CONTESTA CARLOS CRUZADO | TÉCNICOS DE HACIENDA

¿Sabías que Cáritas recibe más dinero de la casilla de fines sociales que de la propia Iglesia?

Marcar la casilla Fines Sociales supone una ayuda imprescindible para más de 5,5 millones de personas que se encuentran en situación de precariedad.

Como todos sabemos, los ciudadanos pueden dedicar una muy pequeña parte de su impuesto de la Renta (el 0,7% para cada casilla) al sostenimiento de la Iglesia Católica y/o a otros fines sociales o, por el contrario, también pueden no optar por ninguna de ellas, en cuyo caso el resultado se aplica a los fines generales del Estado.

En el caso concreto de los contribuyentes católicos que estén interesados en aportar a la Iglesia, así como al de las ONGs que dependen de ella deben saber que, aparte de marcar la casilla de la Iglesia, también deberían incluir una equis en la casilla de “Fines Sociales”, que permite cada año respaldar más de 1.000 programas de cientos de ONGs que atienden a cerca de seis millones de personas cuya calidad de vida depende casi exclusivamente de la solidaridad de los demás. Entre esas ONGs se encuentran más de 40 católicas, incluida Cáritas.

De hecho, por la vía de “Fines Sociales”, Cáritas recibió en 2012 casi 23 millones de euros, una cantidad que multiplica por cuatro el dinero que esta organización recibió de la Conferencia Episcopal Española (unos seis millones de euros).

Otro aspecto a considerar a la hora de marcar cualquiera de estas casillas es que no tiene ningún coste adicional para el contribuyente. Si la declaración sale “a devolver” no se le restará ningún porcentaje de esa cantidad y si es “a pagar” no le supondrá ningún incremento.

Independientemente de las convicciones religiosas que tenga cada uno, desde Gestha consideramos que marcar la casilla Fines Sociales supone una ayuda imprescindible para más de 5,5 millones de personas que se encuentran en situación de precariedad. Solo en el caso de Cáritas, las personas atendidas se han triplicado durante la crisis, hasta superar el millón. Y, pese a que en los últimos cinco años dos millones de nuevos contribuyentes solidarios ya marcan la casilla de “Fines sociales”, todavía hay más de 1.000 proyectos que quedan sin atender o, lo que es lo mismo, sin financiación.

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)