MISIONES PEDAGÓGICAS DE LA II REPÚBLICA

1934-1936: trágico final para unas misiones cargadas de futuro

En 1934 comienza el declive de las misiones con una disminución considerable de su presupuesto: de 800 mil pesetas en 1933, desciende a 700 mil en 1934; el recorte para bibliotecas es aún mayor.

Nos enterró el olvido. Parecía que no hablaban de nosotros porque no les dejaban, y era, simplemente, que nos habían olvidado” (Teresa Andrés)

En 1934 comienza el declive de las misiones con una disminución considerable de su presupuesto: de 800 mil pts. en 1933, desciende a 700 mil en 1934; el recorte para bibliotecas es aún mayor: de 453.049 en 1933, el año siguiente se queda en poco más de la mitad: 248.043 pesetas. Ya en 1935 la asignación del Patronato se queda en 400 mil pesetas y apenas nada para las bibliotecas (Caudet, p.106). La razón la explica sin artificios el diputado tradicionalista Lamarmié de Clairac: “¿Comprenderéis vosotros [los diputados] que a un entendimiento rústico, sin formación de ninguna clase… es posible darle programas de Misiones Pedagógicas en que se les habla de grandes hombres de nuestra historia y de nuestra poesía, del Cid, de Fray Luis de León…?” (Caudet, p.106)

“Amor, amor, catástrofe.
¡Qué hundimiento del mundo! […]
Andas,
ando
por entre escombros de estíos y de inviernos derrumbados […]”43

No tardaron en hacerse oír voces críticas. Américo Castro, en un artículo titulado “Los dinamiteros de la cultura”, publicado, como dijimos, en el diario El Sol el 30 de junio de 1935, escribe: “Mas las derechas españolas entienden ahora que su papel consiste en levantar los caminos para que una maleza abrupta vuelva a ocupar su espacio. Y pueden hacerlo con apariencias de legalidad, impunemente, sin que les formen Consejos de Guerra ni les señalen a gritos como enemigos del género español… Por lo visto, llevar a campos y aldeas cultura es un pecado mortal…” (Caudet, p.107)

“Si abrí los labios para ver el rostro puro y terrible de mi patria, si abrí los labios hasta desgarrármelos, me queda la palabra” (44)

Para Alejandro Tiana, Eugenio Otero, Ramón Salaberría y otros investigadores de las misiones, éstas fueron un reflejo de lo que intentó hacer la Segunda República: el entendimiento de todos los españoles de cualquier signo ideológico, político o religioso, sin distinción o exclusión según el origen, sexo, condición social o económica, o procedencia, fuera ésta rural o urbana; el acercamiento del campo a la ciudad, la superación de las injusticias y las desigualdades, el acceso universal a la sanidad, a la educación y a la cultura, terminando con el analfabetismo y con los males históricos de España, haciendo de ésta una nación mucho más culta, mejor formada, más próspera, más lectora y más ilustrada. No fue posible.

“He cerrado mi balcón Porque no quiero oír el llanto, Pero por detrás de los muros
No
se oye otra cosa que el llanto.” (45)

La sublevación militar de 1936 supuso el inicio del fin de  aquellos sueños republicanos.

“Y una mañana todo estaba ardiendo y una mañana las hogueras
salían de la tierra devorando seres,
y desde entonces fuego, pólvora desde entonces,
y desde entonces sangre”46

El 24 de julio de 1936 la facción sublevada del ejército republicano constituyó en Burgos la Junta de Defensa Nacional, al mando del general de división Miguel Cabanellas Ferrer, al que más tarde sustituiría Francisco Franco Bahamonde, bajo el nombramiento de Jefe del Gobierno del Estado y Generalísimo de los Ejércitos [sic.]. A lo largo del mes de septiembre de ese mismo año, esta Junta dictó una serie de órdenes de aplicación general dirigidas a todas las circunscripciones militares bajo su mando (Burgos, Ávila, Logroño, Zaragoza, Baleares, Granada, Córdoba, Valladolid, Pontevedra, Lugo o Segovia).

“Generales traidores:
mirad mi casa muerta, mirad España rota:
pero de cada casa muerta sale metal ardiendo en vez de flores,
pero de cada hueco de España sale España,
pero de cada niño muerto sale un fusil con ojos, pero de cada crimen nacen balas
que os hallarán un día el sitio del corazón” (47)

La finalidad de esas órdenes era la incautación y destrucción de libros presentes en las bibliotecas escolares de carácter “comunista”, “libertario”, y en general, “disolvente” [sic.], según la terminología de los sublevados. En esas órdenes se declaraba que “la gestión del Ministerio de Instrucción Pública, y en especial, de la Dirección General de Primera Enseñanza, en estos últimos años, no ha podido ser más perturbadora para la infancia […] pues, cubriéndola con un falso amor a la cultura, ha apoyado obras de carácter marxista o comunista, con las que ha organizado bibliotecas ambulantes y de las que ha inundado las escuelas, a costa del Tesoro Público, constituyendo una labor funesta para la educación de la niñez […] Autorizándose exclusivamente el uso de obras cuyo contenido responda a los santos principios de la religión y moral cristiana y que exalten con su ejemplo el patriotismo de la niñez”48. Destaca,

por ejemplo, la orden del general de división Gonzalo Queipo de Llano, de 11 de septiembre de 1936 en Córdoba: “La inteligencia dócil de la juventud y la ignorancia de la masa, fueron el medio propicio para el cultivo de las ideas revolucionarias. Y la triste experiencia de este momento histórico, demuestra el éxito del procedimiento elegido por la Masonería, el Judaísmo y el Marxismo […] Vengo a disponer… Se declaran ilícitos el  comercio,  circulación, producción y tenencia de libros, periódicos, folletos y toda clase de impresos pornográficos o de literatura socialista, comunista, libertaria y, en general, disolvente”49.

En palabras de Ramón Salaberría: “El libro volvía en formato de catecismo” (p.315).

“Bandidos con aviones y con moros, bandidos con sortijas y duquesas, bandidos con frailes negros bendiciendo venían por el cielo a matar niños,
y por las calles la sangre de los niños
corría
simplemente, como sangre de niños […]
¡Venid a ver la sangre por las calles, venid a ver
la sangre por las calles, venid a ver la sangre por las calles!” (50)

Muchos misioneros, lo mismo que combatientes del ejército republicano y simpatizantes, o no, de las organizaciones políticas y sindicales afines a la República, maestros, artistas, poetas, actores, campesinos, trabajadores de todos los oficios, muchos profesionales, cargos políticos republicanos… fueron asesinados, encarcelados, condenados a penas de muerte, o tuvieron que salir al exilio, la inmensa mayoría para no volver.

“Cárcel en horas de mortal peligro.
Nos rodeaban sólo fratricidas”51
“Un pueblo sin razón, adoctrinado desde antiguo En creer que la razón de soberbia adolece
Y ante el cual se grita impune:
Muera la inteligencia, predestinado estaba A acabar adorando las cadenas”
52
“Dejé por ti mis bosques, mi perdida Arboleda, mis perros desvelados, […]
Dejé mi sombra en los desesperados Ojos sangrantes de la despedida”53
“Tristes guerras
si no es amor la empresa. […]
Tristes armas
si no son las palabras. […]
Tristes hombres
si no mueren de amores. Tristes. Tristes”54


BIBLIOGRAFÍA

BOZA PUERTA, M y SÁNCHEZ HERRADOR, M.A.: Las bibliotecas en las Misiones Pedagógicas. Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios, nº 74, marzo 2004, pp. 41-51

BOZAL, V.: Las misiones pedagógicas en el marco de la cultura republicana. En: España. Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales; Institución Libre de Enseñanza. Residencia de Estudiantes: Las Misiones Pedagógicas 1931-1936: Exposición: Catálogo, 2006. Ed. Eugenio Otero Urtaza. [En línea]. [Consulta: 13/02/2017]. Disponible en: http://www.residencia.csic.es/misiones/sedes/inicio.htm

CALVO,B; SALABERRÍA, R., eds: Biblioteca en guerra. Madrid: Biblioteca Nacional, 2005

CANES GARRIDO, F.: Las misiones pedagógicas: educación y tiempo libre en la Segunda República. Revista Complutense de Educación. Vol. 4(l), p.147-168. Madrid: Ed. Universidad Complutense, 1993. [En línea]. [Consulta: 11/02/2017]. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4782840.pdf

Cano, J.L., sel. e intr.: Antología de los poetas del 27. Madrid: Espasa-Calpe (Austral), 1982

CAUDET, F.: Las cenizas del fénix: la cultura española en los años 30. Madrid: Ediciones de la Torre, 1993

ESPAÑA. Boletín Oficial de la Provincia de Córdoba, 11 de septiembre de 1936. [En línea]. [Consulta: 13/03/2017]. Disponible en: https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/1936/003/J00009-00010.pdf

ESPAÑA. Boletín Oficial de la Junta de Defensa Nacional, 8 de septiembre de 1936. [En línea]. [Consulta: 13/03/2017]. Disponible en: https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/1936/003/J00009-00010.pdf

ESPAÑA. Constitución de la República española. Madrid, 9 de diciembre de 1931 . [En línea]. [Consulta: 13/03/2017]. Disponible en: http://www.congreso.es/docu/constituciones/1931/1931_cd.pdf

ESPAÑA. Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales; Institución Libre de Enseñanza. Residencia de Estudiantes: Las Misiones Pedagógicas 1931-1936: Exposición: Catálogo, 2006. Ed. Eugenio Otero Urtaza. [En línea]. [Consulta: 13/02/2017]. Disponible en:  http://www.residencia.csic.es/misiones/sedes/inicio.htm

FAUS SEVILLA, P.: La lectura pública en España y el Plan de Bibliotecas de María Moliner. Madrid: Anabad, 1990

GÁLLEGO RUBIO, C., MÉNDEZ APARICIO et. al.: Historia de la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid. Madrid: Ed. Complutense, 2007

GÁLLEGO RUBIO, C.,: Juana Capdevielle San Martín: Bibliotecaria de la Universidad Central. Madrid: Ed. Complutense, 2010

GIMENO PERELLÓ, J.: Esbozo de una utopía: las Misiones Pedagógicas de la II República española (1931-  1939). En: [email protected]: revista teórica del Departamento de Ciencias de la Comunicación, ISSN 0718-2023, ISSN-e 0718-4018, Nº. 13, 2011[https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4159406]

GONZÁLEZ CALLEJA, E., et al.: La Segunda República española. Barcelona: Pasado & Presente, 2015

HERNÁNDEZ, M: Cancionero y romancero de ausencias. José María Sicilia, il. Pablo Jauralde Pou; Pablo Moiño Sánchez, eds. Madrid : Ayuntamiento, Área de Gobierno de las Artes, 2004

LLOPIS, R.: La revolución en la escuela: dos años en la Dirección General de Primera Enseñanza S. Aguilar, impr., 1933

MOLINER, M.: Apuntes de María Moliner sobre las bibliotecas de Misiones. España (op.cit.): Las Misiones Pedagógicas, 2006, pp. 318-326. [En línea]. [Consulta: 13/02/2017]. Disponible en:  http://www.residencia.csic.es/misiones/sedes/inicio.htm

Ibid.: Diccionario de uso del español. Madrid: Gredos, varias eds.

Ibid.: Bibliotecas rurales y redes de bibliotecas en España. Madrid; Barcelona: II Congreso internacional de bibliotecas y bibliografía, 1935

Ibid.: Proyecto de Bases de un Plan de Organización General de Bibliotecas del Estado. Valencia: Oficina de Adquisición de Libros y Cambio Internacional, 1939. [En línea]. [Consulta: 06/02/2017]. Disponible en:   https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/224113.pdf

MORENO LUZÓN, J.: Alfonso XIII, 1902-1931. En: Fontana, J.; Villares, R., dirs.: Historia de España, vol. 7, pp. 307-554. Madrid: Crítica-Marcial Pons, 2009

MORENO LUZÓN, J. y VILLARES, R.: Restauración y dictadura. En: Fontana, J., op. cit.

NERUDA, P.: Obras completas. Hernán Loyola, ed., pr. Barcelona : Galaxia Gutenberg : Círculo de Lectores, 2002

OTERO URTAZA, E.: Las misiones pedagógicas: una experiencia de educación popular. Sada (A Coruña): Eds. do Castro, 1982

OTERO, B.: Obra completa : (1935-1977). Sabina de la Cruz, ed. e intr.; Mario Hernández, intr. Barcelona: Galaxia Gutenberg : Círculo de Lectores, 2013

PATRONATO DE MISIONES PEDAGÓGICAS: Memoria del Patronato de Misiones Pedagógicas, sept. 1931-dic. 1933. Madrid, S. Aguirre impr., 1934. [En línea]. [Consulta: 10/02/2017]. Disponible en:http://laescueladelarepublica.es/wp-content/uploads/2015/10/patronato-misiones.pdf

PÉREZ IGLESIAS, J.: Nos enterró el olvido: Exposición Biblioteca en Guerra. Biblioteca Nacional, del 14 de noviembre de 2005 al 19 de febrero de 2006. En: Educación y Biblioteca, 151, 2006. [En línea]. [Consulta: 20/02/2017]. Disponible en http://eprints.rclis.org/12249/1/Nosenterroelolvido.pdf

RAMOS ZAMORA, S.: La depuración del magisterio de primera enseñanza en Castilla-La Mancha (1936-1945). Tesis doctoral. Madrid: Universidad Complutense, 2004. [En línea]. [Consulta: 12/03/2017]. Disponible en: http://biblioteca.ucm.es/tesis/edu/ucm-t28031.pdf

SALABERRÍA Lizarazu, R.: Las bibliotecas de Misiones Pedagógicas: medio millón de libros a las aldeas más olvidadas. España: Las Misiones Pedagógicas (op.cit.), pp.302-318.[En línea]. [Consulta: 13/02/2017]. Disponible en: http://www.residencia.csic.es/misiones/sedes/inicio.htm

TIANA, A.: Las misiones pedagógicas: educación popular en la Segunda República. Madrid: Los libros de La Catarata, 2016

TORRES SANTO DOMINGO, M.: La Biblioteca de la Universidad de Madrid durante la Segunda República y la Guerra Civil. Tesis doctoral. Madrid: Universidad Complutense, 2011. [En línea]. [Consulta: 14/02/2017]. Disponible en: http://eprints.ucm.es/14119/1/BHTD6.pdf

Id.: Libros que salvan vidas, libros que son salvados: la Biblioteca Universitaria en la Batalla de Madrid. Calvo, B; Salaberría, R., eds: Biblioteca en guerra (op.cit.). [En línea]. [Consulta: 13/02/2017]. Disponible en:  http://eprints.ucm.es/9464/1/LIBROS_QUE_SALVAN_VIDAS_2.pdf

TUÑÓN DE LARA, M.: Medio siglo de cultura española: 1885-1936. Barcelona: Bruguera, 1970

UNESCO. Instituto de Educación.[En línea]. [Consulta: 3/03/2017]. Disponible en:  http://uil.unesco.org/es/unesco-instituto/historia


42 Teresa Andrés fue bibliotecaria jefa de la Sección de Bibliotecas de Cultura Popular. Se exilió en París, donde murió en 1946. En: Pérez Iglesias, p.3. Vid. Bib.
43 Pedro Salinas: De La voz a ti debida. Vid. Bib.: Cano: Antología
44 Blas de Otero. En el principio. Vid. Bib.
45 Federico García Lorca: Casida del llanto. De: Diván del Tamarit (Obra póstuma). Vid. Bib: Cano: Antología
46 Pablo Neruda. Explico algunas cosas. Vid. Bib.
47 Pablo Neruda. Explico algunas cosas. Vid. Bib.
48 España. Boletín Oficial de la Junta de Defensa Nacional, 8 de septiembre de 1936.
[https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/1936/003/J00009-00010.pdf] Vid. tb. Bib. Ramos [http://biblioteca.ucm.es/tesis/edu/ucm-t28031.pdf]
49 España. Boletín Oficial de la Provincia de Córdoba, 11 de septiembre de 1936. [https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/1936/003/J00009-00010.pdf] Vid. tb. Bib. Ramos [http://biblioteca.ucm.es/tesis/edu/ucm-t28031.pdf]
50 Pablo Neruda. Explico algunas cosas. Vid. Bib.
51 Jorge Guillén: Una prisión. Vid. Bib.: Cano: Antología
52 Luis Cernuda: Es lástima que fuera mi tierra. En: Desolación de la quimera. En: Cano: Antología… Vid.Bib.
53 Rafael Alberti: Lo que dejé por ti. De: Roma, peligro para caminantes. En: Cano: Antología… Vid. Bib.
54 Miguel Hernández. Tristes guerras. Vid. Bib.