OFERTA DE EMPLEO PÚBLICO | PERIODO 2018-2022

El PSOE muestra su respaldo al acuerdo sindical para la oferta pública docente

Los socialistas exigen al Gobierno que elimine la inestabilidad y la precariedad en el colectivo y que se reduzca al 8% la tasa de interinidad.

"El incremento de interinos en el sistema provoca una inestabilidad que repercute en la calidad educativa”, sostiene el PSOE

La secretaria de Educación y Universidades, Luz Martínez Seijo, ha mostrado este martes el respaldo al acuerdo alcanzado entre organizaciones sindicales educativas para la oferta pública docente. Para Luz Martinez Seijo, los sindicatos “han demostrado un nivel muy alto de responsabilidad y procuran una solución al Ministerio de Educación desde el diálogo y el acuerdo en el acceso a la función pública docente”.

Seijo recalca que, en opinión de los socialistas, “el Ministerio no puede seguir haciendo caso omiso a la necesidad de mejorar las condiciones laborales del colectivo docente interino, eliminar la inestabilidad y la precariedad, lograr que se reduzca al 8% la tasa de interinidad y, a la vez, que no se vete el acceso a futuros profesores”.

Martínez Seijo ha destacado que es imprescindible recordar que “hemos llegado a esta situación por la política de recortes y la limitación de la tasa de reposición del Gobierno”.  “El incremento de interinos en el sistema provoca una inestabilidad que repercute en la calidad educativa”, sostiene. Por estas razones, los gobiernos autonómicos socialistas han exigido una conferencia sectorial urgente para articular el proceso de Oferta Pública Docente, mientras que la Comisión de Educación en el Congreso se ha pronunciado con una Proposición no de Ley la semana pasada y ayer lunes las organizaciones sindicales también se pronunciaron.

Luz Martínez Seijo ha señalado que para el PSOE es imprescindible que el marco para desarrollar la oferta pública docente los próximos años debe partir de la premisa de “que se suprima la tasa de reposición para el acceso a los cuerpos docentes, de modo que para este proceso se oferte el mayor número de plazas posibles desde la convocatoria de 2018 hasta la del 2022; que se favorezca la coordinación de todas las Comunidades Autónomas para que coincidan las convocatorias de los distintos cuerpos en todo el Estado; que estas pruebas no incluyan requisitos diferentes a los que ya se estaban exigiendo, y que en las oposiciones del 2018 y 2019 no haya ninguna modificación en el temario”.  Además, añade “que las pruebas de la fase de oposición no sean eliminatorias como han defendido los gobiernos autonómicos socialistas en la Comisión General de Educación, que se amplíe el número de temas a elegir y se tenga especialmente en cuenta la experiencia docente”.

La dirigente socialista cree que “el Gobierno tiene una oportunidad excepcional de resolver un asunto central para el correcto funcionamiento y la calidad del sistema educativo como es la estabilidad y la recuperación de los efectivos docentes. El Ministerio de Educación no puede seguir haciendo política obviando el diálogo y la posibilidad de acuerdo que tanto comunidades autónomas y organizaciones sindicales le están brindado en la ordenación de la oferta pública docente”, concluye.