SU VICTORIA PONE EN CUESTIÓN LA LEY ELECTORAL FRANCESA

¿Por qué fracasará Macron?

Si seguimos a los periódicos tradicionales ya sea de tirada nacional o internacional, todos ellos en manos de los poderes financieros vemos como han apoyado totalmente la candidatura de Macron

Macron obtuvo solamente el 16% del voto real, y sin embargo, en el parlamento tiene el 80% de los diputados

Si seguimos a los periódicos tradicionales ya sea de tirada nacional o internacional, todos ellos en manos de los poderes financieros vemos como han apoyado totalmente la candidatura de Macron y han presentado el triunfo de éste como el salvador de Francia y de Europa.

¿Será Macron el salvador de Francia y de Europa? Desde mi punto de vista evidentemente no, porque su proyecto político es el que desean las elites europeas, que no es otro que más neoliberalismo y no lo que demandamos la mayoría de europeos.

Su triunfo ha sido a base de dinamitar la alternancia política habitual en los países occidentales, dejando totalmente desolado el ámbito de los partidos franceses y casi acaba con el pluralismo. Su victoria, ha puesto en cuestión la ley electoral francesa, pues deben de saber, que Macron obtuvo solamente el 16% del voto real, y sin embargo, en el parlamento tiene el 80% de los diputados.

Dentro de los eslóganes publicitarios que empleó, nos comunicaba que su presidencia significaba un renacimiento para Francia y en consecuencia para Europa. El joven Macron, al que ya conocen, como el pequeño Napoleón, por su carácter fuerte y egocéntrico, estando convencido de su genialidad política y además cree que llega al poder sin ataduras a nadie.

Es evidente su inconsistencia intelectual con tal pensamiento, pero si ha llegado al poder no ha sido tanto por sus méritos, sino por el apoyo de las elites financieras e industriales y que no tenga la menor duda, que pagará el peaje de dicho apoyo. Como dijo Susana Díaz de Pedro Sánchez hace ya tres años “No vale pero nos vale”, este símil sirve también para Macron, aunque éste no se entere.

Los políticos europeos no son conscientes de que ellos no tienen el poder, sino solamente de forma nominativa, su única función es representar el libreto que les escriben las elites. Sirva como ejemplo, que recientemente el dimitido ministro de Industria, José Manuel Soria acaba de reconocer que eran las eléctricas las que le redactaban las leyes en todo lo referido al sector eléctrico.

macr

¿Qué propone Macron a los franceses?

Una devaluación salarial y de pensiones del 20% ¿Les suena, verdad? Lo cual provocará una caída de la demanda interna y un aumento del paro.

Una reforma laboral como la realizada por el PP en España, que significa una disminución de los derechos laborales, económicos y sociales de los trabajadores, dando todo tipo de facilidades a las empresas para despedir.

El modelo de Macron es el mismo que el aplicado por Rajoy y que aquí apoya Rivera (Ciudadanos). Lo que se busca es aumentar el número de asalariados bajos, siguiendo el modelo alemán ya que allí el 22,5% de los trabajadores cobran lo mínimo, mientras que en Francia es sólo el 8,8%. Entienden ahora, lo que sucede en España, es algo que busca Rajoy de forma intencionada y no por casualidad, para que ganen más beneficios el mundo empresarial.

Las reformas laborales neoliberales en Francia siempre se han encontrado con una gran resistencia sindical y esta ocasión será muy potente, debido a que pretende desregularizar todo el sistema laboral, con pérdidas salariales como hemos visto y de derechos. Lo único que busca es que la situación de los obreros sea todavía más precaria.

Disminución del número de funcionarios, con lo que los servicios sociales, sanidad, educación, dependencia etc., que realizaba el Estado, pasarían a mano de las privadas. Toda su política parte del principio neoliberal de que lo privado funciona mejor y más económico que lo público. Como vemos es España es un axioma totalmente falso.

Una vez más asistimos desde el mundo político, a que se mienta descaradamente, pues deben saber que uno de los lemas que más usó Macron fue “La Europa que protege”. Creo firmemente que el proceso que lleva es el de una mayor desprotección para la población pero mayor beneficio para los ricos.

Uno de los motivos del descrédito que sufre la Unión Europea, son las políticas neoliberales aplicadas, que acaban con los derechos sociales logrados tras años de lucha. Estas políticas son las que han creado los populismos, porque todos sabemos que los poderes políticos no nos protegen y siempre favorecen a las elites financieras y multinacionales.

mac

Macron enseguida comprobará la fuerte resistencia que provocaran sus políticas, que a pesar de envolverlos en papel couché representa el más puro y rancio neoliberalismo. Las mentiras aguantan un rato, pero cuando se aplican provocarán que Macron baje de su sueño fantasioso.

Ha pretendido presentarse como el presidente sin hipotecas y sin partido y todo basado en su saber hacer como buen tecnócrata. Ha nombrado un gobierno tecnocrático muy disciplinado y basado en la decencia, pero una cosa es la teoría y otra la realidad. En su primer mes de gobierno ha tenido que admitir cuatro dimisiones de sus ministros por causa de la corrupción.

Se ha presentado como un presidente innovador y original, sin nada que agradecer a nadie, todo esto forma macroparte de su fantasía personal, porque como hemos visto su elección ha sido fruto de los grandes poderes. La revista Foreing Affairs considera que “Macron es el político anglófono y filogermano que Europa necesita… Su ascenso pinta bien para los accionistas y empresarios, que piden una reestructuración urgentemente necesario del mercado laboral francés”.

Lo que intenta Macron y por eso fracasará, es culminar la hegemonía neoliberal en Francia. La globalización necesita destruir la estructura estatal de un Estado fuerte como es el francés, el cual es muy apreciado por su población. Son conscientes de que funciona muy bien, por otro modelo, el neoliberal globalizador como el que estamos viendo en España. Por eso, fracasará Macron.

Comprobaremos como ante la resistencia a esta política neoliberal, Macron aparecerá en su vertiente más autoritaria y llevará a la desaparición de la V Republica. Pondrá en crisis todo el proyecto de la Europa Común. La fantasía y el absurdo político del presidente Macron, lo pagaremos no solo los franceses, sino todos los europeos. Si sirve para acabar por una vez con el nefasto y difunto neoliberalismo sea bien venido.