MUJERES DE PELÍCULA

Alma Mahler, la locura del amor

Alma Mahler supo romper con los estigmas que la sociedad imponía a la condición femenina y actuó siempre en libertad y sin represiones.

alma-mahler1Nace en Viena el 31 de agosto de 1879. Su padre era el pintor Emil Jacob Schindler y su madre Ann von Bergen. Tuvo una infancia feliz. Su casa familiar siempre era un lugar donde el ambiente artístico fue una constante. Se reunían lo más granado de la clase alta vienesa y se citaban los más renombrados artistas, bohemios y notables del ambiente cultural de la capital austriaca en los finales del siglo XIX y los inicios del XX.

Su padre Emil muere cuando Alma tenía doce años. Su madre se vuelve a casar con Carl Moll, que también era pintor y había sido discípulo de su padre. En su adolescencia estudió piano y fue una dotada pianista. Al mismo tiempo que estudió composición con Alexander von Zemlinsky en 1897. En su juventud tuvo relaciones cortas con el famoso pintor Klimt, con el director teatral Max Burckhard y con el propio Zemlinsky.

Alma Mahler escribió como compositora muy poco para ser considerada más que una figura menor. Sólo escribió dieciséis leader. Era una dotada pianista, estudiando composición con Zemlinsky. Conoció al pintor Gustav Klimt, amigo de su padres. Con él, Alma aprendió a besar por primera vez como mujer. El recuerdo de ello, y por lo que para Klimt significó dicha experiencia, se plasmó en un cuadro que tituló, “el beso” y cuya valoración actual en el mercado es de varios millones de dólares.

Se casa con Gustav Mahler en marzo de 1902, cuando Alma tenía veintidós años y él cuarenta y dos. Fruto de su matrimonio fueron dos hijas, la primera María que tan sólo vivió cinco años, murió como consecuencia de padecer escarlatina y que posteriormente se complicó con la difteria. La segunda hija del matrimonio, Anna, fue una reconocida escultora. Como curiosidad, Alma culpó de la muerte de María a Gustav, al haber compuesto “canciones a la muerte de los niños”.

novia-del-viento

Oskar Kokoschka, La novia del viento, 1914

El matrimonio de Alma con Gustav, significa que ella debe abandonar sus inquietudes artísticas y musicales para dedicarse completamente al cuidado de su marido y de sus hijas. Alma solo le ayudaba como copista y lectora de pruebas de las obras de Gustav. Para él, dos músicos no tenían cabida en su hogar. Amaba a su esposa y admiraba su talento como compositora, pero antepuso sus intereses como esposo y obligó a Alma a abandonar cualquier actividad creativa para centrarse exclusivamente en sus tareas domésticas.

GropiusEsta falta te actividad artística de Alma como consecuencia de su matrimonio y que inicialmente acepta la está matando poco a poco. Sin embargo, esta sumisión duró poco debido a su espíritu libre. Este papel le hacía sentirse prisionera en medio de una vida sin alicientes. Todo giraba alrededor de la genialidad de Gustav (en la imagen), esto la sumió en el tedio de una resignación forzada por la impotencia. Esta situación le acabó por provocar una fuerte depresión que hizo que en el verano de 1910, tuviera que acudir al balneario de Tobeldad, cercana a la ciudad austríaca de Graz, para reponerse de la muerte de su hija María.

Fue ahí donde conoció al arquitecto Walter Gropius (en la imagen) con el  que mantuvo una intensa relación amorosa y del que se enamoró. Gropius fue posteriormente el fundador del conocido Bauhaus. El Bauhaus es una innovadora escuela de arquitectura que consiguió algo tan innovador para la época como fusionar arte y diseño industrial.

gustav-mahlerGustav (en la imagen) se entera de la infidelidad de Alma por una carta que le envió Walter. Gustav pide a Alma que abandone a Walter y siga con él. Es cundo Gustav se empieza a interesar por las actividades artísticas de Alma, pero la relación ya estaba completamente deteriorada. Esta crisis matrimonial crea un fuerte malestar emocional en Gustav Mahler y hace que acuda a la consulta de Sigmund Freud. Gustav muere en Viena el 18 de mayo de 1911, poco después de su crisis matrimonial, que como vemos le afectó muy duramente. Padecía una fuerte cardiopatía. Alma acompañó a Gustav por su gira musical de 1911 por Estados Unidos. Permaneció junto a él durante todo su viaje y le acompañó hasta su muerte. En esos momentos estaba escribiendo la Sinfonía nº 10, dejándola incompleta. Por eso, Alma encargó al compositor Ernest Krenek, que terminara el primer movimiento y buscó otros músicos de reconocido prestigio para que orquestaran la obra. La obra fue terminada por el músico Deryck Cooke.

Ya viuda, comienza una tortuosa relación amorosa con Paul Kammerer, que era un reconocido biólogo y músico vienés. Al enamorarse de Alma, Paul llegó a la locura y la amenazó con suicidarse, disparándose un tiro frente a la tumba de Mahler si ella no accedía a casarse con él.   Por fin consigue romper esta relación, pero por poco tiempo, pues rápidamente comienza una nueva relación.

El nuevo amante es el pintor Oscar Kokoschka, que ya la conocía de mucho tiempo atrás y para quien posó varias veces. Fruto de este trabajo conjunto fue el famoso cuadro “la novia del viento”.  Esta relación fue muy tormentosa, levantando fuertes criticas en la conservadora sociedad vienesa. Kokoschka afirma que el poder seductor de Alma radicaba en la fuerza de la representación que hace de sí misma: un ser excepcional, un objeto precioso, una criatura superior. 

alma-y-su-hija-mariaKokoschka llevó muy mal la ruptura con Alma, llegando a tal nivel de trastornos psicológicos que se mandó hacer una muñeca con las mismas medias que Alma y cuando Oscar acudía al teatro local, llevaba consigo dicha muñeca como si de Alma se tratara. Ante la locura amorosa que sufre Oscar, Alma retoma la relación que había tenido con Walter Gropius con quien acabó casándose en 1915, siendo su segundo matrimonio. Fruto de esta relación será una hija que se llamará Manon que vivirá solamente dieciocho años, ya que morirá como consecuencia de una poliomielitis.

El músico Alban Berg, que tenía una gran amistad con Alma le dedicó “Concierto para violín y orquesta a la memoria de un ángel”. Esta obra es un homenaje a su hija Manon, pero también el amor que el autor sentía por Alma. (En la imagen, Alma con su hija María).

Su relación con Walter Gropius duró hasta 1920, produciéndose un nuevo divorcio. Para entonces ya había iniciado una nueva relación con el poeta y novelista Franz Werfel. De esta relación nació un niño Martín Carl Johannes, que murió a los diez meses de nacer.  

Parece claro, que existiera una maldición con los hijos de Alma. Esta relación que se había iniciado en 1920, provoca el tercer matrimonio con Franz en 1929.

A pesar de estar casada inició una relación con el sacerdote Johannes Hall levantando un gran escándalo en Viena, puesto que estaba destinado a ser el futuro arzobispo de Viena. Lo conoce en 1932 cuando es consagrado arzobispo de Viena, Theodore Innitzer, y en su honor se ofrece una cena a varios dignatarios eclesiásticos, entre los cuales se encontraba Johannes Hall.  Además era mucho más joven pues apenas tenía treinta años y era profesor de Teología. Esta relación hizo que el matrimonio con Franz Werfel se suspendiera de forma temporal.

alma-retratoSe decía que Alma “era una mujer bella y con tanto talento e inteligencia que bien valía una misa”.  Si los hombres habían compuesto para Alma y la habían pintado, nunca había tenido uno que le dijera una misa. (Cuadro de Oskar Kokoschka, Alma Mahler, 1912).

Vuelve con Franz y en 1938, deben huir de Viena y refugiarse en Francia, cuando Austria es ocupada por los nazis. Cuando se produce la invasión alemana de Francia en 1940 en la Segunda Guerra Mundial y ante una posible deportación de los judíos a los campos de concentración, Alma y Franz (que era judío) abandonan Francia con la ayuda del periodista Variao Fry, cruzando los Pirineos, llegando a España, desde donde se traslada a Portugal y de ahí a Estados Unidos.

alma-mahler2Primero se establecen en Nueva York y después a Los Ángeles. En esta ciudad Franz escribe una novela donde alcanza un gran éxito “La canción de Bernadette”, que sería llevada al cine en 1943 siendo Jennifer Jones la protagonista.

Franz Werfel muere en 1945 y es el momento en que Alma se traslada a vivir a Nueva York, donde se convierte en un personaje muy importante en el mundo cultural de la ciudad. Publica parte de las cartas de Gustav Mahler y escribe sus memorias “Y el puente es el amor”, estando continuamente en la polémica.

Su vida es narrada en la película de Bruce Beresford “Bride of the Wind”, producida en 2001, representado la figura de Alma la actriz Sarah Wynter.  Ken Russell produce en 1974 la película “Mahler” y el papel de Ala lo representa la actriz Georgina Hale.

cuadroAlma Mahler había amado a muchísimos hombres, había sido madre, perdiendo a casi todos sus hijos y había intentado ser compositora. Mujer hermosa y atrayente. Consiguió enamorar a muchos hombres, pero al final siempre estuvo sola. Su talento siempre estuvo ahogado a la sombra de sus amantes a los que inspiró grandes obras.

En contra de lo que cualquier mujer de su época hubiera hecho, Alma supo romper con los estigmas que la sociedad imponía a la condición femenina y actuó siempre en libertad y sin represiones al exponer su opinión sobre cualquier tema por controvertido que fuera. Fue una mujer desinhibida, pero nunca consiguió el amor definitivo que le hiciera sentir que su búsqueda había terminado.

Podemos afirmar sin equivocación que nadie que conoció a Alma llegó a manifestar indiferencia ante ella ni, por supuesto, olvidarla jamás.

Muere en Nueva York, el once de diciembre de 1964. (En la imagen Cuadro de Oskar Kokoschka, Debido ofertas, 1913).


BIBLIOGRAFIA

Beaumont, Antony. “Mahler, G.  letters to his wife”. 2004. Londres. Ed Faber&Faber. 
Beaumont Antony. “Diarios de Mahler-Werfel 1898-1902”. 1998. Cornell Universitu Press.
Maeztu, Almudena de. “Alma Mahler Gropius“. 2010. Jp libros. Barcelona.
Pérez de Arteaga, J.L. “Mahler”. 2007. Antonio Machado libros. Madrid.
Verlichak, Carmen. “Las diosas de la Belle Époque y de los años locos”. 1996. Editorial Atlántida. Buenos Aires.