SE HAN CERRADO 16.000 OFICINAS

El rescate bancario ha costado 82.000 empleos y 40.078 millones de euros

A fecha de hoy no se ha recuperado el 92,9% de lo desembolsado directamente por el erario público.

El fiasco económico es histórico, afirma UGT

El rescate bancario ha supuesto la pérdida de 82.000 puestos de trabajo, el cierre de más de 16.000 oficinas y 40.078 millones de euros que el Estado el conjunto de la sociedad española no va a recuperar, según denuncia UGT.

El sindicato pone el acento en las familias “que han sufrido las consecuencias de los errores de previsión de los reguladores”, un “eufemismo”, a juicio de UGT, “con que se ha despachado el exsubgobernador del Banco de España, José María Viñals, “para no decir que fueron consentidores de las decisiones indebidas e irresponsables de los altos directivos”.

Y todo esto después de que el presidente Gobierno, Mariano Rajoy y el ministro de Economía, Luis de Guindos asegurasen que “el rescate no costará ni un euro a los españoles”.

La cifra económica supera los 120.000 millones, si se tiene en cuenta que el Fondo de Garantía de Depósitos puso otros 9.745 millones de euros y si al montante en “cash” se le suman otros riesgos asumidos por el Estado en concepto de avales, etc.

UGT considera que “el fiasco económico es histórico”, pues a fecha de hoy no se ha recuperado el 92,9% de lo desembolsado directamente por el erario público. El Banco de España ha manifestado que se espera la recuperación de hasta otros 10.416 millones, "si bien esa es una expectativa incierta".

Al sindicato también le preocupa el coste no cuantitativo de la restructuración bancaria particularmente por la altísima concentración bancaria que se ha producido, “de la que se deviene un oligopolio financiero de hecho, con graves repercusiones para los clientes y para el empleo en el sector”.