JUECES PROGRESISTAS PIDEN SU DEROGACIÓN

Jueces para la Democracia acusa al Gobierno de utilizar la prisión permanente revisable para “obtener rédito electoral”

Jueces para la Democracia recuerda que el Código Penal español “es uno de los más severos de nuestro entorno”.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá.
El ministro de Justicia, Rafael Catalá.

La prisión permanente revisable convierte la pena en perpetua al impedir su reinserción, recuerda JJpD

Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) considera que la introducción en el Código Penal de la pena de prisión permanente revisable “responde a la instrumentalización por el Gobierno del dolor de las víctimas con intención de obtener rédito electoral”

La asociación de jueces progresistas se posiciona en contra no solo de endurecer esta figura penal sino de derogar la que se aprobó en 2015 y responde al anuncio hecho por el Gobierno de que ampliará los delitos penados. El debate se ha recrudecido tras el caso de Diana Quer y la recogida de firmas contra la derogación.

JJpD recuerda que el Código Penal español “es uno de los más severos de nuestro entorno” y por ello insta a los grupos parlamentarios a derogar lo que en la práctica supone una cadena perpetua.

El colectivo de jueces recuerda que la prisión permanente revisable “es incompatible con el derecho a la reinserción y reeducación social del penado y contrario al artículo 25 de la CE, toda vez que penas de prisión con duración excesiva producen efecto desocializador, generan perjuicios psicológicos, dan lugar al desarraigo social y familiar de la persona condenada y convierte la pena en perpetua al impedir su reinserción”.

Asimismo, manifiestan que “es contrario al principio de humanidad de las penas que se funda en el principio de dignidad humana reconocido en el art. 10.1 de la CE dada su duración a priori indeterminada y en principio permanente que busca la inocuización del penado”.