EL GOVERN PLANTEA UNA “BATALLA JURÍDICA”

Jordi Turull denuncia "el estado de sitio" decretado en Cataluña

El portavoz del Gobierno advierte que la Fiscalía "se está saltando las normas para justificar actuaciones represivas contra un hecho que no es delito y por vulnerar derechos fundamentales".

Foto: Generalitat de Catalunya
Foto: Generalitat de Catalunya

Turull denuncia que el Fiscal General del Estado "expresa en los medios de comunicación que hay barra libre para todas las medidas"

El Gobierno de la Generalitat ha aprobado este martes una batería de recursos judiciales ante lo que considera actuaciones "ilegítimas" de la Fiscalía para impedir la celebración del referéndum del 1-O.

Así, el Govern planteará un requerimiento de incompetencia ante el Gobierno central contra la instrucción de la Fiscalía Superior de Cataluña del 22 de septiembre, dirigida a los Mossos, la Guardia Civil y la Policía Nacional. "Se crea un órgano de coordinación del cuerpo de Mossos contrario al previsto en el Estatuto y se vulneran las competencias de la Generalitat, que ha asumido en materia de seguridad pública todo lo previsto en el artículo 164 del Estatuto", según ha explicado el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno, Jordi Turull, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo.

El Ejecutivo de Puigdemont también ha acordado presentar un escrito ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el que pone de manifiesto "la asunción ilegítima" por parte del Fiscal Superior de Cataluña de la investigación general de los hechos denunciados en la querella interpuesta contra los miembros del Gobierno, un procedimiento judicial que ya está en manos del TSJC.

"La Ley de enjuiciamiento criminal es muy clara y, por tanto, esta actuación de la Fiscalía es una vulneración del derecho a un proceso con todas las garantías. Por lo tanto, requerimos que la Fiscalía Superior de Justicia, de conformidad con lo previsto en el artículo 773.2 de la Ley de Enjuiciamiento criminal cese de forma inmediata la práctica de cualquier diligencia relacionada con la celebración del referéndum", ha explicado Turull.

En este sentido, el portavoz ha detallado que el Ejecutivo catalán hace una "protesta formal por la vulneración de los derechos reconocidos en los artículos 24 de la Constitución; 14 del pacto internacional de derechos civiles y políticos; el artículo 6 del convenio europeo de los derechos humanos y el artículo 47 de la carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea, “que entendemos que se están violentando con esta actuación de la fiscalía". 

Asimismo, se presentará un recurso contencioso-administrativo ante el TSJC contra la instrucción de la Fiscalía, solicitando su suspensión como medida cautelarísima, ya que todas estas actuaciones de "no se ajustan a derecho".

"La Fiscalía se está saltando las normas para justificar las actuaciones represivas contra un hecho que no es delito, porque el Congreso despenalizó la participación en un referéndum", ha recordado Turull, que ha denunciado que el Fiscal General del Estado "expresa en los medios de comunicación que hay barra libre para todas las medidas, y esto se traduce en actuaciones que vulneran muchos derechos, como la libertad de expresión, la libertad de reunión o la inviolabilidad del correo postal".