QUEBRÓ LOS PRINCIPIOS DE IGUALDAD

El Constitucional marca el camino de salida de Montoro anulando su amnistía fiscal de 2012

Técnicos del Ministerio de Hacienda piden la dimisión de Montoro tras la anulación de la amnistía fiscal por parte del Tribunal Constitucional.

Cristóbal Montoro en una foto de archivo.
Cristóbal Montoro en una foto de archivo.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) han pedido la dimisión del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras la anulación por parte del Tribunal Constitucional de la amnistía fiscal aprobada en marzo de 2012. De esta forma, estimaron que la sentencia da un fuerte varapalo al Gobierno poniendo de manifiesto que quebró los principios de capacidad económica, igualdad y progresividad recogidos en el artículo 31.1 de la Constitución.

Gestha considera que Montoro “no veló por preservar los principios esenciales que deben regir el sistema tributario para que sea considerado justo, por lo que la continuidad del titular de la cartera de Hacienda es insostenible”.

Con esta sentencia, el Tribunal Constitucional “parece cerrar la puerta a nuevas amnistías al argumentar que el Estado está obligado a exigir a todos el sufragio de los gastos públicos sin que pueda legitimar con la amnistía la conducta de quienes, de forma insolidaria, incumplieron su deber de tributar según su capacidad económica, quedando finalmente en una situación más favorable que la de aquellos que cumplieron voluntariamente y en plazo con sus obligaciones fiscales”, señala el colectivo.

Los técnicos de Hacienda advirtieron ya en 2012 que el gran inconveniente de cualquier amnistía es que ataca al principio de igualdad pues provoca un agravio comparativo para los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales, que soportan tipos superiores que en el IRPF llegaron hasta el 52% –al 56% en Cataluña– y hasta el 30% en Sociedades, mientras que los defraudadores pudieron saldar sus cuentas con el Fisco con el pago del 10%.