CUMBRE BILATERAL ESPAÑA-ALEMANIA EN SANTIAGO

Plena sintonía entre Merkel y Rajoy para seguir con las políticas de austeridad

Por Juan Martínez García | El presidente español consigue uno de los dos objetivos que se marcaba para esta visita de la máxima mandataria alemana, el apoyo a Luis de Guindos para presidir el Eurogrupo.

Rajoy y Merkel, en un tramo del Camino de Santiago. (Foto: La Moncloa)
Rajoy y Merkel, en un tramo del Camino de Santiago. (Foto: La Moncloa)

Las dos jornadas de Ángela Merkel, canciller de Alemania, en Santiago de Compostela junto con Mariano Rajoy tienen como resultado el apoyo explícito del gobierno alemán a Luis de Guindos como futuro presidente del Eurogrupo, cuando acabe el mandato Jeroen Dijsselbloem, actual presidente y ministro de Finanzas del gobierno holandés.

Mariano Rajoy consigue uno de los dos objetivos que se marcaba para esta visita de la máxima mandataria  alemana, que era conseguir los apoyos alemanes para que su actual ministro de Economía, Luis de Guindos, presida el Eurogrupo, y para que el exministro de Agricultura y actual eurodiputado del PP, Miguel Arias Cañete, sea miembro de la Comisión Europea.

Parece que el tono informal del encuentro (con el paseo por el Camino de Santiago, la cena en la compostelana calle del Franco y la visita a la Catedral) han servido de aliados para el presidente del Gobierno español y sus pretensiones de ganar presencia y visibilidad en la composición de las principales instituciones de gobierno de la Unión Europea.

Aunque quizá no hayan sido del todo suficientes los encantos de la ciudad compostelana para que Rajoy pueda cumplir al 100% sus objetivos en esta nueva etapa que se inicia en la Comisión Europea, ya que sobre Arias Cañete no ha obtenido el explícito apoyo de Merkel, como sí lo ha manifestado sobre De Guindos. Parece que Rajoy va a tener que seguir haciendo gestiones en apoyo de Arias Cañete, además de dirigirse por carta a Jean Claude Juncker, presidente electo de la Comisión Europea, proponiendo a Arias Cañete como comisario, como informó el propio Rajoy en la rueda de prensa posterior a la reunión mantenida con Merkel.

Los compostelanos han sido testigos lejanos de estas dos jornadas de Merkel en su ciudad, pero la distancia no ha evitado la crítica

A pesar de la informalidad del encuentro, los compostelanos han sido testigos lejanos de estas dos jornadas de Merkel en su ciudad, pero la distancia no ha evitado la crítica. Tanto el paseo por el camino de Santiago como el resto de desplazamientos por la ciudad han contado con un amplísimo despliegue de seguridad y cortes en las principales zonas de la ciudad. Aún así, al paso de Merkel y Rajoy por la plaza del Obradoiro después del paseo por el camino, ya hubo gente que les abucheó y recriminó sus políticas de recortes. Y los desplazamientos de Merkel y Rajoy de hoy por esa zona también se han visto marcados por los pitos y los abucheos de los cientos de personas convocadas por colectivos de emigrantes retornados, la CIG y el BNG en las proximidades de la plaza del Obradoiro, y sobre quienes ha intervenido la Policia cuando pretendían acceder a esa plaza.

No parece que hayan dedicado tiempo Rajoy y Merkel para abordar el fin de las políticas de recortes, sino todo lo contrario, felicitándose públicamente y recíprocamente por los resultados económicos de crecimiento actuales de ambos países, que ambos mandatarios destacan que se obtienen por las difíciles y duras medidas económicas aplicadas.

Tampoco ha trascendido ninguna información sobre los resultados del próximo Consejo Europeo del 30 de agosto, en que se acordarán los nombramientos de la presidencia de ese Consejo para este mandato, y del Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores. Si bien, ambos mandatarios confían en que se alcanzarán grandes acuerdos para el buen funcionamiento de las instituciones europeas y para que éstas cumplan con sus objetivos de más integración europea e incidencia política de la UE.