BOTELLA HA ELEVADO LA DEUDA EN UN MILLÓN DIARIO

La deuda por habitante en Madrid ha pasado de 1.844 a 2.194 euros de 2011 a 2013

"Madrid está mucho peor desde que Ana Botella es alcaldesa", ha afirmado Jaime Lissavetzky tras repasar los dos últimos años de la economía madrileña.

En el periodo analizado, Ana Botella ha elevado la deuda de Madrid en casi un millón de euros cada día

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, asegura que “en Madrid se vive mucho peor desde que Ana Botella es Alcaldesa”. El edil -que ha querido huir de opiniones o apreciaciones personales y subjetivas- argumenta con cifras, concretamente con una serie de indicadores que su grupo ha analizado y comparado desde que tomó posesión la regidora hasta 2013.

En el periodo analizado, la deuda por habitante se ha incrementado un 11,4%, pasando de los 1.844 euros en 2011 a los 2.194 del año 2013.  “Es decir –ha explicado el portavoz– que en el periodo analizado, Ana Botella ha elevado la deuda de Madrid en casi un millón de euros cada día (942.465 euros/día)”.

El IBI media ha subido casi un 20% y los demás impuestos, tasas y precios públicos un 19,3%. Ha empeorado la gestión de la recaudación de los ingresos. En 2013 había pendiente de cobro 1.834 millones, un 5,4% más que en 2011

El IBI medio que pagan los madrileños ha subido casi un 20%, de 325,9 a 390,8 euros. Los impuestos, tasas y precios públicos por habitante en el mismo tramo temporal han crecido un 19,3% (de 677,3 euros a 807,9).

Algo similar sucede con el pago anual de la deuda. Mientras que en 2011 suponía el 15,7 % del total gastado por el Ayuntamiento, en 2013 ese porcentaje ha crecido hasta el 34,3 %.

También ha empeorado la gestión de la recaudación de los ingresos. El Ayuntamiento al cierre de 2013 tenía pendiente de cobro 1.834 millones de euros, con un crecimiento del 5,4 % con respecto a 2011.

Mientras los gastos suben, la inversión cae en picado. Entre 2011 y 2013 este parámetro ha bajado abruptamente un 37,2 por ciento, de los 130,5 euros por habitante de 2011 a los 81,9 de 2013, una reducción que se prevé sea mayor del 55% cuando se contabilice el periodo 2011 a 2014.

“Las cifras son elocuentes. Los madrileños pagan más, tienen más deuda y reciben mucho menos ahora que antes de que Ana Botella fuera nombrada Alcaldesa de Madrid. Es una evidencia indiscutible, que los ciudadanos sienten en su bolsillo y en su bienestar por mucho que el PP pretenda camuflarlo”, concluye Lissavetzky.