CRITICAN LA "PARÁLISIS" EN SU DEPARTAMENTO

Asociaciones de fiscales acusan al fiscal general del Estado de "sumisión" al Ministerio de Justicia

La Unión Progresista de Fiscales y la Asociación Profesional Independiente de Fiscales piden la convocatoria inmediata y extraordinaria del Consejo Fiscal, "para que se oponga a esta implantación forzada".

"No es admisible la sumisa ejecución de la política equivocada del Ministerio de Justicia"

La Unión Progresista de Fiscales (UPF) y la Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF) han suscrito conjuntamente un comunicado en el que critican al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, por su "sumisión" al "errático y deficiente" plan del Ministerio de Justicia para implantar un modelo telemático que acabe con el uso de papel en las fiscalías.

Ambas asociaciones piden la convocatoria inmediata y extraordinaria del Consejo Fiscal, "para que se oponga a esta implantación forzada, que deberá ser suspendida hasta que se solucionen los graves problemas ahora existentes".

Denuncian que al fiscal general "no parece preocuparle la grave incidencia de esa operación política de imagen en la organización del Ministerio Fiscal y la eficacia de su trabajo"

A su juicio, la Fiscalía General del Estado vive en una situación de parálisis sin precedentes en las últimas décadas. "La ausencia de proyecto alguno del actual fiscal general nos está colocando en una situación de extrema debilidad institucional que pone en serio riesgo nuestra capacidad para cumplir con el mandato constitucional de la defensa de la legalidad, los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, y lo sitúa además, por ausencia de ideas propias, en un estado de absoluta sumisión al cumplimiento de las decisiones políticas del Ministerio de Justicia".

Las asociaciones critican el proyecto de 'papel cero' de Justicia porque, según denuncian, se pretende implantar "sin ninguna evaluación del impacto" y porque su finalidad es "principalmente político-mediática". En los primeros compases de su puesta en marcha se ha puesto de manifiesto "su deficiente planificación e incompetente ejecución", aseguran.

Las asociaciones están molestas porque entienden que se ha ocultado al Consejo Fiscal la existencia de un calendario formal de aplicación del plan. "No es admisible la sumisa ejecución de la política equivocada del Ministerio de Justicia", dicen las asociaciones, que además denuncian que al fiscal general "no parece preocuparle la grave incidencia de esa operación política de imagen en la organización del Ministerio Fiscal y la eficacia de su trabajo".