CONTESTA CARLOS CRUZADO | GESTHA

¿Cómo sacar partido al plan de pensiones en la recta final del año?

El último mes del año es el momento propicio para sacar partido de algunas ventajas fiscales que pueden suponer un ahorro importante en la declaración de la renta del próximo ejercicio.

La recta final del año es la ocasión idónea para hacer aportaciones a un plan de pensiones o a un plan de previsión asegurado

Se acerca el final del año. Y el último mes es el momento propicio para sacar partido de algunas ventajas fiscales que pueden suponer un ahorro importante en la declaración de la renta del próximo ejercicio. Si bien es cierto que son las personas más adineradas las que, paradójicamente, más pueden beneficiarse; cualquier contribuyente que tenga un plan de pensiones o un plan de previsión asegurado con algo de dinero ahorrado podría aprovecharse de las reducciones y deducciones.

Pese al reciente anuncio del Gobierno sobre la bajada de las comisiones que se aplican a la gestión de estos productos de ahorro e inversión, desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) consideran que los costes continúan siendo enormes, al compararlos con las de otros países del entorno. No obstante, en septiembre, según los últimos datos publicados por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco), el patrimonio invertido en planes de pensiones privados sobrepasó los 109.200 millones de euros. Las aportaciones acumuladas en el tercer trimestre del año alcanzaron los 804 millones de euros, mientras que las prestaciones fueron de 865 millones. Por tanto, atendiendo a las cifras de Inverco, las prestaciones netas del tercer trimestre de 2017 superaron los 60 millones de euros.

Pues bien, la recta final del año es la ocasión idónea para hacer aportaciones a un plan de pensiones o a un plan de previsión asegurado. Eso sí, hay que tener en cuenta que la reforma fiscal redujo la cantidad límite que se puede aportar, que pasó desde los 10.000 euros hasta los 8.000 euros, siempre y cuando no supere el 30% de los rendimientos del trabajo y de las actividades económicas, independientemente de la edad.

Después de la reforma fiscal, los contribuyentes cuyo cónyuge no obtenga rendimientos del trabajo ni de actividades económicas o los obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales, podrán reducir de la base imponible general las aportaciones realizadas al plan de pensiones de dicho cónyuge, con el límite máximo de 2.500 euros anuales, cuando antes de su entrada en vigor el límite estaba en los 2.000 euros. 

En este escenario, el ahorro fiscal variará en función de los ingresos y de los tipos marginales aplicados en la comunidad autónoma de residencia. Así, atendiendo a las estadísticas de los declarantes del IRPF, la máxima ventaja es aprovechada, únicamente, por el 3,5% de los declarantes, que son los que ingresan más de 60.000 euros, cuyo ahorro les supone el 45% de la aportación al plan de pensiones, aunque este porcentaje cambiará según dónde se resida. Y es que, por paradójico que pueda parecer, a igualdad de importes invertidos en planes de pensiones, la ventaja fiscal para las rentas altas es casi el doble que para las rentas medias.

Más allá de los planes de pensiones, pero en cuanto a productos de ahorro e inversión se refiere, la recta final del año también es un buen momento para compensar las pérdidas generadas por un fondo de inversión, acciones o derivados financieros con las ganancias patrimoniales que se hubieran podido obtener.

En definitiva, en lo que queda de año, además de pensar en preparar la Navidad, los contribuyentes que quieran lograr un ahorro fiscal en su próxima declaración de la renta, y puedan, tendrán que ponerse las pilas y actuar. Sin embargo, antes de movilizar el dinero, deberían saber que el ahorro fiscal máximo que pueden conseguir es su carga real del IRPF. Es decir, el importe de la cuota resultante de la autoliquidación, pues Hacienda sólo devuelve las retenciones.

CARLOCRUZADO

 

 

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)