, gladiadores, nobles y todo aquel que fuera de su apetencia.

No quedando satisfecha decidió visitar el lupanar más conocido de Roma situado en el barrio de de Subura.   Su nombre de prostituta era Lycisca.   Ejerció la prostitución e incluso retó a la prostituta más famosa de Roma, Escila, para ver quien se acostaba con más hombres en una noche. Claudio estaba entonces en la campaña de Britania.

Al llegar al número veinticinco Escila dejó la competición.   Se cuanta que Mesalina prosiguió toda la noche, pues estaba “cansada pero no satisfecha”.  Según se dice, aun después de haber atendido a 70 hombres no se sentía satisfecha, llegando hasta la cifra increíble de 200 hombres. Cuando Mesalina pidió a Escila que regresara, ésta se retiró diciendo: “Esta infeliz tiene las entrañas de acero”.

sexo-roma-7

Mesalina

Estando Claudio en la isla de Ostia, Mesalina aprovechó para casarse con su amante, el cónsul Cayo Silio.  Se tramó una conjuración en contra del emperador, al cual esperaba derrocar para poner en su lugar a su nuevo esposo. Avisado por su liberto Narciso, Claudio descubrió la bigamia de su esposa y la trama que urdía contra él, por lo que hubo de condenarlos a ella que entonces tenía veintitrés años y a Silio a que se suicidasen.

Otro conocido emperador Calígula, que era conocido por su alto nivel de depravación, con continuas fiestas basadas en la comida, la danza, música y el sexo. Estas fiestas siempre acababan en orgías totales donde se mezclaban patricios y esclavos, realizando todo tipo de sexo. En este proceso de degeneración sexual de Calígula hizo que mantuviera relaciones sexuales con sus hermanas, casándose con su hermana favorita Drusila. Llegó al colmo de nombrar cónsul a su caballo.

LAS FLORALIAS

La festividad de las floralias están unidas a las prostitutas. Era una fiesta donde las prostitutas desfilaban en procesión y participaban en todas las actividades de la fiesta. Se identifica la diosa Flora con las prostitutas. Se celebraba en esta fiesta el florecimiento de las plantas así como el deseo carnal y la lujuria, de ahí, que fuera la fiesta de las prostitutas.

En la festividad de la Floralia,  los ciudadanos acudían cuando atardecía al templo de la diosa cerca del Circo Máximo.  Diariamente desfilaban las prostitutas completamente desnudas y estas realizaban todo tipo de gestos provocadores hacia los espectadores y por medio de carteles  se ponía el precio y la dirección de cada una de las prostitutas.

Estos desfiles eran muy populares y todas las clases sociales acudían a presenciarlos, dado su ambiente totalmente libertino y su carácter satírico. Sin embargo,  ya en la época cristiana esta festividad era mal vista. Tertuliano decía:

sexo-roma-8

“En esta fiesta se observan ritos muy curiosos, ritos que sorprenden incluso al pueblo romano:  

Las prostitutas, víctimas del desenfreno público, son exhibidas sobre el escenario, más miserable aún en la presencia de mujeres que son las únicas en ignorar su existencia; se les expone a la mirada de la gente de toda edad, de todo rango, se indica en voz alta su dirección, su tarifa, su apodo.

Se les dice de todo incluso a quienes no tienen ninguna necesidad de saberlo. Se revelan cosas que habrían debido quedar en las tinieblas de sus antros para no enturbiar la luz del día”.

Hay una leyenda sobre esta fiesta de la Floralia que dice:  “una famosa prostituta que hizo una gran fortuna ganándose los favores de los jóvenes patricios, entregó toda su fortuna al pueblo de Roma, en un momento de gran hambruna a cambio de que se celebrasen unos juegos en su memoria”.

LAS BACANALES

Para la inmensa mayoría de los historiadores, las bacanales tienen su origen en la cultura griega, en el dios Dionisos, pero para otros, provienen de la época de los etruscos y de la Campania.   Personalmente creo, que su origen es etrusco, como hemos visto anteriormente en la sexualidad de este pueblo.

El culto al dios Baco, estuvo siempre muy extendido por la península itálica. El culto dionisiaco garantizaba principios más cercanos y más humanos a amplias capas de la sociedad romana. La adoración a este dios era mucho más cercana alos valores que tenían los romanos en su vida diaria.

sexo-roma-9

Las prácticas que se realizaban a Baco quedan muy reflejadas tanto por Tito Livio como Plutarco.

“Cuando el vino había inflamado los espíritus, y la noche y la mezcla de hombres con mujeres, jóvenes con viejos, había destrozado todo sentimiento de decoro, todas las variedades de la corrupción empezaban a practicarse, pues cada uno tenía a mano el placer que respondía a las inclinaciones de su naturaleza”.

Las bacanales eran organizaciones cerradas y secretas.   Había una organización jerárquica estricta, que se componía de bacantes, sacerdotes, maestros, ministros, magistrados y promagistrados.

Había un juramento de iniciación y después había de guardar el secreto y la unidad del grupo. Se pasaba por una etapa de castidad y abstinencia y así después se podían integrar en los rituales báquicos. En estas bacanales se producían todo tipo de actos lujuriosos, tanto heterosexuales como homosexuales.

Las mujeres participaban fuertemente en estas asociaciones y era una forma de escape contra el tradicional machismo romano. La mujer podía  expresarse con total libertad sexual y disponer de su cuerpo como quisiera. Se empleaba un léxico obsceno.

Los emperadores pensaban que las bacanales suponían un peligro para la sociedad y el poder establecido. Era la primera vez que los marginados sociales se unían en una organización y esto era peligroso para Roma. Este tipo de organización báquica escapa del control del Estado romano, ya que los sacerdotes no estaban controlados por el Estado, e incluso este tipo de organización suponía poner en cuestión la autoridad y la supremacía del hombre.

Las organizaciones bacanales rompían con la rígida moral sexual romana,  por lo cual fue perseguida. por que ponía en cuestión todo el orden romano.

sexo-roma-10

Escena de entretenimiento sexual de Pompeya.

LAS MONEDAS SEXUALES

Eran conocidas como Spintria, son monedas de metal de latón o cobre y se empezaron a acuñar bajo el mandato del emperador Tiberio. Existían dieciséis tipos de monedas y su diámetro era de unos veinte centímetros.   

Se piensa que estas monedas se empleaban fundamentalmente en los prostíbulos. El uso de estas monedas tenía un espíritu práctico.  Vemos:

  • Se evitaba  que estuviera la efigie del emperador con los que impedir que la figura del emperador fuera mancillada en el prostíbulo.
  • Estas monedas servían para evitar los problemas que se generaban con el uso distintas lenguas habladas, ya sea tanto por parte de las prostitutas como de los clientes. En una de las caras de la moneda aparecía el servicio que se solicitaba, mientras que por el otro venía el precio a pagar.

Hay otra teoría ya que fueron impresas en la época del emperador Tiberio, que se había destacado como hemos visto, por su desenfreno sexual y serían en su honor, para mostrar sus prácticas sexuales.

sexo-roma-11

A lo largo de este artículo hemos visto como era su sexualidad, pero debemos decir, que era una sociedad llena de tabúes sexuales,  El Estado procuraba controlar el libertinaje sexual. Como vemos, el pueblo romano estaba encorsetado por unas rígidas normas sexuales públicas, pero que fueron ampliamente superadas en el ámbito de lo privado.