DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA (AGDSP)

14 puntos para recuperar la sanidad pública gallega

Esperamos que de las elecciones del próximo 25 de septiembre surja un gobierno progresista que ponga fin a las políticas de desmantelamiento del sistema público que está aplicando el Ejecutivo de Núñez Feijóo.

La salud es un derecho y no debe convertirse en un negocio. Las medidas aplicadas por los gobiernos del PP, a nivel central y autonómico, fueron en sentido contrario. Son decisiones políticas basadas en una ideología clasista (excluyente) que entiende la actividad asistencial como un nicho de negocio. Hace falta garantizar la atención sanitaria como un derecho de la ciudadanía. Esperamos que de las elecciones del próximo 25 de septiembre surja un gobierno progresista que ponga fin a las políticas de desmantelamiento del sistema público que está aplicando el PP. Para eso proponemos que desde el  gobierno de Galicia se apliquen las siguientes medidas.

1. Suspender en Galicia la aplicación del RDL 16/2102, volviendo a una sanidad universal, eliminando los copagos y garantizando una cartera de servicios única y equitativa para toda la ciudadanía.

2. Recuperación de la financiación sanitaria pública a los niveles del inicio de la crisis. Esta medida tendrá que ir acompañada de la renegociación con el Estado del modelo de financiación sanitaria y de medidas de racionalización del gasto en farmacia, alta tecnología, privatizaciones y conciertos.

3. Recuperación para el sistema público gallego de los centros y servicios asistenciales privatizados (nuevo hospital de Vigo, Laboratorio Central de Galicia, etc.) mediante un plan a corto, medio y largo plazo, que incluya auditorías de los contratos y concesiones con el sector privado, denuncias de las irregularidades detectadas y establecer estrategias de negociación.

4. Recuperar la titularidad pública del sistema de información sanitaria del Sergas (historia clínica, receta electrónica, central de llamadas, ...). Facilitar que los profesionales del sistema sanitario público accedan a la información que generan con la prohibición de acceso a los mismos por los centros privados, salvo en el caso de actividades concertadas (con carácter complementario). Obligatoriedad de que todos los centros y servicios realicen anualmente memorias sobre sus recursos y actividades.

5. Acabar con la figura del “socio tecnológico” utilizado para la adquisición de equipación tecnológica, y con los Institutos de Investigación Biomédica que se han acogido al modelo de colaboración público-privada y están controlados por la industria farmacéutica. Creación de un fondo público de investigación biomédica que reciba como mínimo el 1% del presupuesto sanitario y que sea de gestión pública, sin participación privada.

6. Recuperar el nivel de empleo en la sanidad pública, mediante un plan que incluya un diagnóstico de necesidades del sistema, establezca prioridades y acabe con la precariedad laboral. Acabar con la amortización de plazas por jubilación y con los contratos basura; desarrollar incentivos basados en la calidad asistencial, transparentes y con control democrático y recuperar los derechos laborales suprimidos por el PP.

7. Elaborar un plan integral para afrontar la situación de las listas de espera desde la sanidad pública mediante la ampliación de las camas hospitalarias, utilización plena de los centros hospitalarios, políticas de personal incentivadoras, mejora de la capacidad resolutiva de la Atención Primaria, dotación de recursos adecuados a los Servicios de Urgencias extrahospitalarios y exigencia de la dedicación exclusiva de los trabajadores sanitarios.

8. Recuperar el Plan de Mejora de la Atención Primaria, que la sitúe en el centro del sistema y potencie su capacidad resolutiva dotándola del personal, equipación y acceso a los recursos diagnósticos necesarios para garantizar las políticas de promoción y prevención de salud y una asistencia de calidad.

9. Suprimir las  Unidades de Gestión Integrada y recuperar las Gerencias de Atención Primaria.

10. Potenciar las Áreas Sanitarias como espacios para la coordinación de niveles y servicios asistenciales. Reintegrar a los hospitales comarcales los recursos y servicios que les sustrajeron en los últimos años.

11. Obligatoriedad de elaborar un Plan Gallego de Salud cuatrienal que oriente la política de la Consellería de Sanidad y del Sergas, complementado por planes de salud en cada Área Sanitaria que definan los recursos necesarios, los programas y actividades a desarrollar por centros y servicios, en función de sus necesidades y problemas de salud detectados con la participación de la población y de los trabajadores sanitarios.

12. Acabar con la libre designación de los cargos de gestión de los centros sanitarios mediante la cobertura de las plazas por concursos públicos de acuerdo con los principios de igualdad, mérito y capacidad, con evaluaciones del desempeño.

13. Garantizar la formación continuada de todos los trabajadores sanitarios de manera independiente y con contenidos fundados en la medicina basada en la evidencia, sin presencia de la industria farmacéutica.

14. Desarrollar en todos los niveles y centros del sistema instrumentos y mecanismos para favorecer la participación social y profesional.


Manifiesto elaborado por la Asociación Gallega para la Defensa de la Sanidad Pública (AGDSP).