OPERA CON DISTINTAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

La empresa israelí que vigila el muro de Cirjordania (Palestina) goza de sustanciosos contratos en España

En 2015, último año del que constan datos públicos, la empresa Magal S3 aumentó en un 25% el volumen de sus negocios en España.

El muro de Israel en Cisjordania.
El muro de Israel en Cisjordania.

Actualmente Magal S3 gestiona algunos de los sistemas de seguridad más importantes de nuestra red eléctrica, incluyendo dos centrales nucleares

Sara Vilà, senadora de En Comú Podem, ha cursado varias preguntas al Gobierno de Mariano Rajoy respecto a la empresa Magal S3, de origen israelí y que opera en nuestro país a través de su filial ibérica, teniendo suscritos sustanciosos contratos con diversas administraciones públicas.

Según informa el grupo en un comunicado, en 2002 Magal S3 ganó un concurso del gobierno israelí para dotar de seguridad al 80% de los 125 kilómetros del muro de separación que Israel ha construido para aislar a los territorios palestinos, cuyos habitantes sufren una grave crisis de subsistencia, convirtiéndose en una pieza clave en la política de apartheid que numerosos grupos y organizaciones pro Derechos Humanos denuncian.

La estrecha colaboración de Magal S3 con el gobierno israelí durante los últimos 50 años de ocupación ha otorgado a la empresa la experiencia acumulada necesaria para convertirse en líder mundial en el sector de la seguridad, “a costa de la sistemática vulneración de los Derechos Humanos de la población palestina, tal y como denuncia el Observatorio de Derechos Humanos del Norte de África y Oriente Medio”, recuerda elgrupo En Comú Podem.

La senadora Vilà pregunta por ello al Gobierno de Rajoy “si es consciente de la vulneración sistemática de los Derechos Humanos que define la actuación Magal S3 en Palestina y si al Gobierno le parece adecuado que se contrate con dinero público los servicios de una empresa con semejante historial”.

Actualmente Magal S3 es responsable del sistema de seguridad de los puertos de Tarragona y Ceuta, así como de los aeropuertos de Zaragoza y Málaga. Asimismo, también gestiona algunos de los sistemas de seguridad más importantes de nuestra red eléctrica (incluyendo dos centrales nucleares), infraestructuras críticas de seguridad (7 bases militares y las sedes centrales de AENA y Policía Nacional) y hasta 8 centros penitenciarios o de detención ubicados en diferentes lugares del Estado Español.

En 2015, último año del que constan datos públicos, Magal S3 aumentó en un 25% el volumen de sus negocios en España.