UN BILLÓN DE EUROS AL AÑO DE PÉRDIDAS

Eurodiputados ven “inapropiado retirar 8 paraísos fiscales de la lista negra”

Creen que sacar a Panamá y otros siete paraísos fiscales de la “lista negra” resta credibilidad a la UE.

Los eurodiputados Anna Gomes y and Werner Langen.
Los eurodiputados Anna Gomes y and Werner Langen.

La UE pierde hasta un billón de euros al año por la evasión y elusión de impuestos, según cálculos de la Comisión Europea

Los ministros europeos de Finanzas decidieron el pasado 23 de enero sacar a Panamá, Barbados, Granada, Corea del Sur, Macao, Mongolia, Túnez y los Emiratos Árabes Unidos de la “lista negra” de paraísos fiscales, porque se comprometieron a abordar las preocupaciones de la UE.

El alemán Werner Langen, del Partido Popular Europeo, considera en una entrevista que se trata de una decisión “inapropiada”. “El Consejo no debería decidir sobre la base de cartas y garantías no vinculantes, sino sobre hechos”, añade el expresidente de la comisión especial de investigación de los llamados “papeles de Panamá”, el entramado de sociedades creadas en paraísos fiscales para evadir impuestos.

"Creo que la decisión resta credibilidad a la UE”, sostiene por su parte la socialdemócrata portuguesa Ana Gomes, vicepresidenta de la comisión especial. Gomes opina que en cualquier caso la credibilidad de la Unión “nunca fue muy convincente” en este terreno. “Algunos de los mayores paraísos fiscales del mundo son los Estados miembros de la UE, que bloquean constantemente cualquier intento de reforma interna significativa", asegura.

"La legislación actual permite a ciertos Estados miembros utilizar la elusión fiscal legal como un 'modelo de negocio' para apoyar su propia economía”, recuerda Langen en este mismo sentido. “Estas prácticas deben detenerse para garantizar una competencia fiscal justa entre los Estados miembros", agrega.

Pérdida de un billón de euros

La Comisión Europea calcula que la UE deja de ingresar alrededor de un billón de euros al año debido a la evasión y elusión de impuestos. Este dinero podría destinarse a cubrir gastos en sanidad, educación y servicios sociales, pero en su lugar acaba en paraísos fiscales de todo el mundo. Solo la pérdida impositiva asociada a los llamados “papeles de Panamá”, el entramado de sociedades creadas en paraísos fiscales para evadir impuestos, podría haberse destinado a dar apoyo a 1,5 millones de puestos de trabajo.

El establecimiento de una “lista negra” de paraísos fiscales fue una de las principales demandas de la comisión parlamentaria temporal sobre blanqueo de capitales y evasión y fraude fiscales, que investigó qué medidas deberían tomarse para abordar este problema.

La UE creó la “lista negra” de paraísos fiscales en 2017 con el objetivo de señalar a todos aquellos países que, pese a las advertencias de la Unión, no adoptaron medidas significas para corregir las deficiencias detectadas.


Fuente: Parlamento Europeo