EL RETO DE PODEMOS, "LIDERAR LA OPOSICIÓN"

Irene Montero acusa al PSOE de "fraude electoral por el abstencionazo"

"La crisis del PSOE no es algo de lo que sentirnos felices y orgullosos o algo de lo que aprovecharlos porque para nuestro país que el PSOE se abstenga es una mala noticia", ha lamentado la portavoz adjunta de Podemos en el Congreso.

Un gobierno del PSOE con Unidos Podemos "tendría muchísimo más apoyo"

La dirigente de Podemos y portavoz adjunta en el Congreso, Irene Montero, ha denunciado el "abstencionazo" y el "fraude electoral" que, a su juicio, está a punto de cometer el PSOE si finalmente permite gobernar al PP y, aunque se ha mostrado "muy respetuosa" con la crisis interna que esta cuestión está generando en las filas socialistas, ha recordado que su formación siempre tiene "las puertas abiertas para todo el mundo que quiera aportar".

Montero ha asegurado que desde Podemos no pueden invitar ni a los dirigentes ni a los militantes críticos con la Gestora del PSOE y la posible abstención a unirse a Podemos si consideran que ese partido ya no representa sus intereses, pero ha añadido que, si lo decidieran, el partido morado tiene sus puertas abiertas.

"Tenemos las puertas de Podemos y del espacio político que representa abiertas para todo el mundo que quiera aportar, y eso es una decisión que tendrán que tomar ellos en su caso. Pero quiero ser muy escrupulosa y muy respetuosa", ha reafirmado.

La jefa de gabinete del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que en su formación no entienden la crisis del PSOE como algo de lo que puedan beneficiarse, en la medida en que la forma de resolverla con ese "abstencionazo" implica "un intento de cierre oligárquico que beneficia a los privilegiados y no a la mayoría social castigada por la crisis".

EL RETO, "LIDERAR LA OPOSICIÓN"

"La crisis del PSOE no es algo de lo que sentirnos felices y orgullosos o algo de lo que aprovecharlos porque para nuestro país que el PSOE se abstenga es una mala noticia", ha lamentado. Eso sí, ha asegurado que esa deriva del PSOE no es "su responsabilidad" y que el deber de Podemos es trabajar para ser capaces de "liderar la oposición parlamentaria".

"Lo que tenemos que hacer ahora es asumir con mucha responsabilidad dentro de las instituciones la oposición parlamentaria, que es la que nos han otorgado. Tenemos que ser capaces de liderar esa oposición y luego tenemos que hacer un trabajo de fortalecimiento de los sectores de la sociedad civil organizada", ha matizado.

Aunque Montero da por hecho el inminente "abstencionazo", ha defendido que el PSOE debería consultar a sus bases la decisión de abstenerse en la previsible investidura de Mariano Rajoy, porque si no, estará cometiendo ante sus votantes "un fraude electoral".

"Van a hacer justo lo contrario de lo que decían en campaña. Están traicionando el voto de una manera muy clara porque en campaña dijeron 'no es no' y ahora van a entregarle el gobierno al partido de la corrupción", ha denunciado.

"SI FUESE VOTANTE DEL PSOE QUERRÍA QUE ME VOLVIERAN A PREGUNTAR"

Montero cree que los votantes socialistas preferirían unas terceras elecciones antes que una abstención que permita que Rajoy siga en La Moncloa

De hecho, la jefa de gabinete de Iglesias va más allá y considera que los votantes socialistas, no ya los militantes, preferirían que se les preguntara "otra vez" porque cuando dejaron sus papeletas en las urnas lo hicieron convencidos de que el PSOE no permitiría un gobierno del PP; es decir, Montero cree que los votantes socialistas preferirían unas terceras elecciones antes que una abstención que permita que Rajoy siga en La Moncloa.

"Si yo fuese votante del PSOE, preferiría que antes de entregarle un gobierno al PP habiendo dicho en campaña que no iban a hacerlo, me volviesen a preguntar, porque yo cuando he votado al PSOE lo he hecho pensando que el 'no' era una realidad. Si fuese votante del PSOE de alguna manera me enfadaría mucho con este fraude electoral", ha avisado.

A su juicio, un gobierno del PSOE con Unidos Podemos "tendría muchísimo más apoyo". No obstante, Montero ha asegurado que los socialistas nunca han querido realmente formar un Ejecutivo progresista con ellos, ni siquiera el sector del exsecretario general, Pedro Sánchez, y sus afines que, según ha apuntado, primero querían gobernar con Ciudadanos y, tras los comicios de junio, "repetir elecciones a ver si ganaban por cansancio".

"No había ningún PSOE que quisiera gobernar con nosotros", ha enfatizado, al tiempo que ha aseverado que en ningún momento Sánchez les trasladó "una propuesta en firme" durante las conversaciones que mantuvo con Iglesias tras las elecciones del 26 de junio. "Eso nunca se produjo. Había una conversación más fluida, pero nunca hubo una propuesta por parte del PSOE", ha asegurado.

En esta línea, Montero considera que Podemos acertó con su decisión de no abstenerse tras las elecciones del 20 de diciembre para permitir un gobierno de Sánchez, basado en su pacto con Ciudadanos, aunque "entonces a lo mejor no se entendiera", e incluso algunas voces del partido morado defendieran esa posibilidad, tal y como ha reconocido.

"YA NI DISIMULAN" SU ACERCAMIENTO AL PP

Además, ha criticado que Fernández y los partidarios en el PSOE de la abstención ya no se preocupan ni por disimular su acercamiento "a la derecha", tal y como se demostró, a su juicio durante los actos de celebración del 12 de octubre. "No se vio tanta distancia y había hasta cierta distensión, alegría y compadreo entre esas élites del PSOE que le quieren entregar el gobierno al PP", ha lamentado.

"Recuerdo una chirigota de los carnavales de Cádiz que decía: tenga cuidado el PSOE, a ver si se va a colocar a la derecha con disimulo. El 12 de octubre ya no había tanto disimulo. En según qué momentos un poco de oficialidad o de elegancia, pero poco disimulo para colocarse del lado del partido más corrupto, me atrevería a decir de la historia de Europa", ha sentenciado.