PARA "PACTAR UN PROGRAMA PARA LA INVESTIDURA"

Sánchez acepta reunirse con Podemos, IU y Compromís y cierra el acuerdo con Coalición Canaria

El secretario general del PSOE ha aceptado la propuesta lanzada por el portavoz de IU-Unidad Popular para sentarse en una mesa de negociación 'a cuatro'.

El objetivo DE pedro Sánchez es "pactar un programa para la investidura, que proyecte en la legislatura la acción de un gobierno progresista y reformista"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha aceptado la propuesta lanzada por el portavoz de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, para sentarse en una mesa de negociación 'a cuatro' con Podemos y Compromís, pero con el objetivo de "pactar un programa para la investidura".

Así lo ha señalado en una carta remitida al portavoz parlamentario de IU, en respuesta a la que le había mandado ayer para invitarle a una mesa de negociación común para "explorar todas las vías posibles para conformar un gobierno alternativo".

Sánchez ha confirmado su disposición a "participar en la reunión de trabajo" propuesta por Garzón, que Compromís y Podemos aceptaron ayer, pero ha recalcado que el objetivo es "pactar un programa para la investidura, que proyecte en la legislatura la acción de un gobierno progresista y reformista".

En la misiva, el líder de los socialistas subraya su "coincidencia" con el diputado de IU "en la necesidad de mantener un proceso de diálogo para identificar políticas y propuestas compartidas que permitan la constitución de un gobierno progresista y reformista, apoyado por distintas fuerzas políticas".

A la vista de los resultados del 20 de diciembre, recalca, viene trabajando por "un entendimiento entre distintas fuerzas políticas que permita un gobierno alternativo al del PP para llevar adelante políticas progresistas".

"Con más énfasis lo vengo diciendo desde que el presidente en funciones, Mariano Rajoy, renuncio a presentar su candidatura, y con esa finalidad remití a las fuerzas políticas una propuesta de programa de Gobierno que, como sabes, estamos negociando con todos los partidos que así lo han querido", afirma.

Además, aprovecha la carta para subrayar que, mientras algunos están "trabajando intensamente", hay "quien apuesta por que la situación de interinidad se prolongue, con el consiguiente perjuicio para la mayoría de los ciudadanos, o incluso prefieren la convocatoria de nuevas elecciones, que llevarían hasta el mes de agosto la constitución del nuevo Gobierno".

"No es ésa la actitud del PSOE, queremos seguir hablando con todos los que apuestan por el cambio", insiste Sánchez, que ha confirmado así su disposición a participar en esa reunión, que por el momento no tiene fecha ni lugar.

Coalición Canaria cierra un acuerdo con el PSOE

fotonoticia_20160219145625_800La diputada de Coalición Canaria (CC) en el Congreso, Ana Oramas, ha anunciado que su formación ha cerrado un acuerdo con el PSOE tras pactar con el equipo negociador socialista la denominada 'agenda canaria', aunque será la Ejecutiva de la formación la que definirá oficialmente este sábado si ese acuerdo se traduce en un 'sí' a la investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Así lo ha puesto de manifiesto en la rueda de prensa posterior a la reunión que Oramas y el secretario general de su partido, José Miguel Barragán, han mantenido con la comisión negociadora del PSOE en el Congreso.

"La negociación con el PSOE se ha cerrado satisfactoriamente. Estamos muy satisfechos", ha verbalizado Oramas quien, no obstante, no ha querido avanzar su apoyo a la investidura de Sánchez, incidiendo en que eso tiene que decidirlo este sábado la Ejecutiva de la coalición y ha de ratificarlo el próximo 27 de febrero su Consejo Político.

De concretarse en un voto positivo, Coalición Canaría sería el primer partido en anunciar su respaldo a la investidura del candidato socialista, que cuenta también con el voto del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, en virtud del acuerdo por el que esta formación concurrió en coalición con el PSOE a las generales. Es decir, si CC da este sábado un 'sí' definitivo, los socialistas tendrían ya dos votos que sumar a los 89 de su grupo parlamentario.