EN UNA EMPRESA DE LUGO (GALICIA)

Declaran nulo el despido de un trabajador que participó en una huelga

El tribunal reconoce que la decisión de la empresa responde a una represalia contra el vendedor por teléfono por haber participado en huelgas convocadas por la CIG.

Foto: CIG
Foto: CIG

El Tribunal de Social 3 Lugo ha declarado nulo el despido “disciplinario” de un trabajador al entender que la decisión de la empresa responde a la “represalia” por haber participado en huelgas.

Según informa el sindicato Confederación Intersindical Galega (CIG), el tribunal obliga a la empresa a readmitir al trabajador en las mismas condiciones y a pagar los salarios atrasados en el tiempo del procesamiento.   

Entre julio y agosto de 2016, la empresa Abante BPO procedió a despedir a varios trabajadores por razones disciplinarias, citando una caída en los ingresos voluntarios. El 8 de julio, la CIG había convocado paros y una concentración para un convenio colectivo justo.

El secretario de organización de la CIG Lugo, Lois Neto, acusa a Abante BPO de “utilizar de manera fraudulenta el despido disciplinario como medida de represión contra el personal” y recuerda que después de la ola de despidos, la empresa procedió a contratar al menos cuatro nuevos trabajadores.