DENUNCIA HECHA POR LA FUNDACIÓN FIBGAR

Baltasar Garzón califica el caso de Santiago Maldonado como delito de desaparición forzada

Acusa al Gobierno Macri de “ponerse a la defensiva cuando hay indicios de que puede haber funcionarios implicados en un hecho de desaparición”.

Garzón considera necesaria “una investigación con luz y taquígrafos” para averiguar qué ha ocurrido con el joven activista”

“La desaparición de Santiago Maldonado tiene toda la naturaleza de desaparición forzada” afirma la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR) en un comunicado, sumándose así a las protestas que amplios sectores de la sociedad argentina y diversas personalidades están realizando para reclamar la verdad sobre este caso.

Garzón considera necesaria “una investigación con luz y taquígrafos” para averiguar qué ha ocurrido con el joven activista”. Santiago Maldonado, de 28 años, desapareció el pasado 1 de agosto, cuando fue visto por última vez mientras participaba en una manifestación de la comunidad mapuche Lof Cushamen en Esquel, provincia argentina de Chubut, que fue reprimida por efectivos de la Gendarmería argentina (policía de frontera).  Denunciaban entonces la detención de su líder Facundo Jonas Huala, pendiente de una petición de extradición de la Justicia chilena por presunto terrorismo.

baltasar garzon“Todo lo sucedido, el silencio, la confusión, de noticias falsas, el negacionismo oficial, es algo ya demasiado conocido en la historia de Argentina. El Ejecutivo, la Gendarmería, el Ministerio de Seguridad, han enturbiado mucho más la investigación judicial, al punto que la propia Justicia está en entredicho, aunque se encuentre abanderando las investigaciones”, señala la fundación.

Hasta el momento, el Gobierno de Macri niega que el joven haya sido detenido, pero hay testigos que aseguran que la Gendarmería Nacional, tras recibir la orden de intervenir en la manifestación, capturó al joven activista.

Para Garzón "lo que no puede hacer un Gobierno es ponerse a la defensiva cuando hay indicios de que puede haber funcionarios implicados en un hecho de desaparición. Es imprescindible una investigación transparente bajo un control judicial exhaustivo, porque en esta situación, la pregunta es qué está ocurriendo y por qué se oculta. El Gobierno debería tener una actitud exactamente contraria, es decir, promover una investigación absolutamente exhaustiva, transparente, con monitoreo externo independiente, bajo un control judicial estricto”.