DECLARA LA DUI PERO DA UN MARGEN PARA LA NEGOCIACIÓN

Puigdemont suspende la independencia para abrir unas “semanas de diálogo” y lograr un acuerdo

El presidente de la Generalitat asume el “mandato del pueblo” para que Cataluña se convierta en una república independiente, pero pide al Parlament posponer los efectos de la DUI y el inicio del proceso constituyente.

"Asumo el mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en Estado independiente en forma de república", ha subrayado Puigdemont

Carles Puigdemont ha decidido suspender la declaración de independencia con total "solemnidad". Así lo ha hecho saber este martes al pleno del Parlament en una esperada comparecencia en la que ha asumido el “mandato del pueblo” para que Cataluña se convierta en una república independiente, pero abriendo unas “semanas de diálogo” para resolver el conflicto.

"Asumo el mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en Estado independiente en forma de república", ha dicho, para acto seguido pedir al Parlament que "suspenda el efecto de la declaración de independencia para emprender un diálogo y llegar a una solución acordada", ha dicho en una declaración que no ha gustado nada a sus socios de la CUP.

Puigdemont da por válidos los resultados del referéndum de autodeterminación del 1 de octubre donde el ‘sí’ cosechó más de dos millones de votos, unos resultados, ha dicho, con los que “Cataluña se ha ganado el derecho de ser un estado independiente y de ser escuchado y respetado”. En esta línea, ha subrayado, que “las urnas dicen sí a la independencia” y que “este es el camino que estoy comprometido a transitar”.

Según ha afirmado el president, el momento actual que vive España y Cataluña exige “rebajar la tensión”, y también que el Gobierno de Rajoy “escuche” por “los que abogan por la mediación". En ese punto ha hecho un llamamiento a la Unión Europea para que “se implique a fondo” ya que Cataluña “es un asunto europeo”. Y todo ello, en un gesto de “generosidad y responsabilidad, tendemos la mano al diálogo”, ha asegurado, confiado en que el conflicto “se puede resolver”.

catalunya3

Puigdemont a los españoles: No somos unos delincuentes ni unos locos ni unos golpistas

Puigdemont ha esgrimido un relato completo de los agravios que, a su juicio, ha sufrido en los últimos años el pueblo catalán, haciendo hincapié en el vaciado del Estatut por parte del Tribunal Constitucional que dejó la propuesta catalana en un “texto irreconocible” y que supuso una “humillación”.

El president ha hecho un llamamiento a la calma, principalmente a los ciudadanos catalanes, “consciente”, dice, de que “hay mucha gente preocupada, angustiada y asustada porque lo que está sucediendo” y ha agradecido el apoyo de todas las personas que contribuyeron a la celebración de la consulta independentista.

También se ha dirigido en castellano al resto de españoles para que apuesten por el acuerdo: "No somos unos delincuentes ni unos locos ni unos golpistas, somos gente normal que pide poder votar y que ha estado dispuesta a todo para establecer el diálogo necesario para realizarlos de forma acordada", ha subrayado.