DECLARACIONES DE ALBERTO GARZÓN

La "corrupción estructural que sufrimos justifica por sí sola la moción de censura a Rajoy"

El coordinador federal advierte en el acto organizado por IU que se debe ir más allá de “los casos individuales de corrupción que se suceden, porque es posible que no dejen ver el bosque que hay detrás.”

El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha alertado esta tarde sobre la “corrupción estructural” que ha enraizado en nuestro país, algo ya conocido, pero ha advertido de que “el problema no radica en la acumulación de casos, aunque sea grave, sino que estamos ante un nuevo concepto de corrupción dirigida básicamente hacia los fondos públicos para satisfacer intereses privados, claramente relacionados con una economía capitalista de maximización de beneficios”.

Apenas seis horas después de participar por la mañana en el registro en el Congreso de la moción de censura del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy, Garzón señaló que “sobran argumentos que expliquen los motivos para echar al PP del Gobierno, entre ellos los recortes, la socialización de las pérdidas y la privatización de las ganancias, o la pérdida de derechos, pero la más grande es esta corrupción que, por sí sola, justifica la moción de censura”.

El máximo responsable de IU intervino esta tarde en el acto público organizado por IU en el Círculo de Bellas Artes bajo el lema ‘Causas y consecuencias de la corrupción en España: razones para una moción de censura’. Le acompañaron en las intervenciones Paco Segura, portavoz de Ecologistas en Acción; Juan Moreno, abogado de la ‘Querella Bércenas’ y Julia Pérez, periodista de tribunales de ‘público.es’. Actuó como moderadora Sol Sánchez, coportavoz de IU Madrid.

Alberto Garzón incidió en la “obligación ética” que ha llevado a Unidos Podemos a presentar la moción de censura, mucho más en un momento en que una buena parte de los “principios y valores” inherentes a toda sociedad democrática “se están poniendo en cuestión”.

Explicó que esta obligación va mucho más allá del hecho de que “la moción es posible que no salga adelante” porque la rechacen otras formaciones con las que el partido de Rajoy llega a acuerdos en esta complicada legislatura. Al tiempo, alertó de que no se deben ver sólo “los casos individuales de corrupción que se suceden, porque es posible que no dejen ver el bosque que hay detrás”, incluido que mañana “aparezca alguien del PP o alguien de ‘color naranja’ para anunciar que es quien va a regenerar todo esto” y parezca creíble.

Garzón señaló que “sólo se habla de corrupción”, pero también “habría que hablar de anticapitalismo”, ya que nos referimos a “un proceso que va más allá de la moralidad de ciertas personas, ya que son casos que demuestran una situación estructural”. Por ello, sentenció que “corremos el riesgo de pensar que hay instituciones que operan el vacío, cuando lo hacen dentro del capitalismo. Combatamos la corrupción, pero también lo otro”.

El coordinador federal de IU no olvidó denunciar también que el PP “no sólo ha tomado las instituciones para utilizarlas en beneficio propio, sino que ha puesto en marcha una serie de actuaciones para desvirtuar algunas de ellas, como la Fiscalía, que son fundamentales para responder desde un Estado democrático a lo que está pasando”.

Sol Sánchez, por su parte, en la introducción que hizo del debate, apuntó que “la estructura subyacente del poder político y económico en nuestro país apenas ha cambiado en los últimos 150 años. El caciquismo ha conseguido sobrevivir y medrar en las instituciones hasta hoy”.