GANA LAS PRIMARIAS CON EL 54 POR CIENTO DE LOS VOTOS

Miquel Iceta revalida el cargo en el PSC

Se ha impuesto a su única rival, la número dos del partido y alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, que ha logrado el el 46% de los apoyos

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, revalidará el cargo tras proclamarse vencedor de las primarias del partido con el 54% de los votos.

Se ha impuesto a su única rival, la número dos del partido y alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, que ha logrado el el 46% de los apoyos, han explicado fuentes socialistas.

El resultado ajustado al que apuntaban todos los pronósticos se ha acabado confirmando este sábado, en el que estaban llamados a votar 17.935 militantes.

Un histórico del PSC para seguir fortaleciendo el partido

38 años de militancia al servicio de que el socialismo catalán vuelva a relucir

Iceta asumió el mando del PSC por primera vez el 13 de julio de 2014, tras la dimisión de Pere Navarro y al vencer unas primarias sin rival, y ha logrado el principal reto que entonces se le encomendó: recoser un partido marcado por las escisiones y frenar la sangría de votos que parecía no tener fin.

Así, su principal acierto ha sido devolver a una relativa estabilidad al partido, pero no ha conseguido resolver la gran incógnita: si podrá devolver al PSC a las cotas de poder tanto municipal como autonómico que obtuvo en la primera década de este siglo.

El apogeo electoral del PSC llegó en 2003, cuando se hizo con las riendas de la Generalitat al lograr 42 diputados en el Parlament y más de un millón de votos; desde entonces, un descenso vertical hasta los 16 parlamentarios y los 523.000 votos actuales.

Iceta ha resituado el discurso del PSC sobre el 'derecho a decidir' hasta convertirlo en cómodo para todo el partido: rechazo frontal a una consulta de autodeterminación y defensa a ultranza de la reforma constitucional y de una referéndum para validarla.

El principal problema es que esta reforma no ha pasado de ser una declaración de principios, ya que no ha encontrado nunca apoyos para empezar a caminar ni en el Congreso de los Diputados ni el Parlament.